sin peligro en ataque

El deslucido debut de Vinicius en el Castilla: poca samba y más trabajar

Vinicius debutó con el Castilla sin mostrar el potencial que se le presume. Tendrá que sufrir el rigor de una categoría como la Segunda B donde hay que trabajar más que lucirse

Foto: Vinicius durantido de la pretemporada con el primer equipo del Real Madrid. (Efe)
Vinicius durantido de la pretemporada con el primer equipo del Real Madrid. (Efe)

La cocción de Vinicius será larga y delicada porque el chico tiene ingredientes para convertirse en un plato gourmet, pero los plazos en el fútbol no tienen nada que ver con el ruido en las tripas de los dirigentes del club blanco que pretenden deleitarse cuanto antes de las cualidades del brasileño con el primer equipo en el Bernabéu. La ansiedad o gula de la directiva, de fino paladar, choca con la cocina tradicional de los especialistas. Aquí se impone el criterio de un solo cocinero. Julen Lopetegui le abre las puertas para que entrene en el primer equipo porque es una apuesta de Florentino Pérez -que lo califica de magnífico-, pero le envía a jugar al Castilla para que coja más cuajo. Es la doble ración que tiene por delante Vinicius. En el día a día se sentirá una estrella practicando con Bale, Benzema, Ramos y compañía, mientras que los fines de semana comerá arroz pegado en la Segunda división B con el Castilla de Solari.

Vinicius debutó con el Castilla con victoria ante Las Palmas Atlético (2-0) y poco lucimiento en lo personal. En el equipo filial también tiene otras estrellas emergentes que aceptarán sus privilegios -veremos si hay recelos-, pero que harán todo lo posible porque sus carreras también sean valoradas a los ojos de los técnicos. El gran objetivo de los nuevos compañeros del brasileño es llegar al primer equipo. Matarían por un entrenamiento y no digamos ya por tirar la puerta del primer equipo. El debut de Vinicius con el Castilla quedó eclipsado por un futbolista argentino Franchu, que hizo un golazo -el segundo- y mostró que tiene calidad y talento para que se le tenga en cuenta para el primer equipo.


Franchu Feuillassier, con el 7 a la espalda -ahora que este dorsal está libre en la primera plantilla tras la salida de Cristiano Ronaldo- hizo las maravillas contra Las Palmas Atlético. Un futbolista que fichó en 2009 y que ha pasado por las manos de Juan Eduardo Esnaider y Guti. Hasta Zidane se fijó en él la pasada temporada y le hizo debutar en un partido de Copa del Rey contra el Fuenlabrada -26 de octubre de 2017-. Tiene algo especial y está más hecho que Vinicius. Agresivo, directo, 'gambeteador' y con gol. Vinicius vio de cerca que tiene compañeros que le harán sombra en los partidos. Brillaron también el goleador Seoane -hizo el primer tanto- y Cristo, con el '9' en la espalda.

A Vinicius, con el dorsal 11, le faltó más descaro y atrevimiento. Hay que tener paciencia, lógicamente, pero cuando se pone toda la carne en el asador por un chico que ha costado 45 millones de euros y se le dan todo tipo de facilidades para ayudarle en su adaptación y crecimiento, también hay que ser exigentes. Solari le puso en la banda izquierda para abrir el campo y lanzar diagonales. En el primer minuto se fabricó una jugada que finalizó con un disparo flojo a portería. El resto de la primera parte se le hizo cuesta arriba. Le costó entrar en juego, estuvo impreciso en los pases, le faltó encarar y quedó desconectado. Adoleció, incluso, de energía en la presión. En la segunda parte entró con más chispa y dejó un detalle con un caño. Poco más que destacar de un chico que va a comprobar que la Segunda B española la samba está muy cara y toca trabajar.

Luca Zidane, en un entrenamiento. (Efe)
Luca Zidane, en un entrenamiento. (Efe)

Luca Zidane, al filial

El debut de la perla brasileña debería haber levantado más expectación por ver a un chico que va a reforzar el Castilla y tiene que generar tirón entre los aficionados. Pero tampoco se notó en las gradas del Alfredo Di Stéfano, que registró una entrada de poco más de 1.000 espectadores en un aforo de 6.000. Poca gente para un día que entra en la historia del Madrid y Vinicius si el chico consigue hacer carrera y triunfar en un club de enorme presión y exigencia.

El estreno de Vinicius también fue el regreso de Luca Zidane al filial. El hijo de Zinedine, que llegó a debutar con el primer equipo en el último partido de Liga de la apasada temporada contra el Villarreal, no cuenta tampoco para Lopetegui. Toca volver a empezar y foguearse en el Castilla, aunque su futuro pinta negro para alcanzar un día el primer equipo después de los fichajes de Courtois y Lunnin.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios