cuentan más las ganas que el dinero

La voracidad de Raúl para entrenar al Castilla o por qué el sueldo es lo de menos

Está como loco, en una nube y, como dicen los que le conocen, el ‘7’ es de los que pagaría por esta oportunidad. Raúl tenía la promesa de Florentino de tener el cargo que quisiera

Foto: Raúl da instrucciones en el banquillo durante un partido con el equipo cadete del Real Madrid. (Efe)
Raúl da instrucciones en el banquillo durante un partido con el equipo cadete del Real Madrid. (Efe)

Raúl es pasión y entusiasmo. Sin casi experiencia en los banquillos en su primera temporada ha pasado del cadete al juvenil después del despido de Álvaro Benito, y de ahí al Castilla. Lo que ha visto Florentino Pérez es un potencial entrenador que está acostumbrado a grandes desafíos. Un luchador que transmite cómo hay que competir y cuándo no hay que rendirse. Esos son los valores que llevan a Raúl a entrenar al Castilla, a un equipo en la Segunda división B. Está como loco, en una nube y, como dicen los que están a su lado, el ‘7’ es de los que pagaría por esta oportunidad que le ha dado el presidente. Sueldo tendrá porque nadie trabaja gratis y en el Madrid cobran todos, pero esa cifra no superará el medio millón de euros, aproximadamente, para un Raúl que tenía la promesa de Florentino de tener el cargo que quisiera cuando le tuvo que abrir la puerta para que se marchara al Schalke 04.

El sueldo de Raúl es lo de menos para Florentino Pérez porque el presidente ha vuelto a encontrar un icono para las categorías inferiores. Ha visto en Raúl una figura que tiene cara de comerse el mundo y con ese liderazgo y carisma que no encontraba en los últimos entrenadores que han pasado por el filial (Solari era uno de ellos). Raúl sucede a Manolo Díaz, el técnico que se encargó del Castilla y no pudo lograr el ascenso en el play off con la eliminación contra el Cartagena. Raúl es la apuesta de un Florentino que confía en el carácter y la voracidad de un madridista respetado, admirado y que conecta con los aficionados.

[El error de Marco Asensio o la falta de humildad]

La experiencia es uno de los obstáculos que va a tener que superar un Raúl que, en el partido de Leyendas en el Bernabéu, repetía que quiere enseñar a los jugadores qué es el madridismo. Un mensaje que parece tribunero cuando a otros, como a Solari, le preguntaban y repreguntaban por su método en el filial y daba más explicaciones y detalles técnico-tácticos. Raúl se inclina por el carácter que tiene que recuperar el filial. El estilo más práctico que las posesiones estériles. El fútbol directo, agresivo y el sacrificio colectivo. Lo que transmitía él cuando estaba en un campo y no paraba de correr. Le fue muy bien dejándose la última gota de sudor en el césped. El difunto Di Stéfano le decía que no debía correr tanto, que administrara sus esfuerzos, carreras y pudiera estar más fresco para tener claridad en los metros finales. Raúl, que es una esponja, escuchaba, pero hacía lo que le pedía el cuerpo. Desfondarse. Jorge Valdano, el que le lanzó al estrellato, le decía todo lo contrario. Vacíate. Y Raúl acababa los partidos con calambres en las piernas. Así va a jugar el Castilla de Raúl. Va a exprimir a los jugadores.

Raúl llega al banquillo del filial con las mismas energías con las que le quitó el puesto en el primer equipo a Emilio Butragueño. Con una declaración de madridismo. Al estilo de Sergio Ramos cuando resolvió sus discrepancias con Florentino y nos dejó perplejos. “Jugaría gratis en el Real Madrid”, comentó el capitán para centrarse en la boda y marcharse con la cabeza despejada a las vacaciones. Se encuentra en Costa Rica, junto a Keylor Navas, divirtiéndose y compartiendo algunas confidencias sobre el futuro del portero costarricense. El ‘otro’ gran capitán, Raúl González Blanco, lució el brazalete en el partido de este domingo en el ‘Corazon Classic Match’ contra el Chelsea y fue la leyenda más ovacionada por los más de 50.000 espectadores que acudieron al Bernabéu. Se convirtió en el principal protagonista en los vestuarios. Felicitado por los exjugadores que le daban la enhorabuena por su ascenso. Raúl entrenará al Castilla la próxima temporada y, como dicen los que le conocen, lo haría gratis y el problema no es la experiencia.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios