zidane pierde la paciencia

El indulto a Marco Asensio en el Real Madrid no funciona: se le pide que no se esconda

Otro enfado de Zidane con Marco Asensio por su desconexión en el final del partido contra el Villarreal. Se le pide que ponga las mismas ganas que otros jóvenes como Vinicius y Brahim Díaz

Foto: Marco Asensio se lamenta durante un partido del Real Madrid en el Bernabéu. (Efe)
Marco Asensio se lamenta durante un partido del Real Madrid en el Bernabéu. (Efe)

La enorme diferencia que hace Zidane con Bale y el resto de jugadores está en la segunda oportunidad que tienen algunos de los señalados por el fracaso de esta temporada. Contra el Villarreal dejó en la grada al galés, en lo que se puede ir calificando ya como la sentencia, y tuvo en el banquillo a Marco Asensio e Isco. Tanto el uno como el otro han tenido una temporada decepcionante, pero el regreso de ZZ les ha venido bien para tener el indulto. El problema reside en que ninguno de los dos responde a la confianza del entrenador y en el club preocupa, especialmente, el caso de Marco Asensio. Zidane volvió a perder la paciencia en los minutos finales de la ajustada victoria contra el Villarreal. Tanto Asensio como Isco desesperaron al entrenador, que se fue al vestuario con un nuevo enfado pese a la victoria. No funcionaron los cambios por la falta de actitud.

Asensio no le pone las ganas que demuestran otros jóvenes que salen enchufados cuando pisan el césped o les coge Zidane y les da las instrucciones. Es el caso de Brahim Díaz. El malagueño demuestra en cada acción que quiere convencer o ponérselo difícil al técnico para seguir la temporada que viene en el Madrid. Su acción en la jugada del primer gol para ir a la presión y robarle la pelota a Cazorla, que acabó en el gol de Mariano, es el ejemplo de lo que se destaca entre el cuerpo técnico. Es lo que pide Zidane. Futbolistas que vayan a la presión, el balón dividido, implicados y agresivos. Tanto Brahim como Mariano supieron interpretar la órdenes.

No sucede lo mismo con Marco Asensio. Desaprovechó una nueva oportunidad de reivindicarse a ojos de Zidane, poner en el campo algo más de trabajo, compromiso y concentración. Son los reproches que se le hace a un futbolista que debería estar más conectado al juego y que, durante la temporada, ha sido cuestionado por quitarse de encima la presión de ser uno de los líderes del equipo. A sus 23 años lleva el tiempo suficiente como para saber cuál es el nivel de exigencia en el Real Madrid y la ilusión que hay que poner en cada minuto que estés en el campo. En las comparaciones sale mal parado con otro joven como Vinicius. El brasileño, que fue el tercer cambio contra el Villarreal, regresó a los terrenos de juego después de dos meses de lesión y lo hizo con el mismo desparpajo, atrevimiento y descaro que antes de la lesión ante el Ajax. La pregunta es por qué no se ve lo mismo en Marco Asensio.

Tiene que recapacitar

En el Real Madrid, la mejor noticia –dentro de una mala temporada– es que los jóvenes han sacado los colores a los veteranos. Ha sucedido con Reguilón –capaz de encararse con Messi y Luis Suárez en un Clásico–, que le quitó el puesto a Marcelo. Lo mismo con Vinicius que sentó a Bale y éste se mosqueó en el derbi del Metropolitano contra el Atlético de Madrid –el famoso corte de mangas–. Marcos Llorente ha estado por delante de Casemiro. Incluso Fede Valverde ha puesto en aprietos a Kroos y Modric. Los últimos son Brahim Díaz y Mariano. Pero en este grupo de jóvenes tendría que estar Marco Asensio y no aparece para desgracia de los directivos y enfado de Zidane. Le ha faltado carácter y atrevimiento esta temporada. Tiene que espabilar porque lo que ha conseguido es pasar de titular a suplente –en los tres últimos partidos– con ZZ.

A Marco Asensio se le pide que no se esconda. Para eso le da oportunidades Zidane y lo considera uno de los futbolistas con más talento de la plantilla. Pero le decepciona su desconexión. Debería convertirse en una de las banderas del nuevo Real Madrid y no quedarse en la queja como hacen otros. Que salga Lucas Vázquez después del partido contra el Villarreal a pedir que se les respete es algo que no gusta en el club ni entre los propios aficionados que están profundamente decepcionados por la mala temporada. No gusta porque Florentino dice a las claras que no se puede vivir del pasado ni de las rentas. Esto consiste en ganar títulos, competir y superarse. Marco Asensio ha hecho una tempodada mediocre. Tiene que resetearse si no quiere estancarse y que Zidane le vuelva a poner otra mala cara. Se le pide que recapacite. Está a tiempo.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios