¡TÚ PUEDES!

Los tres mejores trucos de un gran nutricionista para adelgazar sin esfuerzo

Como buen lector influyente que eres sabrás que para perder peso no hace falta sufrir. Rick Hay tiene una serie de consejos para que lo consigas muy fácilmente

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

No es ningún secreto que adelgazar es un proceso muy difícil. Si te vas a poner a dieta lo primero que debes es mentalizarte y no desanimarte. Una buena alimentación y ejercicio diario te ayudarán a luchar contra la obesidad.

Pero si eres un poco vago y lo de esforzarte no va contigo, Ricky Hay, nutricionista, ha revelado tres consejos que podrían hacer que te quitaras esos kilos de más de tus caderas sin desvivirte demasiado. ¿Te apuntas?

Si eres de los que no cumplen lo que prometen y estás harto de regímenes propensos a lograr el efecto rebote una vez terminados, con lo que terminas pesando más que cuando comenzaste, pon atención.

Solución: el cromo glucémico

Los antojos son a menudo los mayores obstáculos en el camino de un proceso de adelgazamiento exitoso. Puedes haber ido al gimnasio, comido un desayuno saludable, pero si después tomas una bolsa entera de bollos en la oficina, ya has perdido la batalla. No solo te lo pones más difícil sino que también puede afectarte mentalmente. Cuando nos rendimos a los caprichos, nos consideramos débiles, por lo que tiramos la toalla y comemos más. ¿Qué pasaría si pudiéramos disminuirlos o librarnos de ellos?

La respuesta es el cromo. De hecho, este es clave cuando se trata de de este tema. El control glucémico es un término médico que se refiere a un estado estable de azúcar en la sangre. Este mineral mejora dicho control a través de su acción sobre nuestros receptores de insulina, la hormona que el cuerpo utiliza para procesar la glucosa.

Hay una serie de alimentos que, por sus propiedades organolépticas, pueden ser muy útiles cuando el objetivo es adelgazar o controlar el peso

El exceso de la glucosa no procesada correctamente se convertirá en grasa y se almacenará en tejidos que no son adecuados. Básicamente, esto significa que el cromo puede hacer que los niveles de azúcar sean constantes evitando que aumenten, lo que causa esa molesta sensación de hambre y el posible aumento de peso.

La carne, los productos integrales, las frutas y las verduras se consideran buenas fuentes de este mineral. La investigación ha demostrado que el brócoli tiene un alto contenido y naranjas y manzanas también. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los procesos agrícolas y de fabricación pueden afectar la cantidad que contienen los alimentos. "Consumir una dieta equilibrada con pocas comidas procesadas ​​puede ayudarte a cumplir con los requisitos de cromo", afirma Hay.

Ayuno intermitente

Este plan nutricional es un tipo de dieta que consiste en limitar la ingesta de alimentos. Se suelen ofrecer dos opciones: una en la que de las veinticuatro horas del día se permite comer doce y otras doce no; y la versión más radical conocida como 16:8, en la que se ingieren alimentos tan solo durante ocho horas. También hay quien apuesta por modelos particulares como aguantar 24 horas sin probar bocado (aunque sí bebiendo) una vez a la semana.

Beyoncé, Liv Tyler, Hugh Jackman y Ben Affleck promueven este régimen simple en el que puedes aprovechar las horas de ayuno para dormir. Cuanto más largo sea el período y más corta sea la ventana para comer, más descanso darás a tu sistema. Ten en cuenta que todas las calorías tienen que ser ingeridas en ese periodo. Da igual la cantidad de grasa que tomes si es dentro de ese tiempo. Eso sí, las dieciséis horas siguientes no podrás probar bocado (tranquilo, agua sí).

Añade canela

Hay una serie de alimentos que, por sus propiedades organolépticas, pueden ser muy útiles cuando el objetivo es adelgazar o controlar el peso. Esto no significa que por tomarlos automáticamente se vayan a perder esos kilos, pues al final depende principalmente de la cantidad de calorías que se ingieren y las que el organismo necesita.

Los antojos son los mayores obstáculos en el camino de un proceso de adelgazamiento exitoso. Olvida los alimentos procesados y te irá mejor

No obstante, algunos ingredientes sí que pueden ayudar a gestionar el hambre o tomar comidas más o menos energéticas, y la canela es el condimento perfecto para esta tarea. Tiene la capacidad de disminuir la velocidad a la que entra la glucosa en la sangre, sobre todo aquella que se obtiene de los alimentos, tal y como refleja un estudio publicado en el año 2011 en la revista científica 'Plants Food for Human Nutrition'.

Puede aumentar nuestra sensación de saciedad y ayudarnos a no pasar hambre cuando sigamos una dieta hipocalórica. No obstante, para aprovechar todos estos beneficios, es necesario tomar diariamente entre 1 y 6 gramos de dicha especia, lo que equivale a un máximo de dos cucharaditas. Ya sabes, sustiuye el azúcar por esta planta.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios