Alimentos que no debes comer si quieres perder grasa del estómago
  1. Alma, Corazón, Vida
NADA SANO

Alimentos que no debes comer si quieres perder grasa del estómago

Si quieres quitarte los michelines de encima de una vez por todas, lo mejor será que elimines estos productos de tu dieta

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La grasa que queda acumulada en tu estómago, además de afectar muy negativamente a tu aspecto físico, también implica muchos riesgos para la salud. El odiado y temindo michelín que aparece en el abdomen es un tipo de grasa llamada "visceral" metabólicamente muy activa que produce hormonas del estrés como el cortisol y sustancias inflamatorias denominadas citocinas que afectan a la producción de insulina en el cuerpo.

El resultado, mucho peor que tener simplemente sobrepeso: numerosos estudios afirman que aumenta los riesgos de diabetes tipo 2, presión arterial alta, colesterol alto, enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, algunos cánceres e, incluso, demencia. Seguramente no quieras correr riesgos innecesarios y hayas intentado eliminar el tejido adiposo en numerosas ocasiones. Parece que siempre hay una nueva dieta de moda o suplemento que promete resultados asombrosos en un período corto de tiempo: el té verde, la keto, la canela, el ayuno intermitente...

La clave está en consumir alimentos bajos en calorías y con menor índice glucémico

Y aunque muchas personas han logrado el éxito con algunos de estos planes dietéticos, normalmente sus efectos son más bien exagerados. "Todavía no existe una dieta, alimento, nutriente o componente bioactivo milagroso que elimine la grasa abdominal", opina Kari D. Pilolla, investigadora dietista de la Universidad Politécnica de San Luis Obispo, California, en un artículo para 'Science Daily'.

Sin embargo, hay algunos patrones dietéticos que se han descubierto encaminados a reducir ostensiblemente la grasa acumulada en el vientre. Por ejemplo, la Dieta de Efoques Dietéticos para Detener la Hipertensión (DASH), desarrollada por los Instituto Nacional de Salud de Reino Unido, o la nuestra, la dieta mediterránea, famosa por su aceite de oliva. La clave está en consumir alimentos bajos en calorías y con menor índice glucémico. Pero, ¿qué es lo que no deberíamos comer si no queremos ver cómo la grasa del estómago aumenta cada día? Estos son algunos de los alimentos que deberían estar prohibidos en tu régimen alimentario.

Galletas o pan blanco

Algunos contienen grasas trans, es decir, ácidos grasos insaturados formados de manera industrial al convertir el aceite líquido en grasa sólida en un proceso llamado hidrogenación. Estas provocan el aumento de la cantidad de grasa alrededor del tejido del abdomen y la redistribuyen a otras partes del cuerpo.

Foto: Desayuno saludable en el que se incluye el pan. (Pixabay)

Bebidas azucaradas

Adiós a los refrescos. De cajón, pero también merece la pena incluir las bebidas energéticas, los cafés, los lácteos o simple y llanamente cualquier bebida a la que se la ha agregado azúcar. Lo mejor para evitar este tipo de bebidas es prestar atención a la etiqueta y a los ingredientes. El azúcar puede aparecer escondido bajo diferentes nombres: sacarosa, glucosa, fructosa, dextrosa... Su alto consumo se vincula directamente con la obesidad, la diabetes y sí, la grasa abdominal, ya que consumirlas a menudo provoca el almacenamiento de grasas y la inflamación crónica.

En cambio, en el caso de los zumos, la legislación vigente en España no permite la adición de azúcares ni aditivos, solo contienen los azúcares presentes en la fruta de la que proceden de forma natural, cuyo contenido, además, es del 100% del producto, señalan desde la Asociación Española de Zumos, Asozumos.

La comida rápida

Hamburguesas, perritos, kebabs... Evidentemente, si quieres acabar con la grasa de tu estómago y solo comes esto, lo único que estás consiguiendo es que aumente aún más. Realmente, es el principal causante de graves enfermedades como la obesidad o la hipertensión. Sus altos índices de grasas saturadas, azúcares e hidratos hacen el cóctel perfecto para que el peso aumente descontrolodamente en tu organismo. Es de vital importancia sustituir estos alimentos por frutas y verduras si de verdad quieres perder peso y, sobre todo, moverte, salir a correr y hacer ejercicio físico.

La dieta keto, famosa por sus grandes efectos de adelgazamiento. (iStock)
La dieta keto, famosa por sus grandes efectos de adelgazamiento. (iStock)

El alcohol

Este es otro de los productos que más acelera la acumulación de grasa en el estómago. No es algo nuevo, lo respaldan numerosos estudios. Mientras que una copa de vino o una simple caña diaria pueden ser incluso recomendable para la salud cardiovascular, una cantidad mayor incide negativamente en el organismo, ocasionando un aumento de la testosterona y de los niveles de cortisol en sanrge, lo que favorece el almacenamiento de grasa, especialmente en la zona abdominal.

Los embutidos

El típico placer culpable de todas las meriendas o cenas. Jamón, queso o beicon. No solo provocan que el tejido adiposo se almacene en el estómago, sino que también estén en el punto de mira de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por su probabilidad de aumentar el riesgo de cáncer si su consumo diario es de más de 50 gramos. Además, han sido comparados por este organismo como una sustancia igual de nociva que el tabaco o el amianto. Pero tranquilo, con que te des un capricho cada cierto tiempo, hagas ejercicio y el resto de tu alimentación se base en frutas y verduras, no tienes por qué preocuparte.

Grasa Perder peso Diabetes Correr Colesterol Accidentes Estrés Obesidad Michelin Nutrición Aceites Famosa
El redactor recomienda