Las cosas que los nutricionistas nunca comen bajo ningún concepto
  1. Alma, Corazón, Vida
tú tampoco deberías

Las cosas que los nutricionistas nunca comen bajo ningún concepto

Hay muchos alimentos que consideramos sanos o dietéticos y que estos expertos prohiben terminantemente. Probablemente alguno te sorprenda

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El nutricionista, esa figura omnipresente -quizá el lector tenga la suerte de conocer alguno- al que siempre se nombra pero que realmente no se sabe si existe. Nos dicen qué comer durante una dieta, pero por lo general muy poca gente les mira a los ojos y dice, con gravedad: "Tú ¿qué comes?". Hay cosas que no se preguntan.

Foto: Foto: iStock.

Sin embargo, si nos paramos a pensar un poco, la dieta de un nutricionista podría ser la clave para enseñarnos qué debemos comer. Vale, ya sabemos que el azúcar añadido y la comida rápida no son sanos, pero ¿y si nos equivocamos con otras comidas? Igual que seguimos a las 'influencers' en moda, ¿por qué no seguir paso a paso los 'do' y los 'don't' de alguien que sabe más que nadie cuáles son los alimentos más saludables?

Palomitas de maíz

¿Te sorprende? Si eres de los que no conciben ir al cine sin comprarse una bolsa de palomitas del tamaño de un contenedor y un refresco de cola monumental, quizá deberías replanteártelo. Lo cierto es que no son el alimento más sano del mundo, (¿qué comida procesada lo es?) y tienen un gran número de componentes químicos. La nutricionista Chelsey Amer , que cuenta con su propia página web para dar ideas sobre recetas, explica que si no puedes quitarte la adicción de comer palomitas las puedes preparar tú con granos de maíz, una bolsa y aceite de oliva en lugar de sal.

Carnes procesadas

No somos tan inocentes. Sabíamos que iban a estar. Las carnes procesadas contienen una gran variedad de aditivos que, se ha demostrado, aumentan el riesgo de contraer cáncer de colon. Lo dice Megan Faletra, nutricionista e instructora de yoga.

Margarina

A veces tenemos la concepción de que la margarina es más sana que la mantequilla. Si no concibles una vida sin tostadas con margarina y mermelada ten en cuenta que, aunque algunas margarinas están comenzando a eliminar las grasas trans de sus productos, siguen teniendo aceites vegetales procesados. Elige por lo tanto, si puedes, mantequilla orgánica, que tiene altos niveles de ácidos grasos omega-3, saludables para el corazón.

Postres sin azúcar

"Voy a cogerme un postre bajo en azúcar, que seguro que es más sano". Meeeec. Error. Según los nutricionistas es más sano un alimento con un poco de miel o azúcar morena que una galleta, de nuevo procesada, que no tiene azúcar.

Sushi preparado

Como tenemos la idea de que los japoneses están tan delgados, de camino a casa, un día en que no nos apetece nada cocinar, compramos sushi. Nos lo cenamos pensando que somos muy sanos, pero el sushi preenvasado trae consigo bastantes preguntas, ¿cuánto de fresco es el pescado? ¿Cuánto lleva realmente el atún que estás mirando envuelto en esa alga? Si te apetece comer sushi, busca un buen restaurante. Por cierto, los noodles precocinados tampoco son la solución más sana.

Fruta en almíbar

Habiendo fruta real en el mercado no parece que tenga mucho sentido comprarla enlatada, pero si aun así eres de los que prefiere el melocotón en almíbar a las uvas recien cogidas del campo, los nutricionistas advierten que la fruta de por sí ya tiene azúcar suficiente y no necesita más condimentos. Puedes encontrar fruta que en lugar de estar envasada en azúcar lo esté con agua.

Tortitas de maíz

¿Te acuerdas cuando creíamos que este producto servía para adelgazar? Pues acaba de llamarnos el año 2007 y dice que estábamos equivocados. Las tortitas de maíz, que sirven para saciar el hambre entre comidas, son una bomba de carbohidratos, y además disparan el azúcar en sangre.

Lo siento, pero no sois la opción más sana. (iStock)
Lo siento, pero no sois la opción más sana. (iStock)

Muchos alimentos que pensamos que son sanos no lo son, advierten los nutricionistas

Lo mismo sucede con los zumos enlatados. En ocasiones los compramos porque en el envase aseguran tener todas las vitaminas y minerales que necesitamos, pero a la hora de la verdad contienen muchas calorías y no aportan lo mismo que las frutas y las verduras. Tu madre tenía razón con lo de las vitaminas del zumo de naranja. Además, como dice el nutricionista Andy De Santis: "Comerte una manzana, una naranja y un plátano te llevaría diez minutos. En un zumo te los bebes en diez segundos, imagínate todas las calorías que ingieres en tan poco tiempo".

Las ostras, tus enemigas

Parece muy apetecible tomarlas con un buen vaso de vino, ¿no? Pero seguro que también conoces a alguien al que le sientan fatal o que dice ser alérgico. Es bastante común. Las ostras son una amenaza al sistema digestivo si están poco cocinadas, por lo que si realmente quieres correr el riesgo porque te encantan, cuécelas para reducir el riesgo de enfermar tras su ingesta.

Barritas

De nuevo otro alimento considerado como sano e ideal en una dieta. Según los nutricionistas, las populares barritas que los Simpsons parodiaban en uno de sus capítulos son en realidad 'chocolatinas disfrazadas'. No es buena idea que una barrita sustituya a un bocadillo.

Salud Alimentación
El redactor recomienda