La forma definitiva de adelgazar sin cambiar un ápice tu alimentación
  1. Alma, Corazón, Vida
DA EL PASO

La forma definitiva de adelgazar sin cambiar un ápice tu alimentación

Un estudio concluye que no importa lo que comes, sino cuándo y en qué cantidad. Si atrasas el desayuno y adelantas las cenas, podrás conseguirlo

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

No te agobies. Quemar grasa no solo pasa por lo que comes, sino por cuándo. Un desayuno tardío y una cena temprana podría ayudar a tu cuerpo a quemar más grasa, incluso si estás ingiriendo lo que quieres o alimentos a simple vista no tan saludables, según un nuevo estudio en el 'Journal of Nutritional Sciences'. En resumidas cuentas: hemos dedicado mucho tiempo pensando qué alimentos deberíamos comer y muy poco en qué significa verdaderamente.

La investigación se realizó en 12 personas a las que los investigadores pidieron que pasaran medio día en ayunas. Para cumplir con el reto, los participantes demoraron su desayuno una media de 90 minutos más tarde todas las mañanas y cenaron otros 90 antes de lo habitual. Los sujetos debían proporcionar muestras de sangre y redactar diarios de dieta antes y durante la intervención, así como completar un cuestionario inmediatamente después del estudio.

La reducción de grasa disminuye las posibilidades de desarrollar obesidad y enfermedades asociadas

¿El resultado? Los científicos descubrieron que aquellos que retrasaron sus ingestas perdieron una media más del doble de grasa corporal que los del grupo de control, quienes comieron de forma normal. Si esto llega a demostrarse en posteriores estudios, existe la posibilidad de que la restricción de alimento en el horario tenga amplios beneficios para la salud. De esta forma, los investigadores hallaron que aquellos que cambiaban sus comidas eran más propensos a una menor ingesta de víveres que los que siguieron sus pautas habituales.

Foto: Antes y después. (Men's Health)

"Aunque este estudio está en una escala menor, nos ha proporcionado una valiosa información sobre cómo las pequeñas alteraciones en nuestros tiempos de comida pueden tener beneficios para nuestro cuerpo", afirma el doctor Jonathan Johnston, uno de los principales autores del estudio, en 'Eurekalert'. "La reducción de la grasa corporal disminuye nuestras posibilidades de desarrollar obesidad y enfermedades asociadas, por lo que es vital para mejorar nuestra salud".

Grandes beneficios

Como parte de la investigación, los investigadores examinaron si las dietas de ayuno son compatibles con la vida cotidiana y el compromiso a largo plazo. Cuando se les preguntó, el 57% consideró que no podrían haber mantenido los horarios más allá de las 10 semanas prescritas debido a su incompatibilidad con la vida familiar y social, frente al 43%, quienes admitieron que podrían continuar pero solo en el caso de que lsos horarios de comida fueran un poco más flexibles.

Foto: Foto: Reuters/Eduardo Muñoz

"Las dietas de ayuno son muy difíciles de seguir y no siempre pueden ser compatbiles con la vida familiar y social", reconoce Johnston. "Por lo tanto, debemos asegurarnos de que sean flexibles y propicias para la vida real, ya que los beneficios potenciales de tales regímenes están a la vista de todos. Ahora, vamos a utilizar estos hallazgos preliminares para diseñar estudios más amplios y completos sobre la restricción de alimentación en el tiempo".

Grasa Cena Desayuno Obesidad
El redactor recomienda