EL MÉTODO DEFINITIVO

Los tres ejercicios que sirven para perder toda la grasa del estómago

Acaba con esa abultada tripa y da la bienvenida a una reluciente 'six-pack' de una forma sencilla, rápida y eficiente

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Qué fue de tus abdominales soñados? Por más que los ejercitas y pones esfuerzo, no consigues ver unos resultados a corto plazo en tu estructura muscular. Esto puede hacerte desfallecer en el intento. La paciencia es una gran virtud; ahora esa tableta que ya estaba empezando a asomar ya está escondida y solo es un fantasma de lo que pudo haber sido.

No permitas que la pereza o la resignación gane la batalla y consiga frustrar tu proyecto de abdominales. ¿Cuál es el mejor ejercicio para perder grasa del estómago y conseguir el tan deseado "six-pack"? La revista 'Health' ha ponderado diferentes tipos para resolver que el más apropiado es una combinación de entrenamiento de resistencia y ejercicio aeróbico de alta intensidad por intervalos (HIIT). Como es evidente, también necesitarás seguir una dieta saludable, en caso contrario, no conseguirás casi nada o muy poco.

La grasa abdominal es una de las más activas desde un punto de vista metabólico y, por tanto, más receptivas al ejercicio físico

A la hora de hacer ejercicio, no es fácil saber con certeza cuáles serán las partes exactas de tu cuerpo que verán una disminución de su tejido sebáceo. Trabajar solo una parte no te llevará a eliminar el exceso de grasa en un punto localizado, pero algunas partes del cuerpo son más propensas tanto a perder como a que la grasa resista. Los expertos en pérdida de peso se refieren a esto como "reducción de puntos". Si llevas tiempo queriendo hacer una inversión en tu aspecto físico, esto se resuelve muy bien con la técnica dermoestética del láser. Pero si no te queda más remedio que usar los métodos tradicionales, prepárate para sudar.

Un estudio de la revista 'Journal of Applied Physiology' comparó el entrenamiento de fuerza con el aeróbico en relación a cuál de los dos reducía mejor la grasa focalizada en el estómago. Al final, la investigación resolvió que mientras que el aeróbico, como por ejemplo correr, nadar o andar en bicicleta permitía una mayor pérdida de grasa corporal en distintas partes del cuerpo (sobre todo en las piernas y glúteos), el entrenamiento de resistencia apuntaba directa y específicamente a la reducción de la grasa abdominal.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

"La grasa abdominal es una de las más activas desde un punto de vista metabólico y, por tanto, más receptivas al ejercicio físico", comenta Arthur Weltman, profesor de medicina de la Universidad de Virginia, a 'Health'. Algunas investigaciones del propio Weltman apuntan a que los entrenamientos de alta intensidad por intervalos (HIIT) en particular son más efectivos a la hora de quitar grasa de la sección media del abdomen. Los ejercicios de resistencia, por su parte, aumentan la capacidad física, ya que hacen funcionar a nuestros órganos más importantes, como pueden ser el corazón o los pulmones. Y, evidentemente, al sistema circulatorio, con lo que la actividad metabólica se activará e irá mucho más rápido.

Si te decides por combinar estos dos y sumarle una sesión clásica de abdominales deberás tener en cuenta algunas cosas. Entre ellas, controlar la respiración cada vez que flexionas el abdomen, ya que tus músculos necesitan oxígeno para funcionar a su máximo rendimiento. Es importante evitar el jadeo y el resuello, por lo que respira hondo y despacio. Otro consejo es que no te pases con el número de repeticipnes, ya que podrías acabar sufriendo lumbago. Nada en exceso es bueno, por lo que quizás lo mejor sea que antes y después de cada sesión realices posturas de yoga o pilates para fortalecer el pecho y no dañar la espalda. Además, te ayudará a relajarte y a conseguir una mayor concentración.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios