"Va a ser necesaria una 3ª dosis en octubre para proteger a los mayores de las variantes"
  1. Tecnología
  2. Ciencia
Entrevista al jefe en Europa de Moderna

"Va a ser necesaria una 3ª dosis en octubre para proteger a los mayores de las variantes"

Dan Staner, vicepresidente mundial de la farmacéutica Moderna, considera que las vacunas de ARN van a revolucionar la lucha contra muchas enfermedades, incluido el cáncer

placeholder Foto: Dan Staner, vicepresidente mundial de Moderna y jefe de la compañía en Europa. (Foto: cedida/François Wavre)
Dan Staner, vicepresidente mundial de Moderna y jefe de la compañía en Europa. (Foto: cedida/François Wavre)

Como vicepresidente de Moderna, Dan Staner es el responsable de la compañía estadounidense para Europa, Oriente Medio y África. Aunque se incorporó a la empresa hace pocos meses, cuando a la vacuna de ARN mensajero mRNA-1273 le faltaba poco para ser aprobada y comenzar a ser administrada, lleva más de 25 años en el sector farmacéutico. Desde Suiza, concede esta entrevista a Teknautas justo cuando Moderna acaba de anunciar un nuevo éxito en el campo de las vacunas contra el covid: los ensayos clínicos indican que es segura y efectiva para los adolescentes.

Como otras veces, tan solo es un primer comunicado a la espera de que alguna publicación científica revisada por expertos certifique los resultados, pero todo apunta a que el fármaco de Moderna seguirá los pasos de Pfizer-BioNTech, que hace días recibió el visto bueno de la Agencia de Medicamentos y Alimentos de EEUU (FDA, por sus siglas en inglés) para ser inyectada en los jóvenes. En sus previsiones, está que dentro de pocas semanas también llegue a los brazos de los adolescentes españoles. En cambio, se muestra menos optimista con el final de la pandemia y augura que harán falta dosis de refuerzo.

Foto: Foto: EFE.

PREGUNTA. Moderna acaba de comunicar los resultados de un ensayo clínico con adolescentes. ¿Cree que será importante vacunar a jóvenes y niños para acabar con la pandemia?

RESPUESTA. Es una población que queremos proteger y que tiene un gran nivel de interacción social. Por eso, creo que es importante probar la vacuna con ellos. Hemos presentado datos muy buenos, con una eficacia del 100% a los 14 días de la segunda dosis. En el caso de los niños, también tenemos un ensayo clínico en marcha entre los seis meses y los 12 años en Canadá y en EEUU, y esperamos presentar los resultados a las agencias reguladoras a finales de año. Con respecto a los adolescentes, y con los nuevos datos, esperamos que la aprobación sea en breve y que los adolescentes españoles puedan tener la vacuna disponible en la primera mitad de julio, es decir, en seis o siete semanas desde ahora.

P. Los estudios van mostrando también que las vacunas no solo protegen de la enfermedad, sino que evitan la transmisión.

R. Con respecto a la transmisión, aún estamos trabajando, porque los resultados no son tan obvios. Sabemos que la vacuna previene que el 95% de la gente que contrae la enfermedad tenga cualquier tipo de complicación, incluidas la hospitalización o la muerte, por supuesto. Sin embargo, sobre la transmisión del virus, hay muchos factores implicados que todavía estamos intentando entender.

placeholder Dan Staner. (Foto: cedida)
Dan Staner. (Foto: cedida)

P. ¿Cuál es el futuro de las vacunas del covid? ¿Necesitaremos dosis de refuerzo, una tercera dosis o vacunarnos cada año?

R. En la situación actual, el problema son las variantes de interés, porque el virus ha mutado tan rápido que han surgido las de Brasil, la India y Sudáfrica. Cuando los pacientes vacunados están en contacto con estas variantes de interés, su nivel de anticuerpos neutralizantes se ve afectado, así que para tener bajo control la pandemia tenemos que planear una tercera dosis. Para mí, es particularmente importante que esa dosis de refuerzo pueda proteger a la población mayor, quizás a principios del año que viene, en enero o febrero, porque algunas variantes de interés pueden ser significativamente más peligrosas que el virus de Wuhan.

P. ¿Pero las variantes ya suponen un problema en la actualidad o solo lo serán en un futuro si hay otras mutaciones?

R. Son el problema clave, lo estamos viendo en Brasil, Sudáfrica y la India. Las nuevas variantes, en contacto con personas que ya estaban vacunadas, están reduciendo los anticuerpos neutralizantes. Sin una tercera dosis, los niveles de protección pueden bajar seis o siete veces. Los gobiernos deberían tomar la decisión de inyectar una dosis de refuerzo contra estas variantes alrededor de octubre o noviembre para que las personas mayores no vuelvan a correr el riesgo de ser hospitalizadas.

P. ¿Serviría la vacuna actual o es necesario modificarla?

R. Es una buena pregunta. Moderna tiene una estrategia para las dosis de refuerzo basada en tres pilares. El primero es dar una tercera dosis con la vacuna original. El segundo es una vacuna que no estaría basada en la secuencia de Wuhan, sino en la de la variante de Sudáfrica. Para esta opción ya tenemos datos de eficacia que mejoran la protección frente a la vacuna original. Y el tercer pilar es una vacuna multivariante que sería una combinación del virus original y de la variante sudafricana, que es la más peligrosa; es decir, que la gente recibiría un solo pinchazo, pero estaría basado en el ARN de estas dos versiones del virus. Creemos firmemente, por los resultados que ya hemos obtenido en los modelos animales, que esta última estrategia es la que será más eficaz dentro de toda esta estrategia de refuerzo.

placeholder La vacuna de Moderna. (Reuters)
La vacuna de Moderna. (Reuters)

P. Moderna y Pfizer, con sus vacunas basadas en ARN mensajero, han tenido un gran éxito. ¿Estamos inaugurando una nueva era en la historia de las vacunas?

R. Absolutamente. Moderna no es el fabricante de una vacuna para el covid, tenemos toda una plataforma para el desarrollo de vacunas de ARN. Por ejemplo, en el campo de las vacunas de la gripe. En la actualidad, la efectividad de estas vacunas está entre el 20% y el 40%, y nosotros vamos a cambiar esto, esperamos en un futuro próximo alcanzar un 80% o más. También esperamos desarrollar una vacuna combinada frente a la gripe y el covid, es decir, que con un solo pinchazo en tu brazo estarás protegido contra las dos infecciones.

Al mismo tiempo, Moderna está investigando en VIH. A través de una colaboración internacional apoyada por la Fundación Bill y Melinda Gates, tenemos un proyecto muy prometedor basado en nuestra plataforma. Asimismo, trabajamos en citomegalovirus, un virus que provoca malformaciones en niños, y creemos que podremos sacar al mercado la primera vacuna. Otra parte de nuestra estrategia con las vacunas de ARN está orientada a la oncología: para algunos tipos de cáncer específicos podría utilizarse esta misma plataforma, y ayudar a la gente a prevenir o curar algunos tumores.

P. Otras compañías, especialmente AstraZeneca, han tenido muchos problemas en Europa. ¿Cómo ve lo que ha ocurrido con los casos de trombosis o los problemas con los contratos y las entregas?

R. No puedo comentar nada sobre AstraZeneca, es triste que haya problemas, porque necesitamos más fábricas produciendo vacunas para hacer frente a esta pandemia. Por lo que respecta a Moderna, creo que nuestros contratos con la Comisión Europea están funcionando muy bien, firmamos 10 millones de dosis para el primer trimestre del año y 35 millones de dosis para el segundo. El acuerdo de suministro con la Comisión Europea es de 310 millones de dosis con opción a comprar 150 millones de dosis adicionales en 2022. Hasta ahora, todo ha ido bien.

P. Si comparamos con otras compañías, Moderna ha distribuido pocas dosis en España y en Europa. ¿No tiene capacidad de producir más?

R. Cuando firmamos con la Comisión Europea, nos comprometimos con la cantidad que en aquel momento nos pareció viable. Hay que tener en cuenta que teníamos que proveer a EEUU y que somos una compañía pequeña. Sin embargo, quiero destacar que en España hemos invertido en la compañía Rovi para que pueda producir nuestra vacuna, y lo mismo hemos hecho en otros países, como Suiza. De esta manera, pensamos que podemos fabricarla para todo el mundo, con 1.000 millones de dosis este año y 3.000 millones de dosis para el año que viene.

placeholder Dan Staner. (Foto: RTS)
Dan Staner. (Foto: RTS)

P. Hay un debate acerca de las patentes de las vacunas. El presidente de EEUU, Joe Biden, se ha mostrado favorable a suspenderlas. ¿Qué opinan ustedes?

R. Si pensamos solo en dos compañías, Pfizer-BioNTech y Moderna, en 2022 podemos llegar a producir 7.000 millones de dosis, lo cual es suficiente para cubrir a todos los habitantes del planeta. Si eliminamos las patentes, nadie las va a producir, porque nadie va a comprar esa tecnología. Mantener las patentes es esencial para proveer de vacunas a todo el mundo, porque hay gente que ha invertido dinero en Pfizer y en Moderna y espera recuperar el dinero. Sin los derechos de las patentes, nadie habría invertido en desarrollar la tecnología que nos va a permitir salvar millones de vidas en el mundo. Las patentes son un mecanismo esencial para que funcione la innovación.

P. En cualquier caso, en la actualidad hay países donde apenas están llegando vacunas si los comparamos con EEUU y Europa. ¿Cómo resolvemos este problema?

R. Para que lleguen a todo el mundo, ya tenemos el mecanismo Covax, en el cual participamos y por el cual vamos a suministrar 500 millones de dosis para los países que tienen un menor PIB; irán destinados a África, Asia y Latinoamérica. En realidad, de los 3.000 millones de dosis que pensamos producir el próximo año, solo 1.000 millones irán para los países ricos, como EEUU, Europa y Japón, mientras que 2.000 llegarán a otras partes del mundo. Otros organismos, como Unicef, también están implicados en la distribución.

P. ¿La política es un factor importante en el reparto de las vacunas?

R. En realidad, son los organismos internacionales los que pueden llevar la vacuna a todo el mundo. Nosotros somos una compañía pequeña y la Comisión Europea o Unicef son el punto de contacto que nos ayuda a proveer a los países africanos o a Latinoamérica. Ellos tienen la infraestructura sobre el terreno para entender cómo distribuir o cómo administrar las vacunas.

Como vicepresidente de Moderna, Dan Staner es el responsable de la compañía estadounidense para Europa, Oriente Medio y África. Aunque se incorporó a la empresa hace pocos meses, cuando a la vacuna de ARN mensajero mRNA-1273 le faltaba poco para ser aprobada y comenzar a ser administrada, lleva más de 25 años en el sector farmacéutico. Desde Suiza, concede esta entrevista a Teknautas justo cuando Moderna acaba de anunciar un nuevo éxito en el campo de las vacunas contra el covid: los ensayos clínicos indican que es segura y efectiva para los adolescentes.

Pfizer India Pandemia Comisión Europea VIH
El redactor recomienda