LA SALUD CARDIACA TAMBIÉN SE VE AFECTADA

Vivir solo y con poco contacto social incrementa el riesgo de morir en un 50%

La sociabilidad tiene un papel similar al de factores protectores clásicos como tener una presión sanguínea saludable, niveles de colesterol aceptables y un peso normal

Foto: La soledad, un factor de riesgo bastante importante. Foto: EFE Javier Etxezarreta
La soledad, un factor de riesgo bastante importante. Foto: EFE Javier Etxezarreta

Las personas que viven solas y con poco contacto social tienen casi un 50% más de riesgo de morir y más de un 40% de probabilidades de sufrir un ataque cardíaco o un ictus, según un estudio de investigadores alemanes que se va a presentar en el Congreso Virtual de la Academia Europea de Neurología.

Los participantes en la investigación, más de 4.000 personas a las que se las monitorizó durante 13 años de media, entraron en el estudio sin ninguna enfermedad cardiovascular conocida. Al comienzo del estudio, cuando los participantes tenían una edad media de unos 40 años, se recogió información sobre los contactos sociales de los mismos, teniendo en cuenta si tenían pareja, la relación con amigos cercanos y familiares, y la pertenencia a organizaciones políticas, religiosas o deportivas.

"Sabemos desde hace algún tiempo que sentirse solo o carecer de contacto con los amigos cercanos y la familia puede tener un impacto en la salud física", explica a PR Newswire Janine Gronewold, del Hospital Universitario de Essen (Alemania). "Lo que este estudio nos dice es que tener relaciones sociales fuertes es de gran importancia para la salud cardíaca, similar al papel de los factores protectores clásicos como tener una presión sanguínea saludable, niveles de colesterol aceptables y un peso normal".

La falta de apoyo financiero, también afecta

Durante el seguimiento, se produjeron 339 eventos cardiovasculares (infartos e ictus) y hubo 530 muertes entre los participantes del estudio. Después de ajustar otros factores que podrían haber contribuido a esos eventos y muertes, se comprobó que la falta de integración social aumentaba el riesgo futuro de eventos cardiovasculares en un 44% y aumentaba el riesgo de muerte por cualquier causa en un 47%. La falta de apoyo financiero se asoció con un aumento del 30% del riesgo de eventos cardiovasculares y es que contar con recursos económicos está vinculado, en general, a una mejor sanidad, una alimentación de mayor calidad y un estilo de vida más saludable.

"Los resultados de nuestro estudio revelaron que el deporte no compensaba el riesgo de aislamiento social de forma considerable"

El aislamiento, además, es un factor de riesgo que no puede compensarse con otros hábitos saludables, como el deporte. "Los resultados de nuestro estudio revelaron que el deporte no compensaba el riesgo de aislamiento social de forma considerable. Sin embargo, ser miembro de un club deportivo puede aumentar los contactos sociales y, por lo tanto, mejorar los resultados", explican los investigadores.

"Todavía no entendemos por qué las personas que están socialmente aisladas tienen tan malos resultados", apunta Gronewold, aunque añade que el contacto y la sensación de tener a alguien que pueda ayudar en momentos difíciles es imprescindible para "el bienestar psicológico" y que la sensación de estar integrados y poder obtener ayuda en tiempos difíciles "nos da seguridad".

Según los investigadores, "estas conclusiones son de particular interés durante la pandemia de covid-19, donde los contactos sociales son o han sido restringidos de manera relevante en la mayoría de las sociedades". Para Gronewold, "este es obviamente un hallazgo preocupante, particularmente durante estos tiempos de distanciamiento social prolongado".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios