Nace el mapa de la anatomía literaria

Nace el mapa de la anatomía literaria

“Acabo de hallar cuatro libros magníficos. Huelen a polvo y a magia. Adoro las viejas librerías”, escribió Alejandra Pizarnik en sus Diarios, publicados en 2003. Todos

Bibliotecas: más masajes, menos novelas

Bibliotecas: más masajes, menos novelas

Recortan sus recursos y las novedades no llegan, multiplican sus actividades para fomentar la lectura y se rebelan contra la lógica del consumo. Son islas en las ciudades de un país con sequía de lectores