el grupo contextos ubica las librerías

Nace el mapa de la anatomía literaria

“Acabo de hallar cuatro libros magníficos. Huelen a polvo y a magia. Adoro las viejas librerías”, escribió Alejandra Pizarnik en sus Diarios, publicados en 2003. Todos

Foto: Tipos infames es una de las incluidas en el mapa diseñado para localizar las librerías 'literarias' de Madrid. (T.I.)
Tipos infames es una de las incluidas en el mapa diseñado para localizar las librerías 'literarias' de Madrid. (T.I.)

“Acabo de hallar cuatro libros magníficos. Huelen a polvo y a magia. Adoro las viejas librerías”, escribió Alejandra Pizarnik en sus Diarios, publicados en 2003. Todos los pasos conducen a una librería, y todas las librerías atraen los pasos. Y sin embargo, cuántos pasos faltan para hacer de las librerías el destino de todos ellos. Libros del Asteroide, Impedimenta, Nórdica, Periférica y Sexto Piso son Contexto. Cinco empresas que se definen como “nuevos editores para nuevos tiempos” y lo confirman con acciones como El mapa de librerías de Madrid, donde se ubican 122 establecimientos que se dedican a la venta del libro ‘literario’ y que desde hace nueve años ha apoyado la supervivencia de estas editoriales independientes.

“Queríamos agradecer el interés de las librerías en nuestros sellos, en un mercado tan complicado”, explica Enrique Redel (Impedimenta). Han impreso 30.000 ejemplares que se van a repartir por los puntos de información turística del Ayuntamiento y en las librerías que aparecen reseñadas. Es un homenaje al papel en el tejido cultural de las librerías, un cumplido al libro en papel.

Wislawa Szymborska dejó escrito un poema en el que se lee la esencia fantástica de la cartografía y su necesidad para el cabotaje de aquí allá: “Me gustan los mapas porque mienten./ Porque no dejan paso a la cruda verdad./ Porque magnánimos y con humor bonachón/ me despliegan en la mesa un mundo/ no de este mundo”. Cierto es que las librerías parecen planetas extraños a este en el que crecen, cierto que en este mapa todo es mentira, porque las únicas referencias de la ciudad son ellas. Sobre el trazado ratonero de calles árabes sólo hay puntos rojos con el nombre de cada una. Tenía razón Szymborska: éste no es el mapa de Madrid, es uno que miente, que filtra la cruda verdad y subraya los deseos.

Agentes culturales

“El mundo del libro es una de las industrias de este país que mejor se sostiene con menos ayudas. Las editoriales somos empresas, pero sobre todo somos agentes culturales y las librerías necesitan nuestra ayuda, porque son espacios culturales imprescindibles para las ciudades”, explica Julián Rodríguez (Periférica), que aclara que esta iniciativa es particular y no cuenta con el apoyo de ninguna administración pública. No lo han pedido, no lo han buscado. “No estamos obligados a acudir siempre al estado”, cuenta Rodríguez. Como dice Luis Solano (Libros del Asteroide), han tendido el guante para ver si se animan a proteger el tejido cultural de los barrios.

Querían llamar la atención "sobre los equipamientos culturales de la ciudad que no son visibles para el ciudadano, y que por razones de mercado tienen una situación precaria”, añade Solano. Es una manera de hacer explícita esa red invisible de librerías. “No buscamos el apoyo económico, porque esto es más una cuestión de voluntad”, dice Santiago Tobón (Sexto Piso). “No queríamos apoyo de ningún tipo, porque esto es un gesto de devolución del apoyo que han tenido las librerías con nuestras editoriales. Estamos en el mismo barco”, asegura Diego Moreno (Nórdica).

Les tocaba, dicen, dar un paso adelante como artífices del discurso cultural y “reivindicar el libro en papel”, algo que los libreros agradecerán. De hecho, el mapa no tiene aplicación para descarga por internet y tampoco se encuentra en la página web del grupo. “No queremos que sea un artefacto testimonial, queremos que sea algo útil, que crezca con el tiempo y las ciudades”, declara Redel. 

Este es el viaje más poético que político, más fantástico que geográfico, es la declaración de complicidad entre libreros y editores independientes (aunque también figuren grandes cadenas de producto cultural). Es un reconocimiento a “la unidad patrimonial de conservación del libro”. Ahora hay que emprender el viaje.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios