BMW 118d, la opción para los que buscan un coche dinámico de consumo ajustado
  1. Motor
  2. Pruebas
MOTOR DIÉSEL DE 150 CABALLOS

BMW 118d, la opción para los que buscan un coche dinámico de consumo ajustado

Un compacto que permite una conducción ágil y divertida con ese toque deportivo siempre asociado a BMW pero con un consumo de carburante de solo 4,9 litros

placeholder Foto: BMW 118d, un compacto divertido de conducir y con una mecánica de gasóleo muy eficiente.
BMW 118d, un compacto divertido de conducir y con una mecánica de gasóleo muy eficiente.

Vivimos una época en la que ya solo vale lo políticamente correcto, más allá de las consideraciones técnicas y los estudios científicos. Y por ello, la lucha desde hace unos años se ha centrado en acabar con el vehículo de gasóleo, antes de tiempo. Pero la realidad es que en la lucha contra el cambio climático que ahora parece marcar nuestras vidas, un vehículo de gasóleo produce siempre menos emisiones de CO2 que uno de gasolina equivalente. Y por ello es una buena opción mientras llegan de forma accesible los eléctricos en los que BMW y todas las marcas trabajan. En este enlace tienen más fotos de la prueba.

Un motor diesel moderno, como es el caso de este propulsor de 150 caballos del BMW 118d, es una muy buena alternativa para aquellas personas que necesitan recorrer muchos kilómetros y hacerlo con un coste de utilización muy razonable. Y es una opción muy buena para aquel tipo de cliente que adquiere su vehículo mediante un renting o una multiopción y quiere un coche para utilizar tres o cuatro años y luego devolverlo.

Foto: Estética impresionante en un modelo pequeño, de 4,40 metros, y sobre todo muy bajo.

Este modelo es una alternativa de acceso a la gama de la marca BMW y por ello ofrece las calidades propias de un vehículo del segmento premium, con una calidad de terminación magnífica y un completo equipamiento. Su cuadro de instrumentos digital ofrece un estilo moderno y proporciona mucha información a su conductor. Y con su pantalla de la consola central amplía aún más estas opciones.

Lo que más me ha gustado de este coche, más allá de la interconectividad con nuestro smartphone, es el sistema de gestión por voz. No soy un experto en manejar sistemas electrónicos avanzados, y con el casi constante cambio de coche llega un momento en el que es imposible hacerse al control de cada vehículo. Los hay más o menos intuitivos, pero en el caso de este BMW, como en toda la gama del fabricante bávaro, el gestor por voz funciona a la perfección.

placeholder Puesto de conducción característico de los nuevos modelos BMW con sus dos grandes pantallas
Puesto de conducción característico de los nuevos modelos BMW con sus dos grandes pantallas

Para evitar tener que teclear una dirección para el navegador, he puesto al coche en verdaderos aprietos porque muchas veces era una dirección complicada de dictar. Pero nunca ha fallado y da casi igual cómo le indiquemos esa dirección. Si es más complicada, lo más que puede pasar es que nos diga, no le he entendido, dígame primero la localidad, y luego irá preguntando por la calle y el número. Pero funciona perfecto.

Y creo que este es un punto importante en un momento en el que conducir por ciudad, a 30 o 50 km/h como máximo, no permite distracciones pero ofrece mucho tiempo para poder dictar. Y lo mejor es que también funciona cambiando la radio o subiendo o bajando la temperatura del climatiozado0r o buscando un restaurante por nuestra zona.

Nuevo esquema

Pero sin duda el aspecto clave de cualquier BMW es su dinamismo y su comportamiento en carreteras de primer y segundo orden, que resulta excelente, incluso en esta versión de acceso. Ya la anterior generación del Serie 1 disponible hasta el año pasado era un modelo muy dinámico, al que se añadía un toque aún más deportivo con su carrocería de 3 puertas. Pues bien, el nuevo modelo lo es aún más, sobre todo con su terminación opcional M Line, pero no va a ofrecer una carrocería de 3 puertas, que se ve abandonada en favor de los nuevos Serie 2.

El nuevo Serie 1 parece similar a su antecesor, sin embargo, con esta nueva generación, la tercera, todo en el coche ha cambiado, aunque parece muy similar. Ahora ha cambiado su esquema totalmente y de ser un modelo de propulsión trasera y motor delantero longitudinal se ha pasado al concepto habitual en los modelos compactos, motor transversal y tracción delantera. Esto significa que hay importantes cambios en su dinámica de marcha, pero para un conductor normal eso pasa totalmente desapercibido. Hay que ir muy rápido y tener muy buen tacto de conducción, ser un verdadero experto, para notar esos cambios en su dinámica.

placeholder Todos los nuevos BMW incluyen la actualización del software del vehículo online
Todos los nuevos BMW incluyen la actualización del software del vehículo online

El conductor de este nuevo Serie 1 se encuentra un vehículo muy dinámico, que permite una conducción deportiva como cualquier otro modelo de la marca bávara y que responde con eficacia a las indicaciones de su conductor. Quizá lo que más me gusta de este coche, y tengo que reconocer que son muchas, es el tacto de su dirección. Ya solo tocar el volante en parado transmite una muy buena sensación. Es de piel, bastante gordo pero también algo más pequeño de lo normal y proporciona una sensación de agarre total.

Y cuando ponemos el coche en marcha y empezamos a utilizarlo, podemos comprobar que esta sensación es realmente buena. El volante transmite al conductor hasta la más mínima irregularidad y cualquier situación anómala en el comportamiento del vehículo se transmite directamente al conductor. Por ello, cuenta con una dirección rápida y precisa, pero sobre todo que transmite muy buenas sensaciones.

Foto: El nuevo Serie 2 Coupé es 105 milímetros más largo y 64 más ancho que su antecesor. Pero también 28 más bajo.

Aunque el modelo de serie se ofrece con un cambio manual de seis marchas, nuestra unidad de pruebas empleaba un cambio automático de 8 relaciones que es de serie en todo el resto de la gama de BMW. Si activamos el esquema Sport entre los modos de conducción funciona con rapidez y hace los cambios más arriba de vueltas, lo que permite un funcionamiento bastante más dinámico. Pero en el modo confort y, sobre todo, en el "ecopro" es bastante tranquilo, para con ello lograr un menor consumo. Solo cuando pisamos fuerte el acelerador, al circular en este modo de ahorro, conseguimos rebajar alguna marcha. De lo contrario aprovecha del carácter tan elástico de este propulsor diesel.

Tres modos

Me gusta mucho, y se lo digo cada vez que les hablo de un coche un poco más deportivo, contar con un selector de modos de conducción físico. La diferencia con uno gestionado por la pantalla es abismal. La diferencia es que con el que tiene tres botones, como este, o un selector giratorio como en los Porsche, el conductor puede optar por cambiar rápidamente a un modo u otro en función de su situación, del tipo de carretera y demás. Sin embargo, en uno que hay que entrar en diferentes menús deberá parar el coche previamente para hacerlo de una forma segura. La pereza o la falta de un sitio donde poder parar nos hará rodar siempre en el mismo modo.

En este caso hay tres modos, uno confort, para una conducción tranquila y relajada, un modo eco-pro para buscar la conducción más eficiente, algo importante en los tiempos que corren. Pero tiene también el modo más característico de un modelo de BMW, el Sport. Así es como de verdad un coche de la marca bávara demuestra que forma parte de la gama BMW. Ese toque más deportivo ese funcionamiento del cambio y del motor, de la gestión del acelerador o de la dirección para lograr ese toque deportivo que diferencia a cualquier BMW.

placeholder Un buen coche para poder disfrutar al volante y contar con un vehículo de consumo ajustado.
Un buen coche para poder disfrutar al volante y contar con un vehículo de consumo ajustado.

Hablemos de su motor. Aunque parece que cada día está peor visto tener una mecánica de gasóleo, todavía es una opción muy razonable en la actualidad y a la espera de la llegada de la electrificación masiva por reducción de precios del coche eléctrico y por infraestructura de recarga. Este motor sube de vueltas con rapidez desde poco más de 1.500 vueltas.

Pero lo más importante es que le proporciona al conductor una sensación de fuerza, de empuje, que no ofrecen los propulsores de gasolina con turbo. Estos últimos pueden ofrecer más cifra de potencia o de par, pero no esa sensación de empuje. Y todo ello con un consumo homologado de 4,9 litros. Se puede hacer un viaje por una autovía con este modo ecopro, circulando a la velocidad legal y rebajar esa cifra.

Este BMW 118 es un coche ideal para personas dinámicas que buscan un coche para el día a día, de consumos ajustados por tener que hacer muchos kilómetros. Pero usuarios que no quieren renunciar a tener un coche para poder hacer buenos viajes y poder disfrutar de la conducción. Y para todo eso esta opción del BMW 118d es una muy buena alternativa. Eso sí, es caro, como todo los vehículos del segmento premium. Está en línea con los precios de un Mercedes Clase A o de un Audi A3 equivalente. Pero con respecto a sus dos grandes rivales alemanes, este modelo transmite esa sensación de deportividad que le caracteriza respecto a sus rivales.

Ficha BMW 118d

Motor: 4 cilindros en línea

Potencia máxima: 150 CV desde 2.500 rpm

Par máximo: 350 Nm desde 1.750 rpm

Cilindrada: 1.995 cc

Combustible: gasóleo

Velocidad máxima: 216 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h, 8,4 segundos 

Caja de cambios: automática de 8 marchas.  

Tracción: Delantera  

Consumos homologado WLTP en ciclo combinado 4,9 litros.

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 4,32 x 1,80 x 1,43

Capacidad maletero: 380 litros.  

Peso en vacío: 1.505 kg.

Precio: 34.500 euros.

Coches
El redactor recomienda