Es noticia
Menú
El oro lleva un año decepcionante... pero es pronto para darlo por acabado
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
Cae a mínimos de más de dos años

El oro lleva un año decepcionante... pero es pronto para darlo por acabado

El oro ha pasado los últimos años atascado en un rango de negociación, con el extremo inferior bajo los 1.700 dólares y con resistencia justo por debajo y por encima de los 2.000

Foto: Foto: EC.
Foto: EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El oro no ha logrado mostrar su valor como inversión de refugio en lo que va de año, con los precios marcando su liquidación más baja desde la primavera de 2021. Así mismo, un índice clave que sigue el rendimiento de las acciones mineras del oro ha caído a su mínimo de más de dos años.

Aun así, podría ser seguro apostar por que el metal demostrará una vez más lo valioso que es para los inversores con las condiciones adecuadas.

La subida de los tipos de interés y la fortaleza del dólar contribuyeron a la caída del oro hasta los 1.700,20 dólares por onza el 20 de julio, el cierre más bajo desde el 30 de marzo de 2021, mientras que el índice NYSE Arca Gold Miners ha caído recientemente hasta los 701,80 intradía, su nivel más débil desde abril de 2020.

El oro ha pasado los últimos dos años atascado en un rango de negociación, con el extremo inferior por debajo de los 1.700 dólares y una fuerte resistencia justo por debajo y por encima de los 2.000 dólares. Según Peter Spina, presidente de GoldSeek.com., es probable que el mercado permanezca en ese rango hasta que concluya el año.

Foto: Logo de Sberbank, en San Petersburgo. (Reuters/Anton Vaganov)

Sin embargo, una señal de que se acerca el final de las subidas de tipos de la Reserva Federal desencadenaría una gran respuesta en los precios del oro, explica, pudiendo elevar los precios hacia el extremo superior de su rango de cotización o más allá.

La inflación muy elevada de EEUU ha hecho temer unos tipos de interés más agresivos, aumentando el riesgo de recesión. Las cifras de inflación de junio del país norteamericano mostraron un aumento hasta el 9,1%, un máximo de casi 41 años, lo que respalda las expectativas de más subidas de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal.

Históricamente, los inversores han utilizado el oro para compensar las pérdidas derivadas de la inflación, pero las subidas de los tipos de interés de los bancos centrales y la fortaleza del dólar estadounidense han conseguido restarle atractivo al metal.

Foto: Billetes de euro y dólar. (EFE/Luis Millán) Opinión

Paul Wong, estratega de mercado de Sprott Asset Management, señala que la percepción del oro como cobertura contra la inflación nació hace casi 50 años en un mercado "casi totalmente diferente al actual".

En los años 70, el franco suizo y el oro se convirtieron en los "receptores dominantes de los flujos de refugio", describe. Hoy, la "Fed y las políticas de otros bancos centrales se han convertido en el principal motor de las expectativas del mercado, ya que controlan las palancas de liquidez". La Fed anunció una subida de tipos de 75 puntos básicos en junio —la mayor desde 1994— en un esfuerzo por combatir la inflación.

"Los temores a la inflación y a la recesión concurrente empezaron a materializarse a finales del primer trimestre y han aumentado desde entonces", por lo que el oro ha sufrido en cualquiera de los dos escenarios a corto plazo, cuenta Wong. Aun así, "los flujos de venta superan con creces cualquier mensaje que la inflación, o la recesión, tengan sobre el oro".

Foto: Las 31 monedas de oro astrohúngaras. (G.V.)

Wong prevé nuevos descensos a corto plazo, con la posibilidad de una subida posterior. Los precios del oro podrían "caer temporalmente a niveles que pueden sorprender", advierte. Pero "dicen que los mercados bajistas rara vez terminan tranquilamente y con calma", así que "descartar el oro podría ser prematuro".

Por ahora, no hay señales de que se vaya a producir un gran cambio de rumbo. Los precios del oro cotizan casi un 6% a la baja este mes, lo que contribuye a una pérdida del 7% en lo que va de año.

Aun así, si los mercados de deuda no pueden seguir soportando la subida de los tipos de interés, la Reserva Federal se vería obligada a ralentizar y detener las subidas de tipos, lo que provocaría un enfriamiento del dólar y "los inversores occidentales en oro empezarían a añadir a sus posiciones", afirma Spina de GoldSeek.com.

"Mientras el precio del oro se mantenga a este nivel y comience a subir de nuevo, las acciones de oro tendrán un gran 'rally' de reversión"

Si los precios del oro tocan fondo, eso podría ofrecer una oportunidad en las acciones de las minas de oro, augura Spina. El fondo cotizado VanEck Gold Miners ('ticker': GDX) ha perdido más del 20% este año. Las mineras de oro cotizan como si el oro estuviera por debajo de los 1.500 dólares, subraya Spina.

Todo el sector de la minería del oro ha quedado "diezmado", cuenta. "Mientras el precio del oro se mantenga a este nivel y comience a subir de nuevo, las acciones de oro tendrán un gran 'rally' de reversión".

*Contenido con licencia de 'Barron’s'.

El oro no ha logrado mostrar su valor como inversión de refugio en lo que va de año, con los precios marcando su liquidación más baja desde la primavera de 2021. Así mismo, un índice clave que sigue el rendimiento de las acciones mineras del oro ha caído a su mínimo de más de dos años.

Inflación Tipos de interés Reserva Federal Inversores Recesión Primavera Bancos centrales
El redactor recomienda