Es noticia
Menú
El miedo a la recesión y la fortaleza del dólar llevan al euro a rozar la paridad
  1. Mercados
Por primera vez desde 2002

El miedo a la recesión y la fortaleza del dólar llevan al euro a rozar la paridad

La moneda única continúa su racha bajista retrocediendo hasta casi la paridad con el dólar. Lo que supondría una regresión del valor de la moneda de la eurozona hasta niveles de 2002

Foto: Billetes de euro. (Pixabay)
Billetes de euro. (Pixabay)

La divisa europea está a muy pocas décimas de alcanzar la paridad con el dólar. La moneda comunitaria ha roto la pequeña racha alcista que comenzó este viernes y se prolongaba durante la mañana de hoy, para volver a caer hasta llegar a niveles de 1,0053 dólares por euro, un 1,30% por debajo del cierre anterior y marcando nuevos mínimos desde 2002.

El miedo a la recesión económica provocado por el encarecimiento de las materias primas, el riesgo de un corte de suministro de gas ruso a Europa y el efecto refugio del dólar estadounidense, están pesando con fuerza entre los inversores. El dólar lleva semanas cogiendo altura, a la espera de un endurecimiento de la política de tipos de la Reserva Federal para aplacar la inflación.

Con esta bajada, el euro ha caído ya por un 11% frente al dólar solamente desde comienzos de la guerra en febrero. Entonces cotizaba a 1,1307 dólares por euro.

Hace apenas doce meses, el escenario de la paridad euro-dólar se antojaba muy lejano. Sin embargo, el encarecimiento de las materias primas y de la energía tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia han cambiado el terreno de juego. La inflación se ha disparado a ambas orillas del Atlántico, pero las perspectivas para la economía de EEUU y de la eurozona son muy dispares.

Un encarecimiento del gas y del petróleo afecta mucho más a Europa. EEUU lleva años potenciando la explotación de sus reservas energéticas con tecnologías como la fragmentación hidráulica, mientras que el viejo continente es mucho más dependiente de las importaciones de hidrocarburos, especialmente de Rusia. Además, parte de la competitividad de Alemania, el motor económico de la zona euro, se explicaba por la energía barata procedente de Moscú.

En EEUU, el Gobierno publicó el viernes pasado, además, un buen dato de desempleo del mes de junio (3,6%) y anunció que el país ha creado 372.000 puestos de trabajo.

Con un euro más débil, las empresas europeas producirán lo mismo, pero con un precio de importación más caro, lo que eleva los costes de producción por el mismo servicio y presiona aún más los precios domésticos, en un entorno de inflación ya elevado de por sí. El pasado mes de junio, el IPC de la eurozona subió hasta un 8,6%.

La divisa europea está a muy pocas décimas de alcanzar la paridad con el dólar. La moneda comunitaria ha roto la pequeña racha alcista que comenzó este viernes y se prolongaba durante la mañana de hoy, para volver a caer hasta llegar a niveles de 1,0053 dólares por euro, un 1,30% por debajo del cierre anterior y marcando nuevos mínimos desde 2002.

Recesión Inflación Euro Inversores Dólar Miedo Eurozona Reserva Federal Importaciones
El redactor recomienda