Revisión del Ibex 35 a la vista: Meliá intenta escapar del descenso
  1. Mercados
LOGISTA, FLUIDRA, SACYR...

Revisión del Ibex 35 a la vista: Meliá intenta escapar del descenso

La hotelera vuelve a estar por debajo del umbral de ponderación, pero tampoco hay un candidato claro a sustituirla, sobre todo en materia de volumen, por lo que no se esperan cambios

Foto: EFE.
EFE.

El Comité Asesor Técnico (CAT) celebra este miércoles su enésima revisión del Ibex 35. Más allá de los cambios de ponderaciones impulsados por la crisis del coronavirus, el selectivo también ha estado cambiando de color por las bajas (MásMóvil) y salidas en horas bajas de la bolsa (Ence y Mediaset). En sustitución de estos valores, el índice ha impulsado aún más la representación de la creciente energía verde (con la entrada de Solaria) y la presencia del sector sanitario (Almirall y PharmaMar). En la que será su última revisión ordinaria del año, sin embargo, los datos del mercado no apuntan a movimientos claros, aunque sí hay algún eslabón débil.

Los ojos están puestos sobre Meliá. En el entorno de la pandemia, la hotelera cotiza en la penúltima posición del Ibex con una capitalización de 1.287 millones de euros. La compañía liderada por Gabriel Juan Escarrer, no obstante, se ha estado beneficiando en las últimas semanas del efecto de las vacunas contra el coronavirus, que ha impulsado a aquellos sectores y activos que durante la pandemia se habían quedado atrás en bolsa. Sin embargo, no lo suficiente para salvar su ponderación sobre el parqué, que, según datos promedio en los últimos seis meses del departamento de Análisis de Renta 4, está en un 0,14%.

Esta situación choca con uno de los pilares del CAT en su decisión sobre los integrantes del Ibex: el de que la ponderación media durante el periodo de control sea superior al 0,30% de la capitalización media del índice total. Si se tiene en cuenta este parámetro, también Indra se ha caído algo por debajo, con su 0,25%, tras el golpe de las caídas de la división de Transporte y Defensa, siendo una de las compañías del Ibex 35 con más bajistas. Incluso Almirall, recién estrenada en el Ibex, no da la talla en ponderación con su 0,23%, en un momento también complicado para la acción debido al desafío de los genéricos y del negocio dermatológico durante la pandemia.

No obstante, el caso de Meliá ya ha estado en el foco en las anteriores revisiones del selectivo, y su ponderación ya no daba la talla en la misma revisión ordinaria del año pasado, antes del coronavirus. En las últimas semanas, con todo, han sido precisamente los valores como Meliá, los más expuestos a la crisis, los que más se han beneficiado de la rotación de los inversores desde sectores y activos más defensivos. Desde los primeros datos de la vacuna el pasado 9 de noviembre, Meliá ha ganado casi un 80% en bolsa, mientras que el Ibex 35 se ha revalorizado un 20%.

Son dos los parámetros que hay que cumplir para estar en el Ibex: liquidez y peso

Con la llegada de la vacuna, está por ver cuánto de rápido la empresa podrá cambiar el rumbo del negocio. Meliá presentó resultados el viernes anterior a los primeros resultados de Pfizer (los que trajeron subidas estelares en bolsa el día 9). Por un lado, la firma de análisis española Intermoney explicaba que la empresa ya llevaba tiempo haciendo los deberes desde antes del golpe del coronavirus, lo que la colocaba como "la mejor posicionada para enfrentar el covid-19". "El 'management' ha transformado el modelo de negocio en busca de un modelo que le permita defenderse mejor en la parte baja del ciclo", matizaban, poniendo en valor el incremento del modelo de gestión, el incremento del peso del canal directo en las ventas, la internacionalización (con España perdiendo peso), mayor presencia del segmento 'upscale' (lujo), nuevas aperturas y un balance que han ido saneando en la última década.

Por su parte, los analistas de la firma alemana Deutsche Bank reconocían los esfuerzos de la hotelera por mantener la quema de liquidez a raya —todavía cuenta con 442,5 millones de euros que le garantizan 13 meses de vida—, pero subrayaban la falta de visibilidad en el negocio de la hotelera, dudando de 2022 inclusive. "La dirección de Meliá tiene confianza en la recuperación a largo plazo, que espera que empiece con los 'resorts', mientras las ciudades siguen bajo presión, pero parece que es demasiado pronto para predecir exactamente si esto va a pasar", zanjaban. Asimismo, está por ver si la hotelera mantendrá el 'rally' de la vacuna en bolsa o si todavía le quedan años duros por delante. De momento, Escarrer ya ha avisado de que incluso avista fusiones en el sector (sin mencionar a Meliá).

Foto: EC.

Al analizar la ponderación actual de Meliá, en la bolsa española acechan otras compañías de cerca, con las piscinas de Fluidra en una ponderación media del 0,24% o la constructora Sacyr (que ya lleva sonando en rondas pasadas también) alcanzando un 0,23%. Con todo, la que sí supera el umbral de ponderación es Logista, con un 0,35%. La distribuidora a comercios también ha sufrido en bolsa el golpe logístico a su modelo de negocio, con una caída del 21% en el total de 2020, pero desde el pasado 9 de noviembre avanza un 7%.

Con todo, los analistas no esperan cambios, ya que se fijan también en el otro pilar para estar en el Ibex 35: el de la liquidez. El CAT analiza esta variable a través del volumen de contratación en euros en el mercado de órdenes durante el periodo de control (seis meses), aunque también controla la calidad de dicho volumen, analizando el número de operaciones contratadas o posibles cambios en el accionariado. En este parámetro, todos los candidatos por ponderación suspenden.

"El Ibex 35 son los valores más líquidos", recuerda la directora de Análisis de Renta 4, Natalia Aguirre, que no cree que vaya a haber cambios, ya que ninguno de los candidatos cumple con los dos pilares al completo. Admite que Logista podría ser la más preparada, pero subraya que su volumen está un 60% por debajo de Meliá, lo cual dificulta que llegue a sustituir a la hotelera. Con todo, Aguirre sí considera que Logista podría volver a estar en el foco el año que viene, cuando se haga efectiva la fusión entre CaixaBank y Bankia.

“En esta ocasión, no anticipamos cambios”, opinan los analistas de Bankinter. “Si bien Meliá incumple de nuevo el requisito de capitalización mínima, ningún posible candidato registra durante el periodo de control volúmenes de negociación superiores a los actuales integrantes del índice”, asienten. “Sacyr sería el mejor posicionado en cuanto a volúmenes, pero incumple el requisito de capitalización mínima y tampoco supera en volumen a CIE [el componente del Ibex con menor nivel de negociación]”, argumentan.

Ibex 35 Accionistas
El redactor recomienda