Almirall: quién es el nuevo 'fichaje' del Ibex 35 y cómo ha llegado hasta ahí
  1. Mercados
UN 40% DE POTENCIAL DE REVALORIZACIÓN

Almirall: quién es el nuevo 'fichaje' del Ibex 35 y cómo ha llegado hasta ahí

Pese a su aura de valor defensivo, la compañía de los Gallardo siente el impacto de la pandemia, especialmente en su negocio de dermatología en EEUU, que ha sufrido caídas en las ventas

placeholder Foto: Fachada del edificio de Almirall. (Reuters)
Fachada del edificio de Almirall. (Reuters)

Almirall entra este lunes en el selectivo español. La compañía de la familia Gallardo es la más deseada en bolsa de entre el sector farmacéutico español, con un consenso de compra entre los analistas del 100% y un potencial de revalorización del 40%. En plena crisis sanitaria y económica, las farmacéuticas, inversión defensiva de referencia, gozan de apoyo por partida doble en el mercado. Sin embargo, el caso de Almirall, que se deja un 16% en bolsa, es particular: su foco está en la dermatología, no en los medicamentos de primera necesidad, por lo que la cotizada sí que acusa en bolsa cierta exposición al coronavirus.

El total de los 11 analistas que siguen a Almirall en bolsa, según Bloomberg, apuesta por comprar sus acciones. Solo Oryzon tiene también el 100% de los financieros a su favor, aunque solo cuatro analistas siguen la empresa. El 80% de los cinco analistas que siguen a PharmaMar aconseja comprar, seguida de Rovi (70% de los 11 analistas), Grifols (60% de los 25) y Faes Farma (40% de los siete). Biosearch, Laboratorios Reig Jofre y Prim no tienen seguimiento, según Bloomberg.

Foto: (Close Up)

Pese a pertenecer a un sector defensivo, Almirall no goza de inmunidad contra el coronavirus. La compañía, que cotiza en un PER de 18 veces y un valor en libros de 1,6 veces, acusa una caída del 7% desde que empezaron los desplomes del coronavirus. “En línea con las expectativas, la cartera de ventas en EEUU ha sufrido vientos de cara por el coronavirus, dada la calidad discrecional y sin riesgo vital de la dermatología”, explican los analistas de Goldman Sachs. En EEUU, gran parte del negocio de la compañía viene de remedios para problemas cutáneos, sobre todo para el acné (por ejemplo, Aczone, producto sujeto a fuerte competencia por parte de los genéricos) y la psoriasis (con Illumetri). En el primer trimestre, las ventas en EEUU cayeron un 50% respecto al mismo periodo del año anterior y la empresa alegó en la presentación que “se estima impacto del covid-19 en el segundo trimestre, especialmente en EEUU”.

Según Goldman Sachs, que se reunió con el director financiero de Almirall a finales de mayo, la empresa espera recuperarse en la demanda según se reanuden las visitas médicas de los clientes. “El negocio en Europa [mercado principal de la empresa] se ha visto relativamente menos afectado por la perspectiva del coronavirus, debido a la mezcla de productos (como los productos de venta sin receta o de atención primaria)”, matizan desde Goldman Sachs.

placeholder Vista de la Bolsa de Madrid. (EFE)
Vista de la Bolsa de Madrid. (EFE)


La empresa registró una subida interanual del 26,9% de las ventas en el trimestre y especificó que había habido “un impacto positivo en ventas debido al aprovisionamiento de mayoristas, producido principalmente en el mes de marzo en Europa ante las medidas relacionadas con el covid-19”, pero que el “stock' de medicinas se había estabilizado durante el mes de abril”.

La empresa reiteró a los analistas la orientación del ebitda de 260 millones de euros y 280 millones para 2020, teniendo en cuenta varias variables: que las visitas al médico se retomarían a finales del segundo trimestre, principios del tercero; un incremento de los ingresos en diferido de 20 millones de euros más que los años anteriores; que el covid-19 reduzca la probabilidad de reformas de precios este año (con la llegada del Gobierno del PSOE, la empresa había avanzado a los analistas la posibilidad de riesgos regulatorios en presentaciones pasadas, riesgo que volvió a reiterar en la del primer trimestre sin dar más detalles, pero matizando que el covid retrasaba los temores); una subida de las ventas de Seysara (acné) en el futuro y el impacto de la erosión de Aczone (acné), que, según el director financiero, “había sido menor de lo esperado hasta ahora”.

Así como su disposición al M&A —con compras como la de una cartera de Allergan que supuso un brote verde tras el complicado año 2017 (y que no obstante acometió con una emisión de bonos convertibles cuyo anuncio desplomó sus acciones en diciembre de 2018)—, los analistas admiran el ‘pipeline’ (previsión en las etapas de ventas de los productos) de la compañía, con varios productos en ensayos clínicos (dermatitis atópica, androgénica, onicomicosis). Los analistas de Jefferies, por ejemplo, cambiaron el año pasado su recomendación a comprar por el “entusiasmo” de la evolución de nuevos lanzamientos como Ilumetri y Skillarence para la psoriasis y Seysara para el acné, una opinión que volvieron a resaltar en los resultados del primer trimestre, pese al impacto del covid-19.

Mientras en EEUU las ventas dermatológicas han caído durante el covid, en Europa hubo aprovisionamiento de medicinas

Sin embargo, desde Jefferies no dejan de tomar nota de la disrupción del covid-19 en el impulso de estos nuevos lanzamientos de productos, como en la llegada de Ilumetri a Alemania o como también se ha visto en el golpe de la pandemia en las prescripciones de Seysara.

Desde los mínimos anuales del 17 de marzo, la compañía ha subido un 38% en bolsa. Para los analistas del Sabadell, los resultados del primer trimestre de Almirall “demostraron la resiliencia de su negocio en el entorno del covid-19”. “A nivel financiero, todo bajo control”, explican. “Mantiene una posición financiera sólida con 350 millones de euros en liquidez disponible y sin vencimientos de deuda relevantes hasta 2021, por lo que no esperamos que cancele su dividendo”.

“Además, podría cerrar operaciones de M&A en dermatología (reforzando fases iniciales del 'pipeline' o productos maduros e inmediatamente acumulativos) que seguimos viendo como su principal catalizador y con la que podría invertir unos 500 millones de euros, manteniendo su endeudamiento por debajo de las tres veces el ebitda según nuestras estimaciones”, zanjan desde la firma.

De hecho, los analistas de Goldman Sachs hablaron de M&A en su reunión con el financiero. “Mientras que subrayó la importancia de mantener la liquidez, el director indicó que podrían considerar activos en valoraciones convincentes si fuesen inmediatamente acumulativos para el 'pipeline' y el 'cash flow”, apuntaron. “En términos de potencia, el directivo dijo que la empresa está cómoda con una deuda neta de 1,5 veces el ebitda este año y que estarían dispuestos a endeudarse hasta las tres veces el ebitda por el activo adecuado”.

Mercados Almirall Ibex 35
El redactor recomienda