LA FED DE NY SUBE PERSPECTIVAS DE INFLACIÓN

Wall Street reduce sus expectativas de bajada de tipos tras los datos macro

Las bolsas siguen cotizando a la baja mientras los bonos aguantan (por lo general) en verde. Los futuros de los tipos de interés reducen la presión tras los datos de empleo del viernes

Foto: Un 'trader' en la bolsa de Nueva York. (Reuters)
Un 'trader' en la bolsa de Nueva York. (Reuters)

Los mercados siguen reaccionando a los datos del viernes de EEUU. Mientras la bolsa de Wall Street rinde a la baja, la rentabilidad de los bonos cotiza en verde, con los futuros apuntando a que la Reserva Federal cerrará el año con los tipos de interés en la horquilla del 1,75-2% (dos eslabones por debajo de los actuales). Este comportamiento se produce después de que EEUU recibiese el viernes unos datos de creación de empleo sólidos que constituyen un argumento a favor de no recortar el precio del dinero.

"Los datos del empleo son claves pasa saber qué decisión tomará la Fed con respecto a bajadas o subidas de tipos", explicaban a Cotizalia los analistas de Renta4 este viernes. "Cuanto más débiles sean las perspectivas laborales más probable es que la bajada se produzca". El departamento de Empleo de Estados Unidos anunció entonces que se habían creado 224.000 puestos de trabajo en junio, muy lejos de las estimaciones de los analistas, que pronosticaban que rondaría los 160.000. Esta cifra superó con mucho a la de un mayo, en el que solo se produjeron 72.000. La tasa de desempleo ha subido una décima situándose en el 3,9%, pero por una mayor participación de la ciudadanía en el mercado laboral.

Asimismo, después de que el S&P 500 cerrase el viernes con un retroceso del 0,18%, el lunes el índice cae un 0,62%, mientras que el Dow Jones pierde un 0,53%. El Nasdaq se deja un 0,9% con Apple, una de las empresas de mayor capitalización bursátil, cayendo un 2% tras el recorte de la firma Rosenblatt. Por lo general, las rentabilidades de los bonos cotizan al alza, aunque el título a 10 años separa distancias con el de a tres meses al registrar un recorte del 'yield' del 0,3%.

Mientras la renta variable puede presentar una reacción más ambigüa a las expectativas de la Fed —el precio del dinero afecta los niveles de endeudamiento que se pueden permitir las compañías, pero distintos sectores están relacionados con la política monetaria de distintas formas; por ejemplo, el tipo de interés no es lo mismo para un banco que para una eléctrica—. No obstante, la rentabilidad de la renta fija sí está directamente co-relacionada con el tipo de interés, e inversamente vinculada al precio de estos.

El diferencial de la deuda a largo plazo con los bonos a corto plazo sin embargo, presenta una anomalía en los mercados que en el pasado a apuntado a recesión: lo normal es que los bonos a largo plazo den mayor rentabilidad ante la falta de visibilidad de la que gozan, pero actualmente los bonos a tres meses rinden más (y se venden más) que los de a diez meses.

Los futuros sobre los tipos de interés han reducido sus expectativas hasta quedarse en una media del -1,77%, en la horquilla del 1,75-2% y por encima de la cifra del 1,64% con la que los mercados habían cerrado el miércoles (antes del festivo del 4 de julio) y que se situaba en una horquilla de tipos tres veces por debajo de la actual (2-2,25%).

La Reserva Federal en Washington (Reuters)
La Reserva Federal en Washington (Reuters)

Por otro lado, la Reserva Federal de Nueva York ha aumentado sus perspectivas de inflación hasta el 2,7% después de dos meses a la baja. Los últimos datos de mayo registraron una subida de los precios del 1,8% —dos puntos porcentuales por debajo del objetivo del 2% de la Fed—. Con todo, el banco central estadounidense puso sus perspectivas de inflación para el año 2019 en una media del 1,5%.

El regulador mantuvo los tipos de interés en la reunión de junio, pero perdió el consenso de los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) con el voto en contra del presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard. No obstante, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, sí que avisó en la rueda de prensa de que, dada a la incertidumbre macroeconómica y la debilidad de la inflación, "las razones para ponernse más acomodaticios" se habían "reforzado". La Reserva Federal presta atención a la inflación, empleo y crecimiento económico para tomar su decisión.

Señales mixtas en Europa

En el Viejo Continente, los mercados han dado señales mixtas. El Eurostoxx ha caído un 0,13% lastrado por las caídas de la banca, mientras que el bono alemán a diez años (correlacionado con la banca por su suerte de indicador de los tipos de interés) ha recortado terreno negativo hasta quedarse en un 'yield' del 0,36%.

Lo mismo ha ocurrido en España, donde el Ibex 35 ha caído un 0,54% con Sabadell (-2,96%), CaixaBank (2,64%) y Bankia (2,51%) pesando sobre el selectivo. Y, sin embargo, el bono español a diez años ha doblado su interés tras marcar mínimos la semana pasada, cerrando este lunes en el 0,428%.

Entre los titulares que han marcado el compás de la jornada están la reestructuración del atribulado Deutsche Bank —ha anunciado 18.000 despidos y ha perdido un 5,39% de su valor en bolsa—. Ya en el plano nacional, Enagás se ha dejado un 4,81%, Naturgy un 2,8% y Red Eléctrica un 1,03% tras el recorte anunciado por la CNMC el viernes. Este lunes, los analistas revelaban sus dudas sobre el futuro del dividendo de Enagás, uno de los activos más atractivos de cara a los inversores en un entorno de tipos de interés al 0%.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios