reestructuración de la entidad

Deutsche Bank anuncia 18.000 despidos y se desploma un 5%

El banco anticipa un coste de 7.400 millones y unas pérdidas netas de 2.800 millones de euros en el segundo trimestre de 2019

Foto: Vista de los edificios de Deutsche Bank en Frankfurt, Alemania. (EFE)
Vista de los edificios de Deutsche Bank en Frankfurt, Alemania. (EFE)

El banco alemán Deutsche Bank ha anunciado este domingo "una transformación radical" de la entidad que supondrá un recorte de 18.000 empleos para 2022 a través de una significativa reducción de su banca de inversión. Un nuevo cambio estratégico que se ha traducido en subidas superiores al 3% en los primeros compases que posteriormente se han moderado por debajo del medio punto porcentual para dar paso a los números rojos en la media sesión. Pasadas las 2 de la tarde, las acciones aceleraban el castigo y se dejaban más de un 6% hasta los 6,7 euros.

Según explicaba el domingo, para facilitar su eliminación, el banco creará una nueva Unidad de Liberación de Capital para gestionar la reducción eficiente de los activos relacionados con las mencionados actividades comerciales que se están eliminando o reduciendo y que representan 74.000 millones de euros en activos ponderados por riesgo y 288.000 millones de euros a 31 de diciembre de 2018.


En relación con estas decisiones, el Consejo de Administración tiene la intención de recomendar que no se pague un dividendo de capital ordinario para los ejercicios 2019 y 2020. Como consecuencia, el banco anticipa unas pérdidas netas de 2.800 millones de euros en sus cuentas del segundo trimestre como resultado de los cargos de reestructuración.

Estas acciones están diseñadas para permitir que Deutsche Bank se centre en sus negocios principales de Banca Corporativa, Financiación, Cambio de Divisas, Banca Privada y Administración de Activos, según un comunicado de la entidad alemana.

El director de banca de inversión abandona

El director de banca de inversión de Deutsche Bank, Garth Ritchie, abandona el primer banco comercial privado de Alemania a finales de julio. Deutsche Bank informó el viernes de que el presidente, Christian Sewing, asumirá la responsabilidad de la división de banca de inversión y para empresas. Ritchie comenzó a trabajar en Deutsche Bank en 1996 como asociado en la oficina de Johannesburgo, posteriormente ha ocupado puestos de gestión senior en la banca de inversión de Deutsche Bank, que ahora afronta un proceso de transformación.

En 2009 se convirtió en miembro del comité ejecutivo de mercados globales, como director del negocio de acciones, y en enero de 2016 fue nombrado miembro de la junta directiva responsable de la división de mercados. Ritchie pasó en 2017 a ser codirector de la división de banca de inversión y para empresas y un año después la dirigió en solitario. El presidente del consejo de supervisión de Deutsche Bank, Paul Achleitner, agradeció a Ritchie "su dedicación y notable contribución que ha hecho en el banco a lo largo de su larga carrera" y en un momento muy difícil.

Sewing también agradeció a Ritchie su lealtad al Deutsche Bank y especialmente en los últimos 15 meses como su sustituto. Ritchie destacó que asumió "el liderazgo de la banca de inversión en un momento desafiante y que en los últimos tres años han realizado progresos significativos para mejorar y estabilizar sus cifras financieras".

"Creo que ahora el banco está preparado para una transformación mayor y es el momento adecuado para que una nueva dirección haga avanzar la división" de banca de inversión, añadió Ritchie, que ha sido responsabilizado en ocasiones de los problemas que sufre ahora Deutsche Bank. Ritchie seguirá asesorando a Deutsche Bank hasta noviembre de 2019 para asegurar una transición suave en un momento de asuntos reguladores críticos en el Reino Unido, incluidos los relacionados con el 'Brexit'.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios