gestora allianz popular

Santander y Allianz ultiman la ruptura millonaria del acuerdo en fondos del Popular

La aseguradora alemana encarga a un histórico de la casa comandar su nuevo proyecto de gestora local, al poner fin a la gestora Allianz Popular, que tiene 14.400 millones gestionados

Foto: Imagen de la Ciudad Financiera del Santander. (EFE)
Imagen de la Ciudad Financiera del Santander. (EFE)

Banco Santander y Allianz están listos para acabar con el acuerdo heredado de la integración del Popular. La entidad cántabra y la aseguradora alemana mantenían una gestora de fondos y planes de pensiones con 14.400 millones bajo gestión y valorada en su momento por los bancos de inversión en más de 1.000 millones.

En los últimos meses, los dos gigantes del sector financiero han estado negociando para romper este acuerdo. En su momento, Banco Popular y Allianz (la participación se divide en 40% y 60%) fijaron una opción de venta de la gestora que Morgan Stanley valoró en 2017 en su conjunto en torno a 1.500 millones. Estas cláusulas son habituales en acuerdos o ‘joint ventures’ de este tipo por si hay giros drásticos en la estrategia o accionariado de uno de los socios, y aquí asciende a 700 millones, según fuentes del mercado.

Allianz no quiere dejar de tener acceso al mercado español con una gestora local, ya que esta es la única fórmula posible para captar patrimonio en planes de pensiones —excluidos para las gestoras internacionales— y facilita la colocación de productos propios en la red comercial. De hecho, los ‘unit links’ u otros formatos que vende la red de distribución suelen estar compuestos por fondos de la gestora internacional y fondos de Allianz Popular.

Por este motivo, Allianz ha encargado a un histórico de la casa dirigir una gestora local, según fuentes de mercado, con vistas a la próxima ruptura con Santander. Se trata de Miguel Colombas, director de la división Asset Management desde 2011, después de ser durante tres años director general de Allianz Popular Asset Management. De hecho, Colombas provenía de Banco Popular, donde trabajó 16 años, siempre ligado a la gestión de activos. “Tiene todo el sentido que apuesten por su perfil”, aseguran otras fuentes.

Santander y Allianz ya rompieron en julio su acuerdo en seguros, igualmente heredado de la compra del Popular por un simbólico euro, cuya integración jurídica se formalizó en septiembre. En este caso, el banco cántabro ya tenía un pacto previo con Aegon. Las negociaciones culminaron con un acuerdo por el que Aegon debía pagar 215 millones al Santander por hacerse con el negocio de Allianz, más una variable de 75 millones a cinco años en función de cómo evolucione el negocio.

Deterioro de la gestora

En este caso, las cifras que se manejan son mayores —más del doble— para que Santander rompa el acuerdo con Allianz. No obstante, durante el último año y medio, la posición de Allianz Popular se ha deteriorado drásticamente, con una caída del patrimonio gestionado desde diciembre de 2016 del 15%, hasta los 14.422 millones de euros en junio de 2018, según el último dato publicado por la patronal Inverco, divididos entre 9.470 millones en fondos, 4.535 millones en planes de pensiones y 417 millones en sicavs.

La crisis del Popular disparó los reembolsos, y la integración con el Santander no los frenó. De hecho, en el mismo periodo la industria ha elevado el volumen de activos en fondos, planes y sicavs en un 18%, tanto por las ventas de fondos como por el comportamiento del mercado. La cuota de mercado ha bajado del 3,3% hasta el 2,4%.

En cualquier caso, para Banco Santander y para el resto de las entidades españolas, el negocio de recursos de clientes fuera de balance es cada vez más importante. Los bancos españoles nunca han tenido un nivel de desintermediación (dinero de clientes fuera de balance frente al total de recursos de clientes) tan alto como ahora, con un peso más elevado de las comisiones en la base de ingresos.

Los tipos de interés al 0% reducen al mínimo el margen que obtienen los bancos de captar y prestar dinero, por lo que la banca está embarcada en una competición por crecer en fondos. Santander ya recompró en noviembre de 2016 el 50% de su gestora, que había vendido tres años antes a los fondos de capital riesgo en noviembre de 2016 por 2.047 millones de euros.

Pero esta situación de ‘dinero gratis’ que provoca el Banco Central Europeo (BCE) también afecta al negocio asegurador, que tiene menor capacidad para rentabilizar su liquidez y, además, pierde atractivo con sus productos de ahorro, vinculados generalmente a los tipos. Por eso, también están creciendo en fondos o planes de pensiones. En el caso de Allianz, planea continuar teniendo productos ‘fabricados’ en España, pese a tener una gestora internacional. Grandes grupos aseguradores internacionales como AXA o Zurich también tienen gestora local, pese a contar con ramas importantes de gestión de activos a escala global, mientras que Aviva estuvo en España presente hasta vender su negocio el año pasado a Santalucía.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios