Noticias del Banco Santander: Allianz intenta evitar que el Santander rompa su acuerdo con Popular sin pagar 1.300 M. Noticias de Empresas
la jur le deja no indeminzar por cambio de control

Allianz intenta evitar que el Santander rompa su acuerdo con Popular sin pagar 1.300 M

Los dos mayores gigantes financieros del continente buscan un acuerdo que compense la ruptura de la aseguradora con Popular. La JUR eximió al Santander de pagar indemnización

Foto: Sede central de Allianz en Múnich. (Reuters)
Sede central de Allianz en Múnich. (Reuters)

Lucha de titanes. Banco Santander (95.000 millones de capitalización bursátil) y Allianz (92.000) mantienen conversaciones para tratar de alcanzar un nuevo acuerdo que sustituya al que la aseguradora alemana tenía con el Banco Popular. Se trata de una negociación muy complicada y, si fracasa, el asunto terminará en los tribunales porque el banco español consiguió que la JUR (Junta Única de Resolución) lo eximiera de las cláusulas de cambio de control que tenía el Popular, según fuentes conocedoras de la situación, mientras que Allianz entiende que están en vigor. El asunto es muy importante: estamos hablando de una indemnización de 1.300 millones.

La relación del Popular con Allianz se remonta a 1988, aunque fue en 1997 cuando la aseguradora alemana adquirió el 10% del capital del banco y se convirtió en su segundo accionista tras la Sindicatura (de hecho, la retirada de su apoyo a Ángel Ron en el consejo fue determinante para su relevo por Emilio Saracho). Esta alianza se extendió al negocio de seguros, fondos de inversión y planes de pensiones con la creación de la 'joint venture' Allianz Popular, y fue enormemente fructífera para ambas partes. De hecho, era la principal vía de comercialización de los productos de la firma alemana, de ahí que esta blindara el acuerdo con una cláusula de cambio de control.

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín. (EFE)
La presidenta de Banco Santander, Ana Botín. (EFE)

Dicha cláusula establece que, en caso de que el Popular se fusionara con otra entidad o de que un solo accionista superase el 20% del capital (porcentaje que se elevaba al 29% si ese accionista era la Sindicatura), Allianz tiene una opción 'put', es decir, de venta del 60% de la sociedad conjunta, que debía recomprar el Popular. Según estimaciones de UBS, dicho porcentaje tiene un valor de unos 1.300 millones de euros. Este tipo de cláusulas son comunes en estas alianzas, para tener una compensación si uno de los socios es adquirido por un tercero que no tiene interés en seguir adelante con la colaboración.

Todo esto es aplicable a la compra del Popular por el Santander, que posee el 100% del capital y que cuenta con la mayor gestora de activos de España. Sabedor de este tipo de cláusulas (que se aplican también a otras 'joint ventures' como WiZink o Aliseda), el banco que preside Ana Botín puso como condición en la adquisición del Popular a la JUR que no fueran efectivas en su caso, según las fuentes consultadas. Algo que el organismo europeo, que no contaba con medios para que la entidad abriera al día siguiente (7 de junio) si no la compraba el Santander, tuvo que aceptar.

Allianz: acuerdo o tribunales

Y ahí radica la batalla: el Santander se considera facultado para romper el acuerdo con Allianz sin tener que recomprar su 60% ni pagar ninguna indemnización, mientras que la aseguradora entiende que la JUR no es quién para anular un contrato en vigor, según estas fuentes. Por tanto, todo indica que el conflicto debe acabar en los tribunales. Sin embargo, ambas entidades piensan que no les conviene un litigio de este tipo con otro gigante y, por eso, han entablado negociaciones para buscar un acuerdo que favorezca a las dos.

Nuevo diseño de las sucursales del Banco Popular.
Nuevo diseño de las sucursales del Banco Popular.

Algo que no va a ser nada fácil. Allianz es consciente de que el acuerdo actual no le interesa al Santander y le está proponiendo otras vías alternativas. Una de ellas, siempre según las fuentes, es entrar en el negocio del seguro de automóvil, un producto que el banco no ofrece actualmente y en el que la alemana es muy potente. Pero, al final, Allianz necesita que el nuevo compromiso sea igual de rentable que el que tenía con el Popular. Y el Santander, por el contrario, pretende que le salga más barato; para pagar lo mismo que ahora, se quedaría como está.

De ahí las dificultades para llegar a un acuerdo. Además, los factores culturales también tienen un peso importante. No obstante, las negociaciones no han comenzado en serio hasta finales de año, porque, hasta ese momento, las prioridades del Santander para el Popular eran la venta de su ladrillo y el inicio del recorte de plantilla. En todo caso, el banco tiene el comodín del compromiso de la JUR. Así que es Allianz quien debe decidir cuánto está dispuesta a ceder para evitar los tribunales.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios