PREPARAN UNA MOVILIZACIÓN A NIVEL EUROPeo

El 'procés' necesita hacer caja: comida a 45 euros para ver por plasma a Puigdemont

Los colectivos más activos han distribuido una instancia para inundar el Parlamento Europeo "de preguntas sobre la prohibición de acreditación a los eurodiputados Puigdemont y Comín"

Foto: Un grupo de ciudadanos sigue desde una pantalla de televisión la declaración institucional del presidente de la Generalitat. (EFE)
Un grupo de ciudadanos sigue desde una pantalla de televisión la declaración institucional del presidente de la Generalitat. (EFE)

La caja de solidaridad está vacía y es preciso tener un colchón económico que blinde ante posibles nuevas multas y embargos. Por eso, el independentismo ha iniciado una campaña para que sus militantes vuelvan a aportar dinero contante y sonante. Pero, además, han diseñado algunas acciones para hacer caja.

La más llamativa es una comida que se celebrara en Girona el próximo 22 de junio, una comida cuyo precio por cubierto es de 45 euros, a celebrar en el recinto del Palacio Ferial de Girona. La comida ha sido diseñada por la conocida chef Ada Parellada y por Toni Vallory. Contará el ágape con mítines de los abogados, convertidos en las nuevas estrellas mediáticas ‘indepes’ Gonzalo Boye y Jaume Alonso Cuevillas, a quien Carles Puigdemont pagó sus favores con la cabeza de lista de JxCAT a las elecciones generales por Girona.

Que el círculo más íntimo de Puigdemont quiere controlar la caja económica del independentismo queda fuera de toda duda. Los tiques para la cena en cuestión se han de sacar en la librería Les Voltes, propiedad de la familia Matamala. Uno de sus miembros es el empresario que ha acompañado a Puigdemont en su huida a Bélgica desde el primer día. La contraprestación ha sido nombrar a Jami Matalama cabeza de lista al Senado por Girona en las listas de JxCAT. Ahora, la familia es la que se encargará de recaudar el dinero de la cena en cuestión.

La familia Matamala fue una de las primeras en poner en circulación un “DNI catalán”, que vendían al precio de seis euros y del que se distribuyeron más de 21.000 ejemplares. El patriarca, por si fuera poco, es natural de la localidad de Amer, el pueblo natal de Puigdemont, y formó parte de los tercios franquistas que participaron en la batalla del Ebro y luego fueron enviados a Extremadura a aniquilar las últimas revueltas republicanas. Las vueltas que da la vida: ahora son sus herederos los que se declaran republicanos.

Josep Maria Matamala. (Reuters)
Josep Maria Matamala. (Reuters)

En una comunicación a sus militantes, la Asamblea Nacional Catalana (ANC), la entidad que utiliza Puigdemont para agitar la calle y presionar a los otros partidos soberanistas, explica que el objetivo de la cena organizada para este mes es “recaudar fondos para las cajas de solidaridad, y para maximizar la recaudación también tenemos muchas empresas colaboradoras”. En una página web creada ex profeso para este evento, no obstante, se agradece la colaboración solo a una bodega, una empresa de agua, una panadería, una mercantil de cafés, una imprenta, una papelería y una pensión.

No queda ahí la cosa: la velada estará amenizada por otro independentista de pro: el actor Toni Albà, que tuvo que dejar de colaborar en TV3 tras llamar veladamente puta a la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas. Fue una más de sus salidas de tono, aunque sus exabruptos gustan en una parte del independentismo. Así pues, en la noche del 22 de junio, será el artista invitado. Junto a ellos, los asistentes podrán disfrutar de una intervención plasmática (o sea, vía plasma) del mismísimo Carles Puigdemont. Para cubrir el expediente, también han anunciado una intervención del ‘vicepresident’ “legítimo” Oriol Junqueras, pero difícilmente este podrá intervenir desde la cárcel, puesto que el horario carcelario no lo permitiría. La ANC, no obstante, ha prometido un “mensaje especial” de los dos mandatarios.

Armar ruido en Europa

Pero no es la única acción del independentismo: el mes de junio será pródigo en movilizaciones. El fantasmagórico Consell de la República, la Crida Nacional, la ANC o Poble Lliure, uno de los principales partidos que componen la CUP, han hecho un llamamiento para armar ruido en Europa.Hemos de hacer mucho ruido”, dice una comunicación interna entre colectivos.

La principal acción es una manifestación en Estrasburgo el día 2 de julio, el día de la toma de posesión de los eurodiputados. “Para hacerlo bien, hemos de tramitar la petición para organizar una concentración y obtener la debida autorización ante el Ayuntamiento de Estrasburgo. Y solicitar que pueda tener lugar ante el Parlamento Europeo”, advierte una comunicación a los activistas soberanistas enviada esta semana.

Desde algunos sectores próximos a Puigdemont se han distribuido ya órdenes con itinerarios (1.131 kilómetros por la A-9 y 11 horas y siete minutos de viaje, avisan). La ANC ya ha contactado incluso con una compañía de autobuses para la contratación de autocares y ofrece a sus afiliados la posibilidad del viaje más una o dos noches de hotel. Faltan por concretar el precio y los horarios.

Toni Comín y Carles Puigdemont. (Reuters)
Toni Comín y Carles Puigdemont. (Reuters)

Al mismo tiempo, los colectivos más activos han distribuido una instancia para inundar el Parlamento Europeo “de preguntas sobre la prohibición de acreditación de nuestros eurodiputados: Puigdemont y Comín. Es fácil y rápido”. Se trata, conforme expresan en los correos enviados, de armar ruido en el corazón de Europa para que el conflicto catalán pueda tener entidad de cara a las instituciones europeas.

Esta acción solo se parará si Puigdemont y Comín son acreditados ante el Parlamento y acceden a la “inviolabilidad” parlamentaria. Mientras tanto, los independentistas quieren obstruir la Cámara con sus cartas. “Soy una de las 1.025.411 personas que votaron a Carles Puigdemont y Toni Comín. No tengo pregunta, tengo exigencia. Quiero que se respete mi elección como ciudadana europea que soy. Gracias”, es uno de los textos propuestos para protestar ante el Parlamento Europeo.

Otro texto señala en uno de sus apartados: “¿Sobre la base de qué supuestos legales se niega el ingreso al Parlamento de la UE a miembros elegidos como el señor Puigdemont y el señor Comín?”. Termina preguntando si se reconsiderará la negativa a acreditar a los dos eurodiputados catalanes electos aunque no pasen por Madrid, tal y como obliga la ley. Los promotores de la iniciativa han enviado también enlaces del propio Parlamento para que se pueda hacer llegar la carta de protesta directamente desde la web de la Cámara y advierten: “Una vez enviada, hay que entrar en el correo y validarla. Si no, no se tramita”.

Paralelamente, la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) está estudiando una fórmula común que han de aplicar todos los concejales y alcaldes independentistas y que incluirá la coletilla de que prometen el cargo “por la república catalana” en las tomas de posesión del próximo 15 de junio. Quieren, así, marcar perfil ante la legislación española. Ideológicamente, los soberanistas mantendrán la excusa de que no han prometido ni jurado las leyes españolas. Según circula en los círculos independentistas, la toma de posesión se complementará con la frase siguiente: “Continuaré trabajando en la construcción de una Cataluña políticamente libre, socialmente justa, económicamente próspera y territorialmente equilibrada”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios