Es noticia
Menú
Rojas Marcos: "Lo que hace ahora el PP con el andalucismo lo hizo el PSOE durante 40 años"
  1. España
  2. Andalucía
TAMBIÉN FUE ALCALDE DE SEVILLA

Rojas Marcos: "Lo que hace ahora el PP con el andalucismo lo hizo el PSOE durante 40 años"

El fundador del Partido Andalucista (PA), que fue disuelto hace casi ocho años tras desaparecer del Parlamento, celebra la oficialidad que el Gobierno de Juanma Moreno ha dado al 4 de diciembre como Día de la Bandera

Foto: Alejandro Rojas Marcos, fundador del Partido Andalucista (PA) y exalcalde de Sevilla, en el hotel donde se realizó la entrevista. (P. H)
Alejandro Rojas Marcos, fundador del Partido Andalucista (PA) y exalcalde de Sevilla, en el hotel donde se realizó la entrevista. (P. H)

Alejandro Rojas Marcos (Sevilla, 1940) conoce al dedillo la casa donde nació el germen del Partido Andalucista en 1965. Fue su despacho durante largo tiempo y hoy es un hotel propiedad de la fundación que lleva su nombre. En esa misma casa anunció la disolución de una formación que tuvo representación en el Congreso —él fue diputado, antes de ser alcalde de Sevilla— y también en el Parlament de Cataluña, aupado por los emigrantes andaluces. La "dimisión", como él mismo la define, llegó después de una travesía por el desierto de siete años y tres elecciones consecutivas sin enviar parlamentarios a la Cámara andaluza. Pero asegura que el legado del PA sigue vivo, como demuestra que el 4 de diciembre sea, desde hoy, Día de la Bandera de Andalucía en recuerdo de las manifestaciones autonomistas que sacaron a la calle a dos millones de personas en Andalucía en 1977. Juanma Moreno recogió el guante que el propio Rojas Marcos le lanzó hace unas semanas en un acto conjunto.

PREGUNTA. ¿Qué le parece que ahora todo el mundo se apunte al andalucismo?

RESPUESTA. Eso es un triunfo del Partido Andalucista. El término andalucista lo inventó Blas Infante, fue el primero que utilizó ese nombre. Cuando nuestro grupo nació en el año 65, nosotros no conocíamos ese término, ni a Blas Infante, ni la bandera, ni nada. Lo conocimos en el 67, cuando conocimos a un compañero de cárcel de Infante. Cuando yo decía "nosotros los andalucistas" en el Congreso, nosotros éramos nosotros. Y en España entera y en Andalucía. Pero nos han ido copiando. Fue espectacular cuando de repente Manuel Chaves, Javier Arenas y todo el mundo se dijo andalucista. Nosotros y yo mismo lo recibimos como un triunfo. Para nosotros, un andalucista auténtico, pata negra, es la identificación con lo que fue Blas Infante, de izquierdas y de obediencia andaluza. Un partido estatal se dice andalucista aquí y en Valencia dice valencianista.

Foto: Irene Montero, en un acto de Podemos. (EFE/Borja Sánchez Trillo)

P. Entonces el andalucismo de Juanma Moreno no es pata negra.

R. Yo no tengo autoridad ninguna para decir qué es lo bueno y qué es lo malo. Sí digo que es diferente. El andalucismo histórico de Blas Infante es el nuestro, también, el que nosotros hemos seguido. Ahora bien, que haya un partido andalucista de derechas no es malo, sería muy bueno. Mientras que estemos en un sistema capitalista, habrá una derecha y ojalá esa derecha se sienta representada por partidos andaluces en vez de por partidos centralistas. Tenemos que darle la bienvenida. Pero el origen del andalucismo de Blas Infante está en la izquierda. En Cataluña pasa igual, pero al contrario. El origen del catalanismo, con Prat de la Riba, era de derechas, de la burguesía. Pero hoy el catalanismo es patrimonio de la izquierda y la derecha. Y gracias a esa unión tienen el poder que tienen. El día que exista un poder andaluz potente será el día que la derecha también se exprese. Mientras tanto se da la curiosidad, llamémosle así, de que partidos centralistas se autocalifiquen como andalucistas.

"El pueblo andaluz se enamora de los partidos estatales; le pasó con UCD y con el PSOE"

P. ¿Una curiosidad?

R. Ellos verán. Me imagino que cuando se sienten en Madrid, en la sede de sus respectivas direcciones, no se atreverán a decir que son andalucistas. Pero eso son temas internos.

P. ¿Eso se lo ha dicho a Juanma Moreno?

R. Hablamos con mucha sinceridad. Yo sé lo que piensa y él sabe lo que pienso yo. Cada vez que uno de estos partidos estatales dice que es andalucista, me pongo muy contento. Es un triunfo nuestro, como cuando los veo que cogen la bandera andaluza. Nosotros hemos sido la vanguardia. No pedimos que se nos considere como los grandes facedores de toda la autonomía. No hubiera habido autonomía solo de la mano del PA. Colaboraron la izquierda y la derecha. Lo único que exigimos, porque es la verdad histórica, es que hemos ido a la vanguardia. Fuimos los primeros que hablamos de Blas Infante, y los primeros que enseñamos y defendimos la bandera. También fuimos los primeros que, en el 28 de febrero [tras el resultado negativo del referéndum de autonomía] no nos dimos por rendidos. Lo que nos duele o lo que nos enerva es que se nos niegue esa categoría cuando estamos acostumbrados a que se nos copie. Y estamos acostumbrados a que aquellos que nos copiaron, como el PSOE, son quienes han tenido el poder. El PSOE con una mano nos ha copiado y con la otra nos daba con un garrote.

placeholder Alejandro Rojas Marcos, exlíder del PA, hablando por teléfono en un patio del hotel Las Casas del Arenal. (P.H)
Alejandro Rojas Marcos, exlíder del PA, hablando por teléfono en un patio del hotel Las Casas del Arenal. (P.H)

P. El PSOE está molesto porque dice que se reescribe la historia y que ahora se le quiere dar más lustre a figuras como la de Manuel Clavero Arévalo que a exdirigente socialistas como Rafael Escuredo o Plácido Fernández-Viagas.

R. Tan atípico es que un partido estatal de derechas como el PP se haga andalucista y haga movimientos pro autonómicos, como atípico fue que el PSOE lo hiciera. Lo que está haciendo ahora el PP fue lo que hizo el PSOE hace 40 años. Es la dinámica del poder y la lucha política. El PSOE ha llevado mal el acompañamiento en política.

P. ¿A qué se refiere?

R. No ha tenido buenas maneras con sus adversarios. No las tuvo con los comunistas ni con la UCD. Y con nosotros ha sido cruel. Andalucía entera ha estado pintada con "andalucistas traidores" y "Rojas Marcos traidor" solo porque habíamos desbloqueado la autonomía de acuerdo con Suárez. Fue el desbloqueo que acabaron asumiendo ellos mismos. Yo estuve diez años en los jesuitas y aprendí una de las máximas de Ignacio de Loyola. Suavidad en las formas y firmeza en el fondo. Ver en el PSOE políticos amables como Juan Espadas o como Antonio Muñoz es una maravilla. Y no por eso son menos socialistas. Buenas maneras tiene Juanma Moreno, pero el señor Casado no brillaba por las buenas maneras. También las tienen Yolanda Díaz y Mónica García, de Más País. La política debe buscar la convivencia, aunque desde distintas perspectivas. Las buenas maneras son básicas, tan básicas como la firmeza de las convicciones, para que todo el mundo sepa de qué estamos hablando.

"En Andalucía el PSOE cogió una bandera autonomista en la que no creía"

P. Si tiene que quedarse con uno de los que reivindican su herencia, con quién se queda.

R. Yo no soy nadie para designar un heredero del PA. No debe tener herederos. Debe estar ahí para quien quiera asumir lo mucho bueno, los muchos caminos que abrió. Lo bonito es que después de extinto, dimitido y retirado sea capaz de obtener un triunfo como que ahora, 50 años después, se reconozca oficialmente el día 4 de diciembre. Ya lo había reconocido todo el mundo, pero el PSOE no quería ni oír hablar. No porque estuviera en contra, ellos lo convocaron también. Pero no quería sombras sobre el 28 de febrero. Lo sorprendente es que un pueblo elija como su día oficial, el día de un enfrentamiento como el que hubo allí o el día que se perdió por la trampa que le habían puesto. Pero el poderoso ejerce el poder.

P. La Diada de Cataluña recuerda una derrota militar.

R. Pero no es lo mismo una derrota militar, con el pueblo unido de alguna manera, que una derrota querida por los dos grandes partidos que se ponen de acuerdo dos meses antes para ponerle a Andalucía un obstáculo que no salvaría nunca. Esa noche nadie reivindicaba la autonomía plena. Esa noche todos los partidos, salvo nosotros, agacharon la cabeza ante el resultado del 28 F. O sea, ya se había terminado la lucha por la autonomía.

P. ¿Lo que hace el PP con el 4D no es igual que lo que hizo el PSOE con el 28 de febrero?

R. Las intenciones de cada cual que las explique cada cual. Y luego serán creíbles o no serán creíbles. No entro en hacer un juicio de intenciones. No quiero.

P. Lo hace con el PSOE.

R. Pero no por sus intenciones. Eso es una crítica directa. Al 28-F siempre le hemos puesto pegas por la razón que te doy. Y llegan unos señores que a propuesta nuestra han institucionalizado el 4-D. ¿Le vamos a poner pegas?

Foto: Juanma Moreno en la jura como presidente de la Junta de Andalucía el pasado julio. (EFE/Julio Muñoz)

P. El portavoz de la Junta dice que es el Gobierno más andalucista de la historia. Hubo dos Gobiernos del PSOE de Manuel Chaves con presencia del Partido Andalucista.

R. El PA no considera que el Gobierno con Chaves fuera andalucista ni muchísimo menos. No pudimos sacar adelante propuestas que eran elementales en favor de Andalucía y que siempre fueron bloqueadas por el PSOE. Quisimos cambiarle el nombre a Canal Sur, porque no somos el Sur, somos Andalucía. Queríamos ponerle Canal Andalucía. Pero nunca encontramos facilidad en el PSOE. ¿Por qué gobernamos con el PSOE? Porque nuestro partido tenía que demostrar a los andaluces que era capaz de gobernar Andalucía. Como no teníamos la mayoría necesaria para gobernar, nos pareció positivo entrar en una coalición de gobierno. La gestión que hicimos en nuestras consejerías fue modélica y pudimos demostrar que éramos capaces de gobernar bien. Personalmente creo que nos equivocamos en el segundo mandato, porque una vez demostramos que éramos capaces de gobernar, seguir gobernando con el PSOE... Yo no voy a reivindicar el Gobierno de PSOE-PA como un Gobierno andalucista. Que el portavoz del PP considere que el suyo es el más andalucista... él lo dice

P. Tendrá una opinión al respecto.

R. Yo no voy a decir quien es más andalucista, si el PSOE o el PP. Ahí no voy a entrar nunca.

P. Pero no es una comparación.

R. Él está haciendo una comparación entre los gobiernos del PSOE y este. Entre ellos se las arreglen. Yo podía reclamar que el Gobierno PSOE-PA era más andalucista, pero no. Ni lo fue ni podía serlo.

"Los gobiernos de coalición del PA con Manuel Chaves no fueron andalucistas"

P. Pero se muestra muy crítico con los gobiernos del PSOE y no hace lo mismo con el PP en la Junta a pesar de que llegó hace ya 4 años.

R. Yo estoy fuera de la política. No juzgo al Gobierno andaluz. No tengo legitimidad para juzgarlo. A mí nadie me obliga a juzgar ni a Pedro Sánchez ni al anterior. Puedo tener una opinión general sobre algún tema. Yo al PSOE lo juzgo respecto de la autonomía y el PA, no a sus medidas ni su forma de gobernar. Todos queremos estar para siempre. Es ley de vida. Pero hay que tener la frialdad de saber que eso es malo.

P. El politólogo Jesús Jurado definió la toma de posesión de Juanma Moreno como una demostración de "andalucismo republicano". ¿Son deseables esos pasos?

R. No voy a juzgar lo que el PP hace en ese terreno. El andalucismo que ha defendido el PA, que es un andalucismo en la línea de la primera ola, el de Blas Infante, es el nuestro. Nosotros no podemos reivindicar que la tercera ola siga nuestros pasos al pie de la letra. Pero todo lo que sea caminar por el andalucismo lo vemos positivo. El gesto del presidente actual de aceptar nuestra propuesta de darle un valor oficial al 4 de diciembre, lo hemos valorado extraordinariamente bien. Sean cuales sean las intenciones que el lleve. No tenemos derecho a prejuzgar esas intenciones ni a considerarlas negativas. Era una cuenta pendiente. No tenía sentido que no tuviera un reconocimiento. Yo lo intenté desde el Ayuntamiento de Sevilla. No podía poner en cuestión el 28-F, no era tan insensato de ponerme a pelear para intentar borrarlo. Entonces se me ocurrió lo del día de la bandera, publiqué un bando y en 1993 organicé un acto oficial. Invité a participar a un andalucista de derechas y otro de izquierdas que no eran de ningún partido, Manuel Clavero y Salvador Távora. E invité a Carlos Cano a que cantara La verdiblanca. Ahí se vio un intento del PA y de mí mismo de darle un sentido al 4-D como el día de la bandera.

placeholder Alejandro Rojas Marcos, en un momento de la entrevista. (P. H.)
Alejandro Rojas Marcos, en un momento de la entrevista. (P. H.)

P. Hay ya una tercera ola del andalucismo con una fuerte expresión en lo cultural pero tiene pendiente su consolidación en lo político. ¿Cómo lo observa?

R. Nosotros, los andalucistas de la segunda ola, tenemos una concepción del andalucismo y teníamos un objetivo fundamental: lograr un poder andaluz. Andalucía, para su propio bienestar, para su propia calidad de vida, necesita poder. Pero poder andaluz. Ese poder andaluz no puede llegar solo de la mano de los andalucistas, de la segunda ola, de quienes nos copien al 100%. Tiene que ser una cosa abierta, todos pueden colaborar, incluso los partidos centralistas. Pero la base está en que haya partidos andaluces de conveniencia andaluza y de derechas.

P. ¿Hay mimbres para que vuelva a cristalizar el movimiento como partido político?

R. Cuando el Partido Andalucista ha dimitido es porque ha entendido que el entorno no era sensible a nuestro mensaje. Nuestros adversarios, queridos amigos del PSOE, dicen que fue porque nos equivocamos muchas veces. Yo creo que tantas como ellos no. Nos hemos tenido casos de corrupción y cosas así insalvables. Lo que nos ha faltado es suelo. El PSOE ha cometido errores gravísimos en España y Andalucía. Pero el PSOE tenía un suelo que le permitía, después de cada escándalo, renacer y volver a gobernar España, ganar la confianza de los españoles. En política los errores se pagan coyunturalmente, siempre que uno tenga suelo. Es como los equipos de fútbol. Los aficionados se enfadan, pero no se borran del club. Nuestro club era pequeño y la gente aplaudía los buenos partidos. Pero por cada partido que ganábamos, perdíamos nueve. Cada vez teníamos menos gente aplaudiendo. Me empleé al máximo para que nuestro partido no acabara como acabaron todos los partidos después de la Transición, en una subasta pública. Somos los únicos que hemos dimitido. Y hasta ese día fuimos un bloque. Al día siguiente, cada uno cogió su camino. Y éramos cerca de 4.000 militantes, 300 concejales y cerca de 20 alcaldes. Fue algo modélico, sencillamente modélico.

P. ¿La capacidad de influir de partidos pequeños puede animar a que una formación como la suya vuelva al Congreso?

R. Estuvimos en el Congreso, gobernamos Andalucía y fuimos útiles. En el Congreso arrancamos lo máximo que se podía arrancar, la autonomía. No hubiera habido autonomía ni referéndum. Y la prueba está en que no ha habido en ningún otro sitio, Andalucía es la única comunidad que se equiparó con las comunidades con más competencias porque existió el PA. ¿Hay posibilidad ahora? No sirvió lo que nosotros hicimos para mantenernos en el tiempo. Siguiendo con el símil del fútbol. El club no aumentó. Aumentó el aplauso coyuntural. Los poderosos aguantan porque tienen un suelo, el PA no tenía suelo, estaba en el alambre siempre. Y del alambre, fuimos al suelo.

Foto: Alejandro Rojas Marcos y Juanma Moreno, en el Museo de la Autonomía de Andalucía, en Coria del Río (Sevilla). (Junta de Andalucía)

P. ¿Cuál fue el pecado final del Partido Andalucista?

R. ¿Pero qué errores cometimos mayores que los que siguen en el machito? Los partidos no caen por errores, caen cuando no tienen red y la red es un suelo de apoyo popular

P. ¿Por qué no tenía esa red?

R. No había adhesión a un proyecto andaluz. El pueblo andaluz se enamoraba de los partidos estatales. Al principio se enamoró de UCD y luego del PSOE.

P. Y ahora del PP.

R. Pero llega un momento en el que todos defraudan. ¿Y qué ocurre? Aparecen dos partidos nuevos, Podemos por la izquierda y Ciudadanos por la derecha. Con lo útil que es en Cataluña y en País Vasco y con lo útil que fue el partido andalucista. ¿Cómo es posible que el pueblo no opte por un partido andaluz? Pues habrá que preguntarle al pueblo.

"El PSOE no quería ni oír hablar del 4-D para que no le hiciera sombra al 28-F"

P. ¿Es más importante ser diputado en el Congreso o alcalde de Sevilla?

R. Diputado en el Congreso. Pero no por el cargo de diputado. Para mí es mucho más gratificante y honorífico ser alcalde de Sevilla que ser un diputado más en el Congreso. Ahora bien, es mucho más importante el Congreso. Sin lugar a dudas, es la soberanía del Estado español. Y tener representantes de un partido de obediencia exclusiva andaluza. No diputados andaluces, de esos hay muchos. Llegamos al Congreso de los Diputados por primera vez en la historia y todavía no se ha repetido. Es lo más grande no ya desde el punto de vista nuestro, sino para Andalucía.

P. Teresa Rodríguez lo va a intentar. Es el objetivo que se ha marcado con Adelante Andalucía.

R. Tiene mi aplauso, mi ánimo.

P. ¿Fue un error renunciar a la alcaldía de Granada para gobernar en Sevilla después de las elecciones de 1979 en ese pacto con el PSOE y el PCE?

R. En absoluto. Ese es otro relato del PSOE. En aquella reunión de madrugada, Sevilla la querían todos. ¿Por qué no dicen que no ellos entregaron Sevilla? Se nos riñe a nosotros porque, aseguran, entregamos Granada y Huelva. Es un problema del relato del poder.

placeholder Alejandro Rojas Marcos, durante la entrevista. (P. H.)
Alejandro Rojas Marcos, durante la entrevista. (P. H.)

P. Pero después les fue difícil implantarse en la Andalucía Oriental.

R. Claro, porque cuando el poderoso te hace un relato, lo pagas. ¿O cree que no nos hizo daño que nos llamaran traidores por toda Andalucía? Si eso no hiciera daño yo no estaría quejándome, sino que estaría indiferente. Estoy indignado y denunciando eso porque nos hizo daño. Yo voy ahora a Huelva y doy una charla y en el coloquio me preguntan por qué entregué Huelva. Y cuando yo le explico que el PSOE tuvo más votos y digo que el PSOE entregó Huelva, se quedan con la boca abierta. Ocurre lo mismo con el relato de que la derecha no estuvo en la autonomía. Estuvieron en el origen y el final, eso es un fake.

"Las víctimas de los ERE, que son responsables, también son víctimas de ese abuso de su partido"

P. La última mayoría absoluta del PSOE fue en 2008. Han pasado 14 años y ahora hay una mayoría absoluta del PP. ¿Qué ha pasado?

R. Es causa del hartazgo de 40 años. No se puede estar tanto en el poder. Es un disparate incluso para ellos mismos. Eso lo está pagando el PSOE. Si todo poder tiene un porcentaje de abuso, imagínate ese poder multiplicado por 40. Estas víctimas de los ERE, que son responsables y yo no lo voy a discutir, también son víctimas de ese abuso de su partido. Les ha caído una sentencia, pero en un análisis político, hay una responsabilidad colectiva. Es un abuso de poder que ellos han cometido, que deriva del poder continuado durante 40 años. Entonces la opinión pública andaluza ha evolucionado, ha cambiado, pero no es que fuera de izquierdas y se ha hecho de derechas. Es que ha dicho "esto no".

P. ¿El PSOE ha perdido la capacidad de leer a pueblo andaluz que tan bien leyeron en los 80?

R. Es la dinámica del poder. El PSOE coge una bandera autonomista en la que no creía, tiene un triunfo en voto, no solo en Andalucía. Felipe González llega a la Moncloa fundamentalmente gracias a los votos de Andalucía. Cogió una bandera sin fe ni creencia, lo hizo de forma ocasional y oportunista. ¿En qué se ha notado el autonomismo del PSOE en estos 40 años? ¿Los niños que nacieron el día que el PSOE tomó el poder y tenían 40 años cuando se fue saben lo que significa la autonomía? ¿Saben quién fue Blas Infante y saben de la primera y la segunda ola del andalucismo? No, no han hecho nada en ese terreno.

P. Mi generación, la de los nacidos en los 90, sí tiene ese sentimiento de pertenencia por lo que aprendimos en el colegio.

R. Eso se nos debe a los andalucistas. Pero tú captas el medio ambiente. La sociedad andaluza, a base de tiempo, tiene un conocimiento que no había cuando yo empecé en política. Pero no se ha hecho en las escuelas y colegios. A mí me llaman de los institutos para hablar del 28-F. A partir de este año me han llovido las invitaciones para el 4D.

Alejandro Rojas Marcos (Sevilla, 1940) conoce al dedillo la casa donde nació el germen del Partido Andalucista en 1965. Fue su despacho durante largo tiempo y hoy es un hotel propiedad de la fundación que lleva su nombre. En esa misma casa anunció la disolución de una formación que tuvo representación en el Congreso —él fue diputado, antes de ser alcalde de Sevilla— y también en el Parlament de Cataluña, aupado por los emigrantes andaluces. La "dimisión", como él mismo la define, llegó después de una travesía por el desierto de siete años y tres elecciones consecutivas sin enviar parlamentarios a la Cámara andaluza. Pero asegura que el legado del PA sigue vivo, como demuestra que el 4 de diciembre sea, desde hoy, Día de la Bandera de Andalucía en recuerdo de las manifestaciones autonomistas que sacaron a la calle a dos millones de personas en Andalucía en 1977. Juanma Moreno recogió el guante que el propio Rojas Marcos le lanzó hace unas semanas en un acto conjunto.

Juanma Moreno
El redactor recomienda