Es noticia
Menú
Candidatos en El Rocío: Moreno avisa de que una "severa" derrota del PSOE golpearía a Sánchez
  1. España
  2. Andalucía
Elecciones andaluzas

Candidatos en El Rocío: Moreno avisa de que una "severa" derrota del PSOE golpearía a Sánchez

Los políticos andaluces convierten a la aldea almonteña en la última cuenta de un rosario de visitas que comenzó en Semana Santa y siguió con las ferias, en un acercamiento casi populista a la campaña del 19 de junio

Foto: Juanma Moreno, en el santuario de la Virgen del Rocío, en Almonte. (Cedida)
Juanma Moreno, en el santuario de la Virgen del Rocío, en Almonte. (Cedida)

Como escribió Rafa González Serna, prolífico autor de sevillanas fallecido hace unos años, los políticos andaluces han optado por ponerse el sombrero y colgarse la medalla para participar en la romería del Rocío. La aldea almonteña se ha convertido este sábado en epicentro de la campaña de las elecciones del 19 de junio y, mientras las 125 hermandades filiales iban presentándose delante de la Blanca Paloma, el presidente de la Junta y candidato del PP a la reelección ha aprovechado para recordarle al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que una "severa derrota" del PSOE andaluz en las urnas pondría en "una difícil situación" al Ejecutivo de coalición.

A nadie se le escapa que la campaña andaluza tiene un eco nacional más sonado que en convocatorias anteriores. "Todo lo que sucede en Andalucía tiene eco en España", ha dicho Moreno. Es el primer examen serio de Alberto Núñez Feijóo, que huye del folclore y estuvo en Málaga el viernes y se desplaza este sábado a Granada. El efecto positivo que ha generado en el PP su nuevo líder contrasta con el momento complejo por el que pasa el Gobierno. Las buenas cifras de empleo no apagan del todo la alerta por la crisis derivada del alza de precios y la guerra en Ucrania. Y el principal perjudicado ahí es el PSOE, que lucha por movilizar a unas bases apáticas y golpeadas por el desánimo de las malas encuestas.

Foto: Juanma Moreno y Alberto Núñez Feijóo, en Sevilla. (EFE / Julio Muñoz)

A Juanma Moreno le pasa justo lo contrario con los sondeos. "He visto muchas encuestas fallar y torcerse rumbos que parecían imposibles", ha dicho en una entrevista en Onda Cero. Según el líder popular, existe la posibilidad de que los buenos datos generen una desmovilización en sus afines al dar por hecha la victoria. Pero ha insistido en su idea de lograr "una mayoría suficiente" para evitar unas largas negociaciones y, sobre todo, una repetición electoral que sería "un fracaso". "Si vamos a otras elecciones, retrasaría el presupuesto", ha dicho el presidente de la Junta, que, no obstante, ha dejado "en mano de los andaluces" esa posible repetición

La visita de Moreno al Rocío es solo el último capítulo de un rosario de paseos y actos en las fiestas populares de la comunidad, que han vuelto a la normalidad en esta primavera electoral después de dos años de vacío por la pandemia de Covid. Hay que tener en cuenta que el calendario festivo de la primavera andaluza influyó en la decisión del presidente para elegir la fecha electoral. El domingo 5 de junio quedó descartado precisamente por ser la víspera de Pentecostés, es decir, de la procesión de la Virgen del Rocío. Se calcula que en este año de reencuentro la aldea dé cobijo a un millón de personas que difícilmente acudirían a votar si las urnas coincidieran con la romería. En las municipales de 2015, que coincidieron con la fiesta rociera, el voto por correo se multiplicó en las comarcas más rocieras. Y en la ciudad onubense de Moguer se duplicaron las excusas para no pertenecer a una mesa electoral "por razones médicas".

placeholder Juan Marín y Marta Bosquet, a su derecha, en el santuario del Rocío, este sábado. (Cedida)
Juan Marín y Marta Bosquet, a su derecha, en el santuario del Rocío, este sábado. (Cedida)

Los políticos no son inmunes a este fenómeno y por eso la aldea almonteña ha recibido un goteo de visitas que inauguró el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, que estuvo en el santuario del Rocío con la presidenta de la diputación de Huelva, Maru Limón, y el alcalde de la capital onubense, Gabriel Cruz. Cruz y Limón, que se enfrentaron en unas primarias socialistas el pasado noviembre, posaron con Bolaños delante de la imagen mariana. "Un poco populista sí que es", responde Giselle García Hipola, doctora en Ciencias Políticas de la Universidad de Granada, que explica que los políticos participan en este tipo de tradiciones porque les permite ser vistos "en un escenario que es real, no fingido". Además, prosigue, estos acercamientos a las costumbres populares les sirven para contrarrestar el "desprestigio" que sufre la clase política, criticada por estar despegada del suelo que pisan sus votantes.

Con esos mimbres, resulta lógico que un aspirante al 19-J que necesita multiplicar su nivel de conocimiento, como Juan Espadas, se haya acercado al Rocío este sábado. Antes, en un acto en Sevilla ha defendido que los candidatos puedan "compartir" este tipo de tradiciones con los ciudadanos, pero "sin buscar rédito político". El líder socialista ya cargó contra Juanma Moreno en la pasada Semana Santa, cuando todavía el presidente no había convocado las elecciones. El socialista tachó incluso de "frívolo" a Moreno por asegurar que iba a aprovechar las horas que pasó debajo del trono del Cristo de la Exaltación de Málaga para dilucidar sobre la fecha del adelanto electoral. El jefe del Ejecutivo, como muchos de sus consejeros y el propio Espadas, trufaron su Semana Santa de visitas a los templos y procesiones.

Este fenómeno, que se ha generalizado, no era habitual hace solo unos años. No era normal ver a los expresidentes Manuel Chaves o José Antonio Griñán en una procesión. La proliferación de este tipo de visitas, según García Hipola, tiene que ver con el auge de las redes sociales y las nuevas fórmulas que los partidos utilizan para llegar a un electorado que también ha cambiado. "Los jóvenes ya no consumen televisión y, si la consumen, no lo hacen a la hora de emisión", apunta la doctora en Ciencias Políticas, que considera que la participación de los políticos en fiestas populares busca un impacto "transversal": a los jóvenes por su difusión en redes sociales y a las personas de cualquier edad que se encuentran con el candidato a la puerta de su caseta de Feria, en unas cruces de Granada o en una romería en Jaén.

placeholder Juanma Moreno y su mujer, junto a Antonio Muñoz, alcalde de Sevilla, en la salida de la Hermandad de la Macarena. (EFE)
Juanma Moreno y su mujer, junto a Antonio Muñoz, alcalde de Sevilla, en la salida de la Hermandad de la Macarena. (EFE)

Juanma Moreno ha estado este sábado en el Rocío con una camisa verde y medalla al cuello para "compartir con alegría y satisfacción" la vuelta de la romería almonteña en "un año de plena recuperación económica y social". "El Rocío para Andalucía es mucho, lo que mueve esta romería es la fe a la Blanca Paloma", ha dicho el líder popular con el sonido de los tamboriles de fondo. A pocos metros de donde el presidente de la Junta ha atendido a los medios desplazados hasta allí, su número dos en el gobierno, pero ahora contrincante como candidato de Ciudadanos, también se ha dejado ver por el Rocío. Juan Marín, que ya estuvo con los romeros de Sanlúcar cuando iniciaron su camino, se arrancó en la apertura de campaña a cantar una sevillana rociera. Este sábado, tras criticar a Vox, el líder naranja confió en poder "disfrutar de unos días de convivencia en la aldea". Él mismo lo ha hecho, pues ha estado en la presentación del simpecado de la hermandad de Sanlúcar ante la Blanca Paloma.

Otra socialista que también ha participado en la peregrinación es la expresidenta Susana Díaz, que suele ir con la hermandad de su barrio, Triana. El jueves, de hecho, la política sevillana iba hacia la aldea almonteña mientras su sucesor, Juan Espadas, abría campaña en Jaén en un acto mucho menos festivo que el camino hacia el Rocío. La ex dirigente sevillana fue, quizás, quien intensificó la participación de los líderes políticos andaluces en estas tradiciones. Díaz es una habitual de la entrada de la Esperanza de Triana en su capilla de la calle Pureza en la mañana del Viernes Santo. Casi en una imagen opuesta, el presidente de la Junta estuvo en la salida de la Esperanza Macarena, la otra gran devoción mariana de Sevilla, antes de la convocatoria electoral. En la basílica sevillana estuvo también Macarena Olona, que se fotografió junto a la imagen en su camarín y difundió la foto generando una polémica en redes sociales.

Podría ser un capítulo más de esa estrategia exitosa practicada por el PP a su llegada a la Junta, imitando prácticas socialistas como el abrazo al andalucismo, para afianzarse en San Telmo. Después de la Semana Santa, Moreno convocó las elecciones del 19 de junio y comenzó (como el resto de candidatos) una gira primaveral que lo llevó por las ferias de Sevilla y Jerez, los patios de Córdoba, la romería de la Cabeza, ahora el Rocío y que acabará con el Corpus de Granada. Y en medio, Moreno ha prometido wifi y televisión gratis en los hospitales, una iniciativa que ya propuso Susana Díaz en los últimos compases de su mandato. Pero es obvio que todas las fuerzas políticas participan de este acercamiento al folclore andaluz para acercarse a sus potenciales votantes. Hay fotos de Teresa Rodríguez vestida de flamenca después de criticar el uso que Olona hace del traje tradicional andaluz. E incluso Inma Nieto se paseó por la Feria de Abril con la vicepresidenta Yolanda Díaz para presumir de sintonía e influir en la negociación de la confluencia.

Como escribió Rafa González Serna, prolífico autor de sevillanas fallecido hace unos años, los políticos andaluces han optado por ponerse el sombrero y colgarse la medalla para participar en la romería del Rocío. La aldea almonteña se ha convertido este sábado en epicentro de la campaña de las elecciones del 19 de junio y, mientras las 125 hermandades filiales iban presentándose delante de la Blanca Paloma, el presidente de la Junta y candidato del PP a la reelección ha aprovechado para recordarle al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que una "severa derrota" del PSOE andaluz en las urnas pondría en "una difícil situación" al Ejecutivo de coalición.

Juanma Moreno Partido Popular (PP) PSOE Elecciones Andalucía
El redactor recomienda