Es noticia
Menú
Juanma Moreno entra en el cuerpo a cuerpo con Vox y traza líneas rojas
  1. España
  2. Andalucía
Elecciones de andalucía

Juanma Moreno entra en el cuerpo a cuerpo con Vox y traza líneas rojas

El presidente de la Junta, que apuesta por una precampaña de perfil discreto, establece ya límites a sus socios potenciales: la violencia de género, la lucha contra el cambio climático y las políticas blindadas en el Estatuto

Foto: Juanma Moreno, en el congreso del PP de Madrid. (EFE/Mariscal)
Juanma Moreno, en el congreso del PP de Madrid. (EFE/Mariscal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Falta menos de un mes para que se coloquen las urnas en Andalucía y ya hay líneas rojas para las negociaciones poselectorales. Juanma Moreno, que ha mantenido un perfil discreto durante los primeros compases de la precampaña, ha subido el tono en su discurso y ha marcado ya los límites a sus potenciales socios de Vox. La lucha contra el cambio climático, la violencia de género y las políticas blindadas en el Estatuto de Autonomía son asuntos irrenunciables para el presidente de la Junta, según ha dicho este lunes en una visita a Almería. Tan irrenunciables como para forzar una repetición electoral en caso de que entren en la negociación para la formación del futuro Gobierno andaluz.

El mensaje tiene a Vox como claro destinatario. Se trata de asuntos que la formación de Santiago Abascal ha puesto en solfa en su irrupción en Andalucía. Tras las elecciones de diciembre de 2018, la propuesta de máximos de la formación incluía la derogación de la ley andaluza de violencia de género, la eliminación de Canal Sur y el Consejo Consultivo o el cambio del día de Andalucía del 28 de febrero al 2 de enero, día de la Toma de Granada, asuntos incluidos en la ley fundamental autonómica. Todas estas propuestas acabaron saliendo del pacto que permitió la investidura de Juanma Moreno, aunque durante los tres años y medio de legislatura Vox ha seguido mostrando su rechazo a determinadas leyes y normas relacionadas con esos asuntos. La aritmética que salga de los comicios del 19 de junio puede hacer que la historia se repita en los primeros compases de la XII Legislatura andaluza.

Foto: Entrevista Juanma Moreno. (S. B.)
"No descarto una repetición electoral. Mi objetivo es gobernar en solitario"
Pilar Gómez Fotografía: Sergio Beleña Vídeo: Patricia Seijas

En previsión de que eso ocurra, Juanma Moreno ya ha cercado la negociación al partido que tiene más posibilidades de ser su socio, ya sea por medio de un pacto de investidura, como prefiere el líder popular, o en una coalición como la que hay en Castilla y León, como quieren en Vox. El presidente de la Junta ha dejado claro que su voluntad es tener una "mayoría suficiente" que le permita seguir en San Telmo en solitario, toda vez que se da por hecho que la presencia de Ciudadanos, si sobrevive a las urnas, será testimonial. Pero ya pone la venda en caso de que se produzca un bloqueo como el que tuvo a Susana Díaz sin poder formar Gobierno durante 80 días después de las elecciones de 2015.

Entonces, el fantasma de la repetición electoral planeó sobre Andalucía por las dificultades de la socialista de alcanzar un acuerdo con su izquierda. El entendimiento, finalmente, fue posible con Ciudadanos, que se mantuvo como socio parlamentario sin entrar en el Gobierno. Si la situación después del 19-J se asemeja, Juanma Moreno no descarta ya la convocatoria de las urnas después de agosto. El mensaje, lanzado en una entrevista en El Confidencial este pasado domingo, es un aviso a navegantes y una forma de movilizar el voto útil al PP. Pero este lunes el político malagueño ha reconocido que la repetición de las elecciones "no es lo deseable".

Moreno defiende que "no es deseable" una repetición electoral, pero dice que es posible si las urnas no permiten "un Gobierno viable"

"Soy el primero al que no le gustaría que se repitieran elecciones, pero los ciudadanos andaluces también tienen que ser conscientes de que nos jugamos mucho, que de las urnas tiene que salir un Gobierno viable", ha defendido el presidente de la Junta, que ha advertido de la posibilidad de que otras fuerzas intenten "imponer otro tipo de agenda". Estas declaraciones, con la violencia de género sobre el tablero, adquieren relevancia si se tiene en cuenta que se ha producido un asesinato machista en Córdoba este fin de semana y que se investigan otro crimen en Jaén y una violación grupal en la localidad almeriense de Pulpí, en Almería.

A pesar de que el mensaje eleva el tono contra Vox, sin nombrarlo, Moreno mantiene en sus pronunciamientos el tono institucional que predomina en su precampaña. En San Telmo, son conscientes de que el traje de presidente de la Junta es uno de los activos del jefe del Ejecutivo en su intento de reelección. Esa certeza ha llevado a los populares a marcar un perfil discreto, con escasa exposición pública en calidad de líder del PP y casi todo el peso en su papel como jefe del Ejecutivo. Y todo ello a pesar de que la Junta Electoral ya ha advertido a Moreno y a su portavoz y hombre de confianza, Elías Bendodo, de que deben ser escrupulosos en el uso de los altavoces de San Telmo para enviar mensajes partidarios.

Foto: Juanma Moreno recibe en Málaga al equipo de fútbol sala de Antequera. (EFE/Daniel Pérez)

La apuesta por el tono institucional no es una práctica nueva en Andalucía. Susana Díaz hizo lo propio en las elecciones de 2018, al menos mientras pudo. Con unas listas plagadas de sus consejeros —como ha hecho ahora el PP—, la socialista apostó por el perfil discreto en los inicios de la campaña, hace tres años y medio, hasta que sonaron las alarmas y utilizó el miedo a Vox como una forma de movilizar su electorado. Sin éxito. La situación para Juanma Moreno no es igual, ya que no tiene el desgaste de 37 años de gobierno de su partido, pero en San Telmo son conscientes de que la estrategia tiene sus riesgos. Y que si ocurre algún imprevisto, el margen de maniobra es limitado.

El reconocimiento por parte de Juanma Moreno de que no se puede descartar una repetición electoral, además, concuerda con la llamada que hizo la pasada semana a los confiados con el buen comportamiento del PP en las encuestas. "Esto no está ganado", espetó en un acto en Málaga, donde también recordó que el PSOE es "la maquinaria electoral más poderosa de España" y que "por unos centenares de votos" es posible que las urnas resulten en una mayoría de izquierdas. Estas alertas pueden contribuir a la movilización del electorado afín al líder popular, pero, de momento, le han granjeado críticas al presidente por parte de la oposición.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (i), y el presidente de Andalucía, Juanma Moreno. (EFE/Julio Muñoz)

El número dos del Gobierno andaluz, Juan Marín, mostró su extrañeza ante la posibilidad de una repetición de los comicios. El líder andaluz de Ciudadanos y candidato naranja se saltó la sintonía que mantiene con su homólogo popular para cargar contra Moreno, ya que considera que la posibilidad de que haya urnas después del verano es incompatible con las prisas por aprobar unos presupuestos. "¿Ya no le preocupa contar con nuevas cuentas para 2023?", dijo Marín en un intento por recordar que el presidente de la Junta justificó el adelanto electoral a junio por la necesidad de contar con unas cuentas autonómicas que permitieran afrontar la situación económica.

En la izquierda, la reacción ha sido distinta. El líder del PSOE andaluz, Juan Espadas, cree que la posibilidad abierta por Moreno es una muestra de "debilidad" por parte del presidente. "Sabe que el PSOE va a ganar las elecciones", zanjó el político socialista, que coincide con la candidata de Por Andalucía, Inma Nieto, al afirmar que el mandatario malagueño de la Junta no tendrá que forzar una repetición de los comicios porque habrá mayoría de izquierdas. Teresa Rodríguez, aspirante de Adelante Andalucía, cree que Moreno "está asustándose un poco" y le ha pedido que "no coja de rehén a los andaluces pensando en repetir elecciones".

Falta menos de un mes para que se coloquen las urnas en Andalucía y ya hay líneas rojas para las negociaciones poselectorales. Juanma Moreno, que ha mantenido un perfil discreto durante los primeros compases de la precampaña, ha subido el tono en su discurso y ha marcado ya los límites a sus potenciales socios de Vox. La lucha contra el cambio climático, la violencia de género y las políticas blindadas en el Estatuto de Autonomía son asuntos irrenunciables para el presidente de la Junta, según ha dicho este lunes en una visita a Almería. Tan irrenunciables como para forzar una repetición electoral en caso de que entren en la negociación para la formación del futuro Gobierno andaluz.

Elecciones Andalucía Juanma Moreno Vox Partido Popular (PP)
El redactor recomienda