salva el próximo presupuesto autonómico

Ciudadanos escenifica un gran pacto con Susana Díaz en plena precampaña

Albert Rivera desembarca en Andalucía para bendecir el acuerdo que salvará el Presupuesto en mitad de las cábalas sobre cuál será su opción en caso de tener la llave de La Moncloa

Foto: La presidenta de la Junta, Susana Díaz, recibe la felicitación de Juan Marín (d), de Ciudadanos, tras ser investida. (EFE)
La presidenta de la Junta, Susana Díaz, recibe la felicitación de Juan Marín (d), de Ciudadanos, tras ser investida. (EFE)

Ciudadanos y PSOE han escenificado un gran acuerdo en Andalucía, el segundo tras facilitar la investidura de Susana Díaz, que salva el próximo Presupuesto autonómico y da un respiro muy importante al Gobierno socialista. Todo estaba calculado en la puesta en escena. Habrá sesión extraordinaria de la reunión del consejo de gobierno en 24 horas para presentar las cuentas andaluzas, cuyo debate parlamentario quieren alejar de la refriega de la campaña electoral y adelantar algunas semanas respecto al calendario habitual.

Dirigentes de ambos partidos han firmado el acuerdo que garantiza una bajada de dos puntos del IRPF que beneficiará a 2,9 millones de andaluces, una partida de 125 millones de euros para los autónomos, nuevas contrataciones en sanidad y educación, 250 millones de euros más para la dependencia y la supresión de 18 empresas públicas. La mayoría de esas medidas ya están aprobadas o habían sido anunciadas por el Gobierno. La oposición señala un “paripé”.

Albert Rivera desembarcará mañana en Sevilla para bendecir y explicar el acuerdo con Susana Díaz ante el creciente malestar interno de las bases de Ciudadanos. Cuando se disparan las cábalas sobre qué hará Ciudadanos tras la cita electoral del 20 de diciembre si se convierte en un partido decisivo para entrar en La Moncloa, Rivera escenificará una gran alianza con la baronesa socialista. No hay cita oficial prevista entre ambos dirigentes políticos. Sin embargo tanto Díaz como Rivera han tenido noticias puntuales del acuerdo y desde ambos partidos admiten que la interlocución entre ambos ha existido. “La presidenta tiene conversaciones muy fluidas con todos los líderes nacionales”, sostuvo el número dos del PSOE andaluz, Juan Cornejo, que se negó a desvelar más datos pero no desmintió los contactos al máximo nivel.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera. (EFE)
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera. (EFE)

El acuerdo, que ha sido desvelado en una especie de entrega por capítulos, se ha suscrito en el Parlamento andaluz tras anunciarse la semana pasada un pacto para garantizar una rebaja fiscal en las próximas cuentas autonómicas. Según el portavoz andaluz de Ciudadanos, Juan Marín, el pacto se rubrica “a cambio de nada” y sin que haya sillones comprometidos. Insistió en que su partido no entrará en el Gobierno de Susana Díaz pase lo que pase en las generales.

Defienden que llevan meses “trabajando” y que el PSOE ha aceptado todas las condiciones impuestas por su partido. Además, presentó a su formación como garante de “la estabilidad y la confianza” que venían reclamando los agentes económicos y sociales de Andalucía. La estrategia política pasa por presentar a este partido en el centro político y lejos de la “confrontación” de PP y Podemos en el Parlamento andaluz. Frente a las críticas, el líder andaluz de Ciudadanos recuerda que también hay acuerdos con el PP en Andalucía y apunta directamente a la Diputación de Málaga.

Ciudadanos pone el acento en la supresión de 18 empresas públicas, aunque 10 de estas son los consorcios de empleo que ya están en vías de extinción por orden del Gobierno andaluz. Se aprobará además la fusión de Canal Sur Radio y Televisión y la desaparición de varias fundaciones. Igualmente, la contratación de 365 nuevos profesores que Ciudadanos se apunta como gran logro fue aprobada hace un par de semanas por los socialistas. Ante la pregunta de si hay alguna propuesta de puño y letra de Ciudadanos o qué ha sido lo más complicado de negociar, la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, ha evitado molestar a sus ‘socios’ en las cuentas.

“Esto es fruto de un trabajo político serio y riguroso. Es una garantía para la estabilidad política en Andalucía. Todos nos tenemos que arrogar la maternidad y la paternidad de estas medidas”, aseguró. En la misma línea, el número dos del PSOE-A insistió en todo momento en la importancia de la “estabilidad” política lograda en Andalucía. Hay que recordar que el último Presupuesto andaluz, fruto del Gobierno de coalición de PSOE e IU, fue mucho más complicado de negociar y tensó la cuerda hasta el punto de que Díaz se convenció de que tenía que adelantar las elecciones. 

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios