Es noticia
Menú
El equipo de Yolanda Díaz maniobra en la retaguardia para unir a la izquierda andaluza
  1. España
  2. Andalucía
NEGOCIACIONES ABIERTAS

El equipo de Yolanda Díaz maniobra en la retaguardia para unir a la izquierda andaluza

Los líderes de Podemos, IU, Adelante Andalucía y Más País se reunieron el 8 de enero para avanzar en la confección de una lista única. Los mediadores creen que salvo Teresa Rodríguez, es posible

Foto: La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Un grupo de independientes, conformado principalmente por catedráticos de universidad y representantes de distintos movimientos de la sociedad civil, convocó este martes en Sevilla un encuentro informativo para dar cuenta de los distintos pasos que se están dando para la unión de la izquierda en una única lista electoral. El principal logro hasta la fecha ha sido una reunión, celebrada el pasado 8 de enero, que sentó a los líderes de Unidas Podemos, IU, Adelante Andalucía y Andaluces Levantaos, las fuerzas que se disputan el espectro a la izquierda del PSOE. No hay nada firme, pero sí la "intuición o percepción" de estos mediadores es que es posible la unión al 70% en una papeleta. La única excepción sería la de Teresa Rodríguez, que se quedaría al margen de esa confluencia.

Quienes tomaron la palabra mencionaron de forma muy elogiosa el proyecto de Yolanda Díaz, ministra de Trabajo. Una propuesta que, insistieron, “es una nueva forma de entender la política que desborda el modelo tradicional de partidos para movilizar a la sociedad civil de izquierdas en algo distinto, nuevo”. Queda claro que la fórmula de la ministra de Trabajo era la referencia, pero esta, hasta el momento, ha estado desaparecida en Andalucía. Su agenda oficial y política ignora esta comunidad. Preguntados directamente estos mediadores por el papel de la vicepresidenta en la operación, la respuesta fue clara: ella no está directamente dirigiendo los movimientos, no está en las negociaciones, pero estos representantes sí que mantienen interlocución con su equipo.

Foto: Teresa Rodríguez y Esperanza Gómez en una foto de archivo. (EFE/Muñoz)

“Evidentemente, Yolanda Díaz no está en nada de estas reuniones. Sí que tenemos contacto con el equipo que ella tiene. Sí hay interlocución. No es el momento de que Díaz se implique en un contexto de divergencia de la izquierda en Andalucía como este”, admitió Sebastián Martín Recio, exlíder de IU y hoy al frente de las mareas blancas por la sanidad pública. Él ha sido, junto al catedrático de Comunicación Francisco Sierra, de los artífices en el origen de este movimiento de la sociedad civil andaluza que empuja a la unidad de la izquierda. “Estamos en contacto, por supuesto, pero ella no está en este tema”, insistieron los mediadores, que apuestan por la aparición de la ministra cuando el momento sea “factible” y se superen “las contradicciones” que hay ahora mismo en un espacio político roto en cuatro papeletas. “Ninguno de aquí somos del equipo de Yolanda (Díaz), que quede claro, pero estamos en contacto y compartimos información mutua, sí”, zanjó el exalcalde de Carmona por IU.

Movilizar y 'andalucizar'

La figura de Yolanda Díaz, como nuevo referente de la izquierda española, sigue estando muy difusa en Andalucía. Unidas Podemos asegura que cuando llegue el momento ella estará en su campaña. El equipo de la ministra de Trabajo deja este asunto en el aire. Fueron sus colaboradores, desde Madrid, los primeros que informaron a los periodistas de que estas negociaciones con actores independientes se estaban desarrollando. Díaz no va a quemarse en las elecciones andaluzas, las próximas en el calendario, si no hay seguridad de una papeleta de unidad y un buen resultado. Estrenarse en un escenario absolutamente fracturado y además obtener malos datos erosionaría su carrera a las generales, aún sin confirmar, antes de empezar. Por eso desde sus colaboradores siempre se ha apostado por esperar y mantener distancias. Incluso desde su entorno se defendió que el fracaso de una izquierda fracturada en Andalucía terminaría por dar alas a su proyecto y demostrar que no cabe otra cosa que la unión de todas las corrientes a la izquierda del PSOE en las próximas generales.

Foto: Martina Velarde, Lilith Verstrynge, Ione Belarra e Irene Montero. (EFE/Jorge Zapata)

El principal motor para esta unión es un estudio demoscópico, avanzado por este periódico, que pronosticaba una caída de entre cinco y siete diputados si las izquierdas no van a en una misma papeleta. El objetivo es movilizar a los 500.000 votantes del espacio progresista que se quedaron en casa en los últimos comicios autonómicos, dijeron los comparecientes, y 'andalucizar' a la izquierda, con un nuevo proyecto ilusionante.

El proyecto va bien o mal, según a quien se le pregunte. En esa reunión al máximo nivel de todos los líderes a la izquierda del PSOE, Martina Velarde, Toni Valero, Teresa Rodríguez y Esperanza Gómez, se trabajó en un documento que se les puso sobre la mesa y donde se constató, según los organizadores de la cita, una coincidencia de las propuestas y el diagnóstico de la situación al 90%. Los escollos están en la organización interna de cada partido, en las resistencias dentro de una parte, según quienes explicaron esa cita a los medios, que en todo momento apuntaron, de forma más o menos directa, a la exlíder de Podemos, Teresa Rodríguez y Anticapitalistas. Con ella admitieron que lo ven difícil, pero con el resto de fuerzas e incluso, señalaron, con parte de la base social de Adelante Andalucía, se podría construir una papeleta única.

Foto: La diputada de Unidas Podemos Martina Velarde. (EFE/Fernando Alvarado)

Lo que frena la unión, que sería en una lista única y con En Comú Podem como modelo, son “cuestiones poco trascendentes, pero que pueden ser determinantes”, explicaron los mediadores. El líder del SAT y exdiputado de Podemos, Diego Cañamero, advirtió de que “la izquierda no puede seguir contribuyendo al llanto del pueblo andaluz”. El catedrático de Economía Juan Torres admitió las dificultades, pero insistió en que continuarán peleando por esa unión “por la misma razón que los que decían que la tierra giraba alrededor del sol seguían insistiendo en eso a pesar de que los podían quemar en la hoguera”. “Vamos a seguir diciendo lo que pensamos porque somos personas decentes y no decirlo es una irresponsabilidad”, agregó Torres.

La candidatura única de la izquierda andaluza no tiene aún nada sólido, no se sabe quién sería el candidato, si uno de los líderes o alguien independiente y de prestigio de la sociedad civil. Todo está abierto. Como las heridas que llevaron a un cruel divorcio dentro de Adelante Andalucía y que acabó con Teresa Rodríguez y otros once diputados expulsados por Podemos e IU del grupo parlamentario y convertidos en no adscritos. Todos dicen querer pasar página aunque hay recelos y diferencias, además de mucha desconfianza. Desde Andaluces Levantaos aseguraron que la reunión fue cordial, pero negaron ese optimismo sobre la suma de toda la izquierda. Quedan, advierten, mucho camino.

Un grupo de independientes, conformado principalmente por catedráticos de universidad y representantes de distintos movimientos de la sociedad civil, convocó este martes en Sevilla un encuentro informativo para dar cuenta de los distintos pasos que se están dando para la unión de la izquierda en una única lista electoral. El principal logro hasta la fecha ha sido una reunión, celebrada el pasado 8 de enero, que sentó a los líderes de Unidas Podemos, IU, Adelante Andalucía y Andaluces Levantaos, las fuerzas que se disputan el espectro a la izquierda del PSOE. No hay nada firme, pero sí la "intuición o percepción" de estos mediadores es que es posible la unión al 70% en una papeleta. La única excepción sería la de Teresa Rodríguez, que se quedaría al margen de esa confluencia.

Yolanda Díaz Adelante Andalucía Teresa Rodríguez Izquierda Unida Parlamento de Andalucía
El redactor recomienda