Es noticia
Menú
Podemos empuja a Yolanda Díaz para que se estrene en las elecciones de Andalucía
  1. España
SOLO LO HARÁ SI SE FORMA UNA LISTA ÚNICA

Podemos empuja a Yolanda Díaz para que se estrene en las elecciones de Andalucía

La vicepresidenta evita tomar un papel activo en la construcción de una candidatura conjunta, como le reclaman los morados. Andalucía será una dura prueba para la izquierda, por su división y la fortaleza de Moreno

Foto: Yolanda Díaz conversa con los diputados de UP, Antonio Gómez (d) y Rafael Mayoral (c). (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
Yolanda Díaz conversa con los diputados de UP, Antonio Gómez (d) y Rafael Mayoral (c). (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Unidas Podemos asume que la única opción para impulsar un cambio en la Junta de Andalucía pasa por evitar la dispersión del voto progresista. Una quimera con el actual escenario de atomización en el espacio a la izquierda del PSOE. El que conforman los morados con IU (Unidas Podemos), Adelante Andalucía bajo el liderazgo de Teresa Rodríguez y Más País Andalucía con su marca Andaluces Levantaos junto a sectores del andalucismo. Tres espacios distanciados tras un traumático proceso interno, todavía sin cicatrizar, que aleja cualquier atisbo de reconciliación. En esta coyuntura, los morados lo apuestan todo a que Yolanda Díaz tome parte activa y ensaye su frente amplio en Andalucía.

"Bajo su paraguas, el resto de fuerzas pueden sentirse más representadas", explica un miembro del sector de Unidas Podemos en el Gobierno. La vicepresidenta segunda, sin embargo, prefiere actuar con prudencia y su máxima pasa, según su entorno, por no intervenir al entender que la decisión sobre una confluencia debe ser autónoma. Que surja desde Andalucía y de las partes concernidas. Este sábado, Ione Belarra llamó a los suyos a construir alianzas para llevar a Yolanda Díaz a Moncloa. Lo hizo en un acto municipalista de su formación en Málaga, donde animó a los ediles andaluces a "tejer" espacios locales "cada vez más amplios" con la sociedad civil, los movimientos sociales, las organizaciones vecinales y con otras fuerzas políticas.

Foto: Reunión de unidas podemos-en comú podem-galicia en común

Yolanda Díaz no es ajena a la compleja situación de la izquierda en este territorio, cuyo adelanto electoral previsiblemente en junio abrirá un ciclo que contagiará las siguientes citas con las urnas. Primero las municipales y autonómicas, en mayo de 2023, y a finales de ese año las generales. Andalucía "es clave", pues se entiende que sin este territorio, al igual que Cataluña, no se revalidará el Gobierno de coalición en unas generales. Y, para ello, en la plataforma que está impulsando Díaz reconocen que es crucial que se agrupen todas estas fuerzas. "Sin derrotar a la derecha y a la extrema derecha en Andalucía, será mucho más difícil derrotarla en el resto de España", concluyen. La llave del PP para gobernabilidad, según las encuestas, ya no recae en Ciudadanos, sino en Vox, lo que determinará la política de alianzas de Pablo Casado para las generales.

Para el proyecto de la líder del sector de Unidas Podemos en el Gobierno es crucial cómo se desarrolle el escenario andaluz y está atenta a todos los movimientos. Eso sí, evitando interferir, como le reclaman algunas voces. Al menos de momento. Y es que no se descartan iniciativas en cuanto a la sociedad civil que empujen a las diferentes formaciones políticas a sentarse a negociar una candidatura conjunta.

Movimientos a los que está atenta la vicepresidenta segunda, con más esperanza de que fructifiquen que los lanzados desde las propias organizaciones políticas. Más centrados en evitar que la culpabilidad de la dispersión recaiga sobre ellos que en buscar un acercamiento real. "Yolanda Díaz ve imprescindible que se acerquen posiciones, pero también es imprescindible que estos acercamientos surjan desde Andalucía", opinan en su entorno para que el proceso tenga resultados. Lo que requiere la situación, insisten, es "moverse con prudencia".

Foto: Teresa Rodríguez y Esperanza Gómez en una foto de archivo. (EFE/Muñoz)

Cada uno maneja sus tiempos, y para Díaz todavía queda proceso por andar. La gallega se sigue reservado su papel a la espera de cómo vayan sucediendo los acontecimientos. De formarse una candidatura unitaria, nadie tiene duda de que se volcaría en apoyarla. De mantenerse la atomización, todavía está por decidir el papel que jugaría, reconocen en su entorno. De mantener una posición distante, se acrecentaría su divorcio con las estructuras de partido, de las que viene rehuyendo relegándolas a un papel secundario en su futura plataforma. Una situación que ya ha encendido las alarmas en Podemos.

Todo ello cuando aumentan las presiones para que tome partido, tanto de propios como de extraños. La líder de Más País Andalucía, Esperanza Gómez, afeaba en una reciente entrevista en 'Canal Sur' que el proyecto de Díaz "está pensando para unas generales y está obviando de manera deliberada las autonómicas". En esta línea argumentaba que "no va a presentar ningún proyecto aquí" porque estaría "creando un frente amplio que pasa por Galicia, Valencia, Cataluña o Madrid, pero desde luego por Andalucía no está pasando". Una visión que comparten otros sectores, incluso que comparten siglas en estos momentos con la vicepresidenta segunda.

Desde Unidas Podemos se afanan en trasladar que está habiendo diálogo con el resto de fuerzas, aunque reconocen más posibilidades de acercamiento con Andaluces Levantaos que con Adelante Andalucía. Sobre todo, indican, si la decisión final no recae en la dirección de Más País, que lidera Íñigo Errejón. Bajo la premisa de que presentarse por separado en ocho circunscripciones supondría "tirar mucho voto", deslizan que están dispuestos a renunciar a hablar con todos y de todo, incluido quien encabece una hipotética candidatura conjunta. De hecho, se evita dar por cerrado un nombre como candidato a la Junta de Andalucía, pese a que todos los focos apuntan al coordinador federal de IU, Toni Valero, en tándem con la líder de Podemos en este territorio, Martina Velarde.

Foto: El Presidente del Partido Popular de Andalucía, Juanma Moreno. (EFE/Pepe Torres)

El llamamiento que realizó Unidas Podemos Andalucía, coincidiendo con el 4-D, para reivindicar la formación de un "frente amplio" todavía no ha tenido efectos. Ni entre las direcciones de las organizaciones políticas apeladas, que lo ven como una mera disputa por el relato, ni entre los agentes sociales afines. En el manifiesto se interpelaba "especialmente a las organizaciones políticas y sociales con las que compartimos una visión del cambio que necesita Andalucía", apelando a "un tiempo de unidad en la generosidad" que no parece estar maduro por las fracturas todavía recientes entre estos actores.

En Andalucía se espera a Yolanda Díaz para empujar un "frente amplio" y esta espera que sean desde Andalucía donde se conforme un proyecto unitario. Nadie quiere dar pasos en falso. Mientras tanto, todos sacan la calculadora para sopesar los costes y beneficios de esta operación en el ciclo electoral venidero tras las andaluzas. No solo Unidas Podemos y Yolanda Díaz, también Íñigo Errejón, reacio a una confluencia para las generales, y Teresa Rodríguez que no desecha la opción de llevar sus siglas al Congreso en las próximas generales.

Unidas Podemos asume que la única opción para impulsar un cambio en la Junta de Andalucía pasa por evitar la dispersión del voto progresista. Una quimera con el actual escenario de atomización en el espacio a la izquierda del PSOE. El que conforman los morados con IU (Unidas Podemos), Adelante Andalucía bajo el liderazgo de Teresa Rodríguez y Más País Andalucía con su marca Andaluces Levantaos junto a sectores del andalucismo. Tres espacios distanciados tras un traumático proceso interno, todavía sin cicatrizar, que aleja cualquier atisbo de reconciliación. En esta coyuntura, los morados lo apuestan todo a que Yolanda Díaz tome parte activa y ensaye su frente amplio en Andalucía.

Yolanda Díaz Noticias de Andalucía
El redactor recomienda