Almería se consolidó en el año 2020 como "huerta de Europa" con exportaciones por 3.000M
  1. España
  2. Andalucía
suponen el 50,1% de las ventas andaluzas

Almería se consolidó en el año 2020 como "huerta de Europa" con exportaciones por 3.000M

La provincia, que lidera la producción de pimientos, tomates o pepinos, sigue reclamando infraestructuras para ser más competitiva como el corredor ferroviario y desaladoras

placeholder Foto: Pimientos de Almería arrojados al suelo para denunciar los bajos precios. (EFE)
Pimientos de Almería arrojados al suelo para denunciar los bajos precios. (EFE)

En un año en el que la economía andaluza cayó por encima del 10%, el sector agrícola y la industria agroalimentaria se convirtieron en un refugio que ha salvado miles de puestos de trabajo (que se destruyeron en el turismo) a la vez que ha garantizado el suministro a los hogares españoles y europeos.

La provincia de Almería ha consolidado su liderazgo como “huerta de Europa” en uno de los años más complicados que se han conocido, en plena pandemia del covid-19. A pesar del confinamiento general, el sector de frutas y hortalizas mantuvo a buen ritmo su producción y también consiguió que la distribución funcionara de forma ejemplar para llegar a todos los mercados del continente a pesar de los problemas en las fronteras.

Foto:

Gracias a ese esfuerzo, Almería aumentó un 4,7% las exportaciones hortofrutícolas, hasta alcanzar los 3.090 millones de euros, que suponen el 50,1% de las ventas andaluzas y también el 18,8% del total nacional. En el conjunto del país se alcanzó un volumen de ventas al exterior de 16.459 millones de euros en este sector.

Además, debido a ese tirón de la provincia almeriense, Andalucía alcanzó un récord de exportaciones de frutas y hortalizas, con 6.026 millones de euros, su máximo histórico desde que existen registros homologables (1995), gracias a un crecimiento del 3,5% respecto a los datos de 2019.

Con ello, la comunidad refuerza su liderazgo en las exportaciones hortofrutícolas de España, con casi dos de cada cinco euros (37%) de las ventas nacionales, muy por delante de las siguientes, Comunidad Valenciana (26,4%) y Murcia (18,5%), según los datos de Extenda, la agencia andaluza de promoción exterior.

Foto: Los agricultores navarros han iniciado la campaña de recogida del espárrago, marcada por el uso de mascarillas y otras medidas de seguridad. (EFE) Opinión

Las dos provincias vecinas, Almería y Murcia, consiguen juntas superar exportaciones por valor de más de 6.000 millones de euros, demostrando, junto a la limítrofe Comunidad Valenciana (con sus tres provincias), el claro liderazgo del Levante español en el sector de las frutas y hortalizas de Europa.

Provincias productoras

En el caso andaluz, todas las provincias incrementaron sus ventas en 2020, excepto Huelva. La segunda provincia exportadora de este sector sigue siendo Huelva, con el 20,9% del total, gracias a su pujante sector de frutos rojos, y también a los cítricos. La provincia onubense alcanzó ventas por 1.259 millones de euros, aunque registró un descenso del 2,8% que puede estar motivado por el Brexit, ya que es Reino Unido es el principal destino de sus exportaciones.

Foto: Vista áerea del 'mar de plástico' en la provincia de Almería. (D.B.)

A Almería y Huelva le siguen a cierta distancia otras provincias como Málaga, con 512 millones, el 8,5% el total, y un aumento del 10,1% con respecto a 2019, la segunda provincia en crecimiento.

Tras ella se sitúan Granada, con 439 millones (7,3%), con un alza del 3,2%; Sevilla, con 389 millones (6,4%) y una subida del 9,3%; Cádiz, con 173 millones (2,9%), que eleva sus ventas un 1%; Córdoba, con un 4,5% más hasta los 153 millones, el 2,5% del total, y Jaén. Esta última provincia es en la que más ha crecido el sector hortofrutícola, un 17,9%, lo que le permite llegar a unas modestas exportaciones por 11,4 millones de euros que le permiten poco a poco diversificar y salir de su habitual monocultivo olivarero, en la que es líder mundial.

Subsectores en Andalucía

En 2020, el capítulo líder de las exportaciones agroalimentarias andaluzas fue el de las hortalizas, con 3.298 millones, el 29,3% de total y un incremento del 5,6% respecto a 2019. En el segundo lugar se sitúa el capítulo de frutas, con 2.494 millones, el 22,2% del total y un aumento del 3,3%; seguido del aceite de oliva, con 2.252 millones, el 20% y una bajada del 5,5%, causada por la crisis de precios del sector, si bien sí crecen las ventas por volumen exportado, un 3,4% hasta las 946.000 toneladas, el 77% del total nacional.

Foto: Pepinos almerienses, en un invernadero. (EFE)

En cuarta posición se encuentran las conservas hortofrutícolas, con 740 millones, el 6,6% del total y una bajada del 7,9%; seguidas por carnes y despojos comestibles y, en sexto lugar, por los cereales y productos de la molinería, con 288 millones, el 2,6% y una subida del 4,5%.

Por otro lado, el que más crece de los 10 primeros es el de carnes y despojos congelados, con un 33% más de ventas, hasta los 311 millones, el 2,8% del total de las exportaciones, lo que lo sitúa en quinta posición.

Pimientos, tomates y pepinos almerienses junto a las fresas y frambuesas onubenses son los productos hortícolas andaluces más exportados

Por productos, en 2020 lideraron las ventas los pimientos, con 825 millones, el 13,7% del total, y un incremento del 2,1%; seguido por los tomates, con 689 millones (11,4%) y un descenso mínimo del -0,4%, y los pepinos, con 534 millones (8,9%), cuyas ventas crecieron un 5,7%.

En cuarto lugar, se encuentran las fresas, con 477 millones, el 7,9% del total, y un descenso del 0,9%; seguidas de los dátiles, higos y piñas, con 423 millones (7%) y una subida del 10,8%, la segunda mejor entre los primeros 10 capítulos; las frambuesas, moras y zarzamoras, con 404 millones (6,7%) y un descenso del 6,4%; y las calabazas y calabacines, con 353 millones en exportaciones (5,9% del total) y un alza del 19,9%, registrando el mejor crecimiento del 'top 10'.

A continuación, se sitúan los cítricos, con 350 millones (5,8%) y un alza del 5,7%; seguidas de los arándanos, con 326 millones (5,4%), que ascienden un 11,4%, y los melones, sandias y papayas con 315 millones (5,2%), con una mejora destacada del 10,4%, con la tercera subida entre los 10 primeros productos.

Foto: Jesús Sánchez, de frutas Olivar, muestra su género. (D.B.)

Finalmente, cabe reseñar los crecimientos de las ventas de ajos y cebollas, el mayor de los 20 primeros (+32%) con 167 millones de euros en exportaciones; así como el de los albaricoques (+17,4%), con 103 millones, y las zanahorias, nabos y remolachas (+15,6%), con 77 millones en exportaciones.

El consejero delegado de Extenda, Arturo Bernal, ha subrayado que “la industria agroalimentaria andaluza se ha erigido como el pilar del sector exterior, con cuatro de cada 10 euros exportados por Andalucía en 2020 y una gran contribución a la salvaguarda del tejido exportador y al superávit comercial récord que ha logrado la región en 2020, de 3.159 millones”, ha señalado.

Foto: (Unsplash).

Las ventas internacionales registradas en este periodo, unidas a unas importaciones por valor de 4.215 millones, arrojan una tasa de cobertura del 267%, casi el doble que la media nacional (150%), lo que significa que Andalucía vende al exterior casi el triple de alimentos y bebidas de los que compra al mundo. Actualmente, las exportaciones agroalimentarias de la comunidad suponen el 21,3% del total nacional (52.804 millones).

Más empresas exportadoras y destinos

De este hito son responsables las empresas exportadoras del sector, que en 2020 sumaron un total de 3.729, lo que supone un crecimiento del 2,5% respecto a 2019 y su cifra récord desde que existen registros, un dato especialmente significativo en la coyuntura de crisis que demuestra el dinamismo del sector.

De ellas, un alto porcentaje, casi la mitad (47%), son exportadoras regulares, aquellas que llevan al menos cuatro años consecutivos de ventas, que ascendieron a un total de 1.744 en 2020 y crecieron un 0,5%, concentrando el 93% de todas las exportaciones del agroalimentario andaluz.

Foto: Juanma Moreno, en una imagen de archivo. (EFE)

Europa es el principal destino del sector agroalimentario andaluz, en cuyos principales mercados aumentaron las ventas en 2020, destacando la subida de Suiza (11º) con un aumento del 35% hasta los 156 millones, aunque también se producen crecimientos muy significativos en Asia, África y Oceanía, con lo que el sector consigue fortalecer en 2020 su posición internacional a través de la diversificación geográfica de sus ventas.

Así, China es el mercado que más crece de los 10 primeros, un 20,9%, situándose ya como el octavo destino del agro andaluz, con 331 millones de euros (2,9% del total). Entre los 20 primeros mercados es Marruecos el que más crece (15º destino), con un 56% más de ventas, hasta los 107 millones; mientras que Australia (19º destino) incrementa su dato un 18,9%, hasta los 95 millones, y Arabia Saudita cierra el 'top 20' de destinos con un aumento del 11,5% hasta los 81 millones.

Las grandes economías europeas continúan ocupando los primeros puestos, con Alemania como primer mercado, con 1.959 millones, el 17,4% del total y un crecimiento del 8,1%, el tercero mejor entre los 10 primeros. Le sigue Francia, con 1.447 millones, el 12,9% y un aumento del 2,5%; Reino Unido, con 1.131 millones, el 10% y alza del 9,7%, el segundo mejor en el 'top 10'; Italia, con 1.044 millones, el 9,3% y una bajada del -17,2%, y Portugal, con 804 millones (7,1%) y leve descenso del 1,3%.

Foto: Torres eólicas para parques marinos que Gestamp produce en el puerto de Sevilla. (APS)

En sexto lugar, se encuentra Países Bajos, con 764 millones (6,8%) y una ligera bajada del 0,8%; seguido de Estados Unidos, con 728 millones (6,5%) y descenso del 1,7%; la mencionada China; Polonia, con 266 millones (2,4%) y un 0,2% menos, y, en décimo lugar, Bélgica, con 242 millones (2,1%) y descenso del 0,8%.

El presidente de la Diputación Provincial de Almería, Javier Aureliano García, asegura a El Confidencial que “la agricultura almeriense ha estado a la altura de la situación desde el primer segundo de la pandemia. Todas las personas que trabajan en nuestro campo han dado al mundo entero una valiosa lección por su entrega, compromiso y profesionalidad. Toda Europa ha tenido abastecimiento de frutas y hortalizas en los momentos más duros del confinamiento, y esta realidad se traduce en las cifras de exportación que, a pesar de las circunstancias, han sido muy positivas”.

A su juicio, “el llamado milagro almeriense de la agricultura no es ningún milagro, detrás de él está el sacrificio y constante trabajo de decenas de familias que con su esfuerzo han construido la gran provincia que hoy es Almería, una tierra próspera y llena de oportunidades de la que nos sentimos profundamente orgullosos”.

Foto: Manifestación de agricultores en Andalucía el pasado año. (Asaja)

Tras estas cifras de éxito se esconden serios problemas de supervivencia que los almerienses llevan años denunciando y que llevó a convocar una multitudinaria manifestación en febrero de 2020, previa a la declaración del estado de alarma.

Así, las organizaciones agrarias y cooperativas subrayan que esta provincia periférica de Europa se enfrenta a los problemas de transporte que supone la falta del corredor ferroviario Mediterráneo, que debería haberse terminado en 2020 y que sigue sin fecha de llegada. Cada día salen de Almería 1.500 camiones por las carreteras por esa falta de infraestructura.

Por otra parte, las instituciones almerienses llevan años reclamando un pacto por el agua para exigir infraestructuras que palíen la sequía recurrente de la zona y eviten la salinización de los productos. Junto a ello, denuncian la competencia desleal que supone la llegada de productos de otras zonas (especialmente África), a los que se les cambia el etiquetado para que puedan ser vendidos en la UE.

Foto: Un hombre pesca en el raquítico embalse de Guadalteba (Málaga). (Reuters)

Finalmente, también denuncian una caída de la rentabilidad debido al incremento de los costes de producción y a los bajos precios que imponen algunas cadenas de distribución, lo que aboca al sector a su muerte en un futuro. A pesar de ello, el sector sigue luchando por la mejora continua mediante organizaciones como Coexphal, la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería, que agrupa a 83 empresas hortofrutícolas y representa el 70% en exportación y el 65% en producción hortofrutícola, así como el 67% en producción ornamental. Sus empresas asociadas comercializan un volumen total superior a las 2.251.176 toneladas de 9.300 agricultores que cultivan su producción en 23.100 hectáreas. A su vez, estos horticultores proporcionan trabajo a cerca de 40.000 personas procedentes de más de 150 nacionalidades distintas.

Proyecto con fondos europeos

Coexphal, junto a la Asociación de Productores-Exportadores de Frutas y Hortalizas de la Región de Murcia (Proexport), ha presentado ante el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico una Manifestación de Interés para optar a un proyecto con un presupuesto estimado de 69 millones de euros con el objetivo de avanzar en la sostenibilidad del sector hortofrutícola del sureste español.

La manifestación de interés reúne una serie de iniciativas de innovación e inversión con unos objetivos definidos. Entre ellos figuran impulsar la economía circular en el conjunto de la cadena de valor hortofrutícola reduciendo las huellas ambientales, contribuir a mitigar el cambio climático reduciendo la huella de carbono, contribuir a la descarbonización de la economía, mejorar la biodiversidad en el entorno hortofrutícola y garantizar la actividad con la protección y la mejora del uso del agua.

Foto: La sostenibilidad es, además, el mejor aval para acceder a los fondos de la UE. (EFE) Opinión

Para lograrlo el proyecto presentado recoge tres grandes medidas: la primera es recopilar la información de las tecnologías disponibles para dichos objetivos como la valorización de los residuos, agua, reducción de las huellas ambientales, energía, biodiversidad, etc; creando una herramienta para que las empresas y cooperativas de ambas asociaciones puedan obtener un diagnóstico como punto de partida.

La segunda, impulsar un conjunto de proyectos de investigación e innovación para implantar la economía circular en la cadena de valor hortofrutícola, especialmente en el ámbito de los subproductos y residuos vegetales así como en el agua.

El tercero es incidir en una inversión innovadora de las empresas en tecnologías disponibles para la reducción de las huellas ambientales y en las tecnologías y biotecnologías generadas en el propio proyecto.

Exportaciones Hogares Sector exterior Cádiz Economía circular Córdoba Málaga Brexit Turismo Pandemia Reino Unido Huelva Hortalizas Almería Noticias de Andalucía
El redactor recomienda