LOS REGANTES ACUSAN AL GOBIERNO DE NEGLIGENTE

Alarma por la "hecatombe agrícola" que va camino de arruinar el sureste de España

La peor sequía que vive la península desde que hay registros se está cebando con la llamada "huerta de Europa". El sector emplea a 200.000 personas y supone el 23% del PIB regional

Foto: Un hombre pesca en el raquítico embalse de Guadalteba (Málaga). (Reuters)
Un hombre pesca en el raquítico embalse de Guadalteba (Málaga). (Reuters)

La sequía más grave que se recuerda en España no solo pone en peligro el frágil equilibrio ecológico de la península, sino también amenaza con destruir el no menos frágil sector agrícola del país. En concreto, se está cebando con Almería, Murcia y Alicante, donde el 23% de su Producto Interior Bruto (PIB) pende de un hilo. Si no llueve en cantidades torrenciales en los próximos meses, un cuarto de la economía levantina podría irse a pique.

Ese cuarto es el volumen productivo que genera el sector primario, que va desde la producción agrícola hasta el transporte, la comercialización y la elaboración de productos agroalimentarios. Más de 200.000 empleos en la picota. Está en juego nada menos que la llamada "huerta de Europa" y nadie sabe cómo salvarla si las lluvias no acompañan pronto.

El secretario general del sindicato agrario Asaja Murcia, Alfonso Gálvez, ha calificado la situación de "hecatombe agrícola" y así lo expresa a este diario. "Vamos hacia una paralización de la actividad agraria en Murcia si no se producen unas lluvias de diluvio que recuperen la cabecera del Tajo y los embalses de la cuenca del Segura. La pérdida económica y de puestos de trabajo es incalculable. Solo la administración nos puede salvar de esta catástrofe, pero en lugar de actuar nos está condenando", afirma. "Las cesión de derechos de riego de acueductos del Tajo está suspendida por el Ministerio de Agricultura, las desaladoras están trabajando al 50% de su capacidad, no se cumplen las medidas del decreto de sequía y no se avanza en el Plan Hidrológico Nacional para solucionar el déficit hídrico de la región", enumera.

Invernadero listo para la siembra de hortalizas. (EFE)
Invernadero listo para la siembra de hortalizas. (EFE)

Por ahora, ya es seguro que el 30% de la producción de hortalizas de invierno está perdida. Miles de toneladas de brócoli, alcachofa, coliflor, apio y lechuga que dejarán de venderse a Europa. Los grandes distribuidores (Alemania, Francia y Holanda principalmente) hace ya unos años que exploran mercados alternativos más baratos, como Turquía o Marruecos, y están reduciendo su peso en la huerta de Europa. Ahora ya solo les falta saber que Murcia y Almería (que bebe de otras cuencas) no pueden garantizar su abastecimiento para terminar de darles la espalda.

"[Los distribuidores] están muy preocupados. Todo el norte de África y también Italia están compitiendo por nuestros clientes y quedándose nuestra cuota. La huerta de Europa se muere y en su momento habrá que pedir responsabilidades a los políticos. No es solo el interés económico de la agricultura levantina, está en juego la soberanía alimentaria y garantizar el suministro a la población", afirma el presidente de Asaja Murcia.

"La huerta de Europa se muere y en su momento habrá que pedir responsabilidades a los políticos"

La brutal sequía que padecen los ríos Tajo y Segura, cuyos caudales abastecen las huertas de Alicante y Murcia, pone sobre la mesa un problema de muy difícil solución: ¿cómo salvar el 23% de la economía regional si las reservas de agua casi no alcanzan para el consumo humano? ¿Hasta qué punto es beneficioso tener la industria hortofructícola más potente de Europa si esta canibaliza el 85% del agua dulce de España?

Los regantes aseguran que la península tiene agua de sobra si esta se gestiona bien, y dicen que solo necesitan el 1% del total nacional para sobrevivir. Por contra, los habitantes y productores de otras cuencas como las del Tajo o el Ebro, además de todos los grupos ecologistas, opinan que la huerta levantina tiene un volumen monstruoso que está secando los acuíferos y ríos subterráneos del Segura y podría dejar todo el sureste español sin una gota de agua en el futuro.

Una de las extensas explotaciones de regadío en la Región de Murcia.
Una de las extensas explotaciones de regadío en la Región de Murcia.

"Hay restricciones al consumo humano, los embalses están raquíticos, ¿y qué hacen los regantes? Ampliar sus cultivos, muchos de forma ilegal. Es hipócrita que quienes hacen un uso ilegítimo del agua, comprándola y vendiéndola en negro y causando enormes pérdidas, luego pretendan que les traigamos todo el agua que haga falta para su negocio. La agricultura tiene unos límites y [en el levante] se han sobrepasado", considera Pedro Luengo, portavoz de Ecologistas en Acción en Murcia.

"Lo más urgente es eliminar el regadío ilegal y replantearnos la superficie agrícola, porque al ser un negocio tan goloso crece sin control y provoca enormes daños al medioambiente. No todo puede ser rentabilidad. Pero como el poder en la huerta se concentra en muy pocas manos ejercen una gran presión sobre las administraciones para alcanzar sus objetivos", continua.

En Murcia el sector hortofructícola produce 3,3 millones de toneladas y factura 2.600 millones al año, de los cuales un 80% son exportación

En la Región de Murcia, el sector hortofructícola produce 3,3 millones de toneladas y factura 2.600 millones al año, de los cuales un 80% corresponden a exportación. En Almería, otro tanto. En toda España, el cultivo de regadío ha aumentado un 20% en los últimos 18 años a pesar de que hay un 20% menos de agua. A lo que se suman en torno a un millón de pozos ilegales en todo el país.

Reciente ampliación de riego presuntamente ilegal en Murcia. (EFE)
Reciente ampliación de riego presuntamente ilegal en Murcia. (EFE)


Presiones políticas

Atrapada en mitad de la controversia se encuentra la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS). Su presidente, Miguel Ángel Ródenas, ha sido criticado por los regantes y el gobierno de Murcia por cerrar el grifo en la cuenca justo cuando sus cultivos agonizan. Ródenas comprende la inquietud, pero no entiende que le acusen de atentar contra el interés general. "Vivimos el tercer año de sequía y solo hay agua para mantener el caudal ecológico y el abastecimiento humano, no entiendo tanta queja. Los gobiernos autonómicos [Comunidad Valenciana y Región de Murcia] apoyan a los regantes quizá porque eso les produce menos desgaste político, pero es irresponsable exigir un consumo de agua como si estuviéramos en un año normal. Necesitamos un control estricto de la situación", protesta el presidente.

Los gobiernos autonómicos apoyan a los regantes quizá porque eso les produce menos desgaste político, pero es irresponsable

Ródenas, con su voto de calidad, logró imponerse a regantes y administración para que la CHS prohibiera el riego desde el 1 de noviembre al 15 de enero salvo casos muy excepcionales. Eso implica no echar mano de los pozos de sequía, tal como reclamaban los usuarios. El resultado: hasta un 50% menos de agua en muchos cultivos.

El río Segura es uno de los más frágiles y explotados de España. (CHS)
El río Segura es uno de los más frágiles y explotados de España. (CHS)

La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, apoya el corte de grifo de la CHS y Ródenas pide sensatez al sector: "La demanda de agua en la cuenca del Segura debido a la actividad de regadío ha sido infinita, hasta llegar a la situación actual en la que hay más derechos de agua que agua real; es decir, tienes más superficie regable de la que puedes atender. ¿Cómo se soluciona eso? Llevando los acuiferos de agua subterránea por encima de su capacidad de recarga, y eso es algo que ni nostros ni la Unión Europea quiere".

Y lanza: "Las comunidades de regantes sabían, gracias a la perspectiva anual, que iban a tener entre un 35% y un 49% menos de agua este año. Si con esa previsión ellos han cultivado como en un año normal es su decisión, pero no sirve de nada ponerse una venda en los ojos ante la realidad. La gente, por desgracia, no ve más allá. Todo el mundo quiere su agua haya o no haya sequía. Como los precios son buenos se plantan más cosechas, tres plantaciones por campaña en lugar de dos, y todo sumado hace que hoy no tengamos agua".

Asaja, UGT, CCOO y las comunidades de regantes niegan la mayor. Y para mostrar su oposición a Ródenas, han convocado una manifestación frente a la sede de la CHS en Murcia este 13 de diciembre bajo el lema 'La Huerta de Europa se nos muere'. La siguiente cita será el 19 de diciembre ante la desaladora de Torrevieja y quieren poner el colofón el 15 de enero en la Puerta del Sol de Madrid.

Asamblea informativa esta semana en Librilla (Murcia) sobre la crisis del agua.
Asamblea informativa esta semana en Librilla (Murcia) sobre la crisis del agua.


Éxodo a Albacete y Jaén

Los pantanos de cabecera del Segura están al 6% de capacidad y las reservas se sitúan en poco más de 100 hectómetros cúbicos. La situación es tan grave que ya ha comenzado un éxodo de regantes en busca de otras tierras como Albacete, Granada o Jaén. Un cambio en el que todos pierden, ya que ningún lugar en Europa reúne las condiciones climatológicas del sureste penínsular, con 2.800 horas de sol al año. En el interior de La Mancha y Andalucía la predisposición a las heladas es mayor y eso reduce su atractivo ante los distribuidores europeos, que ante todo quieren seguridad en el abastecimiento y buenos precios.

Aun sabiendo eso, el riesgo de continuar es demasiado elevado. En la presente temporada de la hortaliza hay agricultores que han perdido hasta 150.000 euros por la falta de producción. Y peligran seriamente las campañas a partir de la próxima primavera.

Vamos a la ruina del sector como no haya soluciones inmediatas. España necesita un Plan Hidrológico Nacional

"Ya estamos perdiendo cítricos por falta de agua. Aquí se produce el 60% de la producción nacional de naranja, limón y mandarina. Tenemos 44 millones de árboles frutales conectados al regadío levantino que si dejan de dar producción serán abandonados y se desertificará toda la región. No está en juego solo la economía sino el futuro medioambiental", avisa Lucas Jiménez, presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo Segura (SCRATS) que prosigue: "Vamos a la ruina del sector como no haya soluciones inmediatas. España necesita una redistribución de agua mediante un Plan Hidrológico Nacional".

Olivos en mitad de un campo yermo en la cuenca del Segura. (Hortainformacio.com)
Olivos en mitad de un campo yermo en la cuenca del Segura. (Hortainformacio.com)

Luengo, de Ecologistas en Acción, suspira ante la idea de un gran proyecto de ingeniería para conectar todas las cuencas: "Llevamos demasiado tiempo oyendo que los trasvases son la solución, pero no puede ser una solución esquilmar los recursos de otros ríos como el Ebro porque parece que les sobre agua. Esos ríos necesitan que ese agua siga su cauce para completar sus ciclos ecológicos". A lo que el presidente de SCRATS responde: "No queremos el agua del resto de españoles, sino que todas las cuencas sean igual de eficientes. En el Ebro solo se reusa un 1% del agua depurada mientras que en el Segura se reutiliza un 98%. Del mismo modo que se habla de pobreza energética y se buscan soluciones, en Murcia sufrimos de pobreza hídrica y también necesitamos soluciones".

Un campo de cebada sin cosechar en Arévalo (Ávila). (Reuters)
Un campo de cebada sin cosechar en Arévalo (Ávila). (Reuters)

El sindicato de regantes exige al Ministerio de Agricultura que obligue a las distintas cuencas a optimizar el uso de su agua, ya que la consideran "un bien del Estado" que pertenence a todos los españoles por igual. "Decirnos a los murcianos que nos aguantemos por no tener agua es como decirle a un castellano que se quede sin ir a la playa porque no tiene mar", afirma Jiménez.

El pasado fin de semana, 300 temporeros musulmanes oraron en el campo de Cartagena implorando agua para no perder sus empleos

La huerta de Europa tiene un déficit hídrico de 400 hectómetros cúbicos, a los que se añaden ahora los 300hm3 del trasvase Tajo-Segura que no llegan porque los embalses de Entrepeñas y Buendía, en la cabecera del Tajo, están a menos de un 10% de capacidad. "Este pasado fin de semana, 300 temporeros musulmanes hicieron una oración en el campo de Cartagena implorando agua para no perder sus empleos. Tenemos 700hm3 de déficit y el Ministerio de Agricultura se niega a poner las desaladoras de Torrevieja, Águilas y Valdelentisco a máxima capacidad", protesta Asaja. Ródenas, de la CHS, niega ese último punto y asegura que las desaladoras funcionan a todo rendimiento para abastecer a la población.

En primer término, la desaladora de Torrevieja (Alicante). (EFE)
En primer término, la desaladora de Torrevieja (Alicante). (EFE)


El 'lobby' del agua

La falta de soluciones políticas del pasado "ha dado pie a la situación insostenible que vivimos hoy y que aboca, si la climatología no lo corrige en breve plazo de tiempo, a la desaparición del sector hortofrutícola levantino, seña española de identidad de ese ramo en el mundo". Así de categórico es el Manifiesto Levantino por el Agua, un documento difundido a inicios de noviembre por SCRATS y apoyado, entre otros, por Asaja, UGT, CCOO, la Diputación de Alicante, el Partido Popular de Murcia y el ayuntamiento de Lorca.

"Hemos pasado antes por periodos de sequía extrema, pero nunca se habían unido tantos factores en contra. No podemos pedir en plena sequía un trasvase inmediato de otras cuencas, pero es el momento de inciar en toda España una regulación de los ríos. La cuenca del Segura es la más estructurada de Europa, aprovechamos cada gota a diferencia de muchas otras cuencas, pero por culpa del déficit hídrico de la región nos falta agua y es responsabilidad del Estado conseguirla", sostiene el presidente de SCRATS.

Aprovechamos cada gota a diferencia de otras cuencas, pero nos falta agua y es responsabilidad del Estado conseguirla

En el manifiesto, el sindicato, que representa a 80.000 regantes levantinos, desgrana algunas propuestas: garantizar el acueducto Tajo-Segura como pilar básico de futuro, desbloquear la cesión de derechos de riego de otras cuencas, poner las tres desaladoras de la región al máximo rendimiento, optimizar la reutilización de aguas residuales y, como mayor ambición, el gran proyecto de obras hidráulicas que conecten las distintas cuencas y garanticen "el acceso al agua en condiciones de igualdad para todos los ciudadanos del país", es decir el tan deseado por el sector Plan Hidrológico Nacional.

Los regantes exigen un gran Plan Hidrológico Nacional que conecte las cuencas.
Los regantes exigen un gran Plan Hidrológico Nacional que conecte las cuencas.

"A partir de enero, si no se produce un cambio radical de la situación, veremos el abandono de la actividad, cultivos y campos yermos sin regarse ni generar ningún tipo de producción ni riqueza. Vamos a la ruina del sector como no haya soluciones inmediatas. Un auténtico desastre", vaticina el secretario general de Asaja.

A partir de enero veremos el abandono de la actividad, cultivos y campos yermos. Vamos a la ruina del sector

A pesar de las reclamaciones, desde la CHS advierten: "Ahora hay capacidad para llevar agua a la primavera, pero si te quitas esa posibilidad la catástrofe puede ser enorme". Porque tan grande o más que el poderío económico de la huerta es el poder del turismo. Millones de visitantes españoles y extranjeros que empezarán a llegar a Alicante y Murcia a partir de la primavera y a quienes no se puede dejar sin agua corriente. Un solo corte en el suministro en apartamentos y hoteles puede ser igual o más letal para la economía levantina que la crisis del sector agrícola. Un callejón sin salida que solo las lluvias abundantes y el fin del ciclo de sequía pueden desbloquear.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios