"LA RECUPERACIÓN SERÁ BRUTAL, EN FORMA DE V"

Salado, presidente de Turismo Costa del Sol: "Podemos ha introducido odio en el sector"

El número uno de la Diputación de Málaga, que clausurará el foro de El Confidencial 'Nuevos retos del turismo en el escenario covid-19', exige medidas de apoyo del Gobierno

Foto: Francis Salado, presidente de Turismo Costa del Sol.
Francis Salado, presidente de Turismo Costa del Sol.

Francis Salado se estrenó el año pasado como presidente de la Diputación Provincial de Málaga. Sustituía a Elías Bendodo, tras ser nombrado consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía. Salado, que también es presidente de Turismo Costa del Sol y alcalde de Rincón de la Victoria, clausurará mañana en Málaga el cuarto foro turístico que organiza anualmente El Confidencial en la ciudad andaluza. El de este año se titula 'Nuevos retos del turismo en el escenario covid-19'.

PREGUNTA. Iba a ser la temporada turística de más éxito de la provincia de Málaga... y al final quizás es la peor de la historia. ¿Qué ha hecho Turismo Costa del Sol para amortiguar los efectos de la pandemia?

RESPUESTA. Nuestra labor es la de la promoción del destino. Si un destino no se promociona, no existe ante el futuro turista y nadie viene. Hemos continuado con este trabajo como si no ocurriese nada y nuestras perspectivas ya teniendo en cuenta la pandemia eran muy positivas, incluso en este 2020, entre el turismo nacional y lo que podríamos recuperar del turismo internacional. Pensábamos que la caída no iba a ser muy importante, pero el cierre de fronteras por parte de Reino Unido y la postura de Alemania al desaconsejar no visitar España han conducido al peor verano de la historia de la Costa del Sol. Al final, nos hemos encontrado con elementos externos que no podíamos controlar.

P. ¿A qué se refiere?

R. A la falta de trabajo del Ministerio de Turismo y del Gobierno de España para trabajar de manera diplomática para que no se hubieran cerrado las fronteras. El Ejecutivo central no ha negociado bien esa situación y ha ido improvisando en función de los acontecimientos que iban surgiendo en otros países. Y como no tenía ni un plan ni una estrategia clara, hemos navegado en un mar con una gran tempestad sin timón. Y te puede ocurrir de todo: que encalles o que te hundas. O que acabe la tempestad y puedas tener unos daños que puedas reconstruir.

"Nos vamos a recuperar"

P. ¿Cree que la Costa del Sol es un destino consolidado?

R. Sí, por supuesto. Somos muy fuertes gracias al trabajo que han hecho distintas administraciones y el sector. Estamos convencidos de que nos vamos a recuperar.

P. ¿Atribuye esta falta de trabajo más a Exteriores, Turismo o a la propia presidencia de Gobierno?

R. Yo creía que la improvisación era por parte del Ejecutivo de Sánchez, pero visto lo que ha ocurrido en estos meses y lo que ha sucedido, yo creo que estaba todo planificado. La intromisión de Podemos en el Gobierno de España, ese odio que ha introducido en el turismo y esos ataques al sector, ha hecho que la ministra de Turismo, Reyes Maroto, no haya tenido ninguna estrategia para dirigir la pandemia. Ha estado oculta. Podemos ha ido introduciendo unos mensajes ideológicos contra el turismo y en vez de ir a favor e intentar buscar soluciones, lo que ha hecho es tirar tierra encima.

Francis Salado.
Francis Salado.

P. Supongo que se refiere a las declaraciones de Alberto Garzón.

R. Sí, y también a las de muchos miembros del Gobierno hablando de un cambio de modelo productivo, algo impensable en un país como España. Rechazo hablar de eso. Sí soy partidario es de introducir nuevos sectores o diversificarlos. ¿Hay que cambiar el modelo productivo cuando somos una gran industria turística mundial que nos ha dado tantos recursos económicos y generación de empleo? ¿Cómo podemos renunciar a liderar el sector turístico? Es como si les dijéramos a los alemanes que renunciaran a su industria química, farmacéutica o automovilística. ¿En qué cabeza cabe eso? Nosotros tenemos que seguir potenciando el turismo porque somos el destino número uno y cuando empiece la recuperación económica la gente va a seguir viajando y saliendo fuera de su país. Seguiremos rompiendo récords.

Otra cosa es la situación de los trabajadores de un sector, como puede ser el agrícola o el turístico, pero por eso no tienes que atacar a la industria. Tú lo que tienes que hacer y luchar, es desde tu responsabilidad de gobierno, mejorar las condiciones laborales de un sector. Eso puedo entenderlo, pero atacar a un sector porque creas que las camareras de piso no están bien tratadas es un error brutal que ha hecho mucho daño. ¡Que me digan cuál es el modelo que podría absorber 2,7 millones de españoles que viven del sector turístico (o 114.000 familias en la provincia de Málaga) de modo inmediato, a corto plazo!

¿Qué sector lo podría absorber? Es un error de bulto y lo importante es que el PSOE ha tenido la callada por respuesta. La prueba del ataque al sector es que dentro de las ayudas económicas planificadas para los distintos sectores no se ha creado una línea potente para evitar el cierre de hoteles. Eso es un gran error.

"¿Cuántas veces ha pedido el sector la realización de pruebas PCR a los turistas que llegan a nuestras fronteras en los aeropuertos?"

P. Un error también grave fue el fiasco del sello de turismo responsable del ministerio y la consecuente dimisión de la secretaria de Estado.

R. Por supuesto. Es que en todo han ido a remolque. Casi todas las propuestas han venido del sector privado. El Gobierno se adaptaba y sobre eso hacía retoques y lo proponía como suyo. ¿Cuántas veces ha pedido el sector la realización de pruebas PCR a los turistas que llegan a nuestras fronteras en los aeropuertos, tanto al que llega como al que sale? Con eso se hubiera evitado el cierre de fronteras de muchos países. Ahora se plantea eso en Canarias, ¿pero por qué allí y no en el resto de España? ¿Por qué siempre se plantea esa discriminación y enfrentamiento entre territorios? Es que no lo entiendo.

P. ¿Ha habido trato de favor a Canarias o Baleares?

R. Cada vez que el Gobierno ha planteado algo ha sido en territorios donde necesita un apoyo político en el Congreso, y no ha habido un plan estratégico para todas las comunidades autónomas. Se ha decidido en función de las presiones políticas de sus socios. Eso es una grave irresponsabilidad para toda España. Hemos estado abandonados, y si hay que implantar PCR, que se haga en todos los sitios.

Una playa de Marbella. (EFE)
Una playa de Marbella. (EFE)

P. ¿Hace falta un Ministerio de Turismo?

R. No tiene sentido que la primera industria española no tenga un ministerio específico, que se dedique a promocionarlo e innovarlo. Pero el socio que tiene [Unidas Podemos] tiene como uno de sus objetivos cargarse el turismo. Estoy convencido de ello.

P. ¿Qué hace falta cambiar en el turismo?

R. Todos los sectores tienen que cambiar.

"¿Cómo vamos a renunciar al sol y playa? Es el motor que arranca y 'tira' de todos los sectores"

P. ¿Es partidario de reducir la dependencia del sol y playa?

R. Es buena la diversificación del tejido productivo en la provincia de Málaga para no depender de un solo sector, como pasó con la construcción y al final nos vinimos todos abajo, pero al final la materia prima que tenemos en la Costa del Sol es nuestro sol y nuestras playas. ¿Cómo vamos a renunciar a ello? El sol y playa es el motor que arranca y 'tira' de todos los sectores. Y una vez que está consolidado, habrá que seguir con el segmento del golf, la gastronomía, el cultural, las compras, el turismo interior... Eso es lo que hace que nuestro producto sea tan perfecto. Hay que apostar más por la calidad que por la cantidad y así evitar la turismofobia y la masificación.

P. ¿Por qué se sigue hablando por parte de autoridades políticas de número de visitantes en un destino y se arrincona la rentabilidad?

R. En esa vorágine hemos entrado todos. Se fija en el porcentaje, si hemos crecido o no. Hay que entrar en la rentabilidad, en los ingresos económicos, y para eso tienes que competir en la calidad. En eso es en lo que tenemos que centrarnos. Con el tiempo, lo que tendremos es un turismo de alto 'standing', que es lo que necesitamos. Y el turismo que va buscando el precio, que se vaya a otro sitio.

P. Lo que ha demostrado la pandemia es que la Costa del Sol no puede resistir sin el turismo internacional.

R. Totalmente. Esperábamos que el turismo nacional compensara esa caída tan brutal, pero aunque han venido muchos turistas nacionales, no lo han hecho en volumen suficiente. Teníamos un 60% de turismo nacional y un 40% de internacional, pero no se ha podido compensar con el visitante español. A pesar de ello, el turista nacional nos ha evitado un golpe más duro.

P. ¿Cuánto ha invertido la Costa del Sol en promoción para recuperar el destino?

R. En el llamado Plan Málaga, reestructuramos todo el presupuesto. Todas las áreas, menos las de Bienestar Social, han sufrido un recorte importante. El de Turismo, de 10,8 millones de euros, no lo hemos bajado, e incluso le hemos añadido 2,5 millones para los bonos a sanitarios. Hemos tenido una campaña de un millón de euros para promoción de la Costa del Sol en medios internacionales y nacionales para implementar esa promoción. Vamos a seguir como si no pasara nada. Aunque ahora mismo no puedan venir turistas de Reino Unido, hay que seguir manteniendo en el recuerdo del británico que la Costa del Sol está preparada para recibirlos y que sepan que somos seguros, y que para cuando se abran las fronteras y se decida viajar, nos tengan en cuenta. Vamos a concentrarnos en el mercado británico y en el alemán, pero no podemos desdeñar el nórdico, que tiene muchos recursos.

Ampliación de los bonos

P. ¿Qué ha pasado con los bonos de estancias hoteleras para los sanitarios? Se han invertido 2,5 millones de euros.

R. No ha ido como nosotros hubiéramos querido. Ha habido 600 solicitudes y esperábamos algo más. Estamos viendo la posibilidad de ampliarlo a más sectores, que cualquiera que venga a la Costa del Sol reciba un bono de 100 euros. Es como una ayuda directa al sector hotelero para poder gastar ese dinero. Queremos que esos 2,5 millones de euros lleguen a los hoteles.

P. ¿Ha funcionado el grupo de expertos creado durante la pandemia?

R. Muchas de sus ideas han caído en saco roto, pero nos tenemos que reinventar cada día. Lo que estamos utilizando sobre todo es la inteligencia de mercado y toda la red digital que tenemos para analizar cómo funcionan las reservas y qué busca el británico para sus próximas vacaciones. En esa herramienta estamos trabajando constantemente y trasladamos ese producto a esas necesidades.

Fachada del Gran Hotel Miramar de Málaga.
Fachada del Gran Hotel Miramar de Málaga.

P. ¿Ve necesario una ampliación de los ERTE hasta diciembre de 2021 como plantea Aehcos [la patronal hotelera de la Costa del Sol]?

R. Yo no pondría fechas. Cada vez que se pone una fecha, queremos fijar una prórroga. Prolongaría los ERTE hasta que acabe la pandemia y las restricciones de entrada de turistas extranjeros. ¿Cuándo será? Cuando se abran las fronteras y se vislumbre una recuperación económica, pero yo no lo fijaría. Algunos dijeron hasta marzo o hasta abril. Yo los pondría ‘sine die’. Habrá algunos sectores que se recuperen antes que otros; yo haría unos ERTE modulados. No me encorsetaría con una fecha y con el ‘café para todos’.

P. ¿Ha amortiguado la vivienda turística la caída de las pernoctaciones hoteleras?

R. Ha sido menor que en los hoteles, pero también ha sido importante. Muchos propietarios de viviendas turísticas las están descalificando para ponerlas en el mercado como alquiler de larga temporada. Con la caída del turismo internacional viene la caída del precio de los alquileres, que es bueno también para el residente.

P. Hay grupos hoteleros que quieren trasladar su oferta hotelera a residencial.

R. Es un poco precipitado. Primero habrá que ver si la ordenanza de ese municipio le permite ese cambio de uso. Será complicado. Estoy convencido de que en cuanto se levanten las restricciones, el destino va a crecer de una forma exponencial. La recuperación de España será brutal vendrá en forma de V cuando se encuentre una vacuna eficiente que empiece a distribuirse por todo el mundo.

Lo que también nos estamos encontrando es que algunos líderes europeos van a la improvisación, como es el caso de Boris Johnson, que no es el mejor amigo precisamente de la Costa del Sol. Para nada. Sus decisiones son unilaterales. Hay una gran crisis de líderes en Europa, con populismos en todos sitios. Echamos en falta a esos líderes.

P. ¿Qué proyectos clave le faltan a la Costa del Sol para ser un verdadero líder mundial?

R. Ya lo es. No le falta ningún proyecto, lo que tenemos que mejorar es la calidad de cada segmento. Somos líder mundial en golf o puertos deportivos. Tenemos una gran variedad en el interior. Tú te vas a un cuatro estrellas en Reino Unido y parece un dos estrellas de España. Aquí, no. Hace falta respetar el medio ambiente y que vaya unida la protección ambiental con el turismo. Somos los primeros y vamos a seguir siendo los primeros. Estoy convencido de ello.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios