foro de turismo y cultura de el confidencial

El 'boom' cultural en Málaga dispara el gasto turístico en toda la Costa del Sol

Expertos debaten en la ciudad andaluza en el foro organizado por El Confidencial en colaboración con Turismo Costa del Sol, Ayuntamiento de Málaga y Unicaja Banco

Un 4,5% más. Este es el crecimiento en gasto de los turistas en la Costa del Sol. Y este dato se debe, en buena medida, al aumento del turismo cultural. Se trata de un visitante que viene con un interés concreto en algún museo o en varios de Málaga capital. También en su patrimonio, no tan excelso como en Sevilla, Granada o Córdoba, pero en el que sobresale el conjunto de Alcazaba/Gibralfaro/Teatro Romano y la Catedral.

¿Es la cultura rentable? ¿Hay que adaptarse a los viajeros o a los residentes? El foro ‘La cultura como un nuevo motor del turismo’ que organizó ayer El Confidencial en colaboración con Turismo Costa del Sol, Ayuntamiento de Málaga y Unicaja Banco, respondió a estos interrogantes ante la presencia de más de 100 invitados (empresarios, directivos y profesionales del sector turístico) congregados en el hotel NH Málaga.

Tras la presentación de Nacho Cardero, director de El Confidencial, quien destacó el gran patrimonio cultural de España que no se sabe “vender bien” en los mercados extranjeros, el encuentro arrancó con la charla de Abel Matutes, vicepresidente ejecutivo y director general de Palladium Hotel Group. Matutes explicó la evolución de su compañía desde Fiesta Hoteles, su histórica marca, y cómo ha cambiado el turismo. “En los setenta y ochenta, el cliente era el turoperador. Eso era una barbaridad y costó cambiarlo”.

"Hoteles que no parecen hoteles"

Para el directivo ibicenco, Málaga consigue combinar “muy bien” lo vacacional, lo urbano y el negocio. “Málaga turísticamente, de algún modo, lo tiene todo”, destacó Matutes antes de empezar a diseccionar el valor de Ushuaia, “hoteles que no parecen hoteles” y que se han convertido en destinos en sí mismos.

La primera mesa redonda del foro, moderada por Antonio López de Ávila, 'chairman' Travel & tourism Innovation Center IE Business School, estuvo centrada en ‘La cultura, vértice de innovación y posicionamiento turístico’, destacando el potencial del ‘city-break’ de la ciudad andaluza. Participaron Enrique Navarro, profesor de la Facultad de Turismo de la Universidad de Málaga; Matilde Almandoz, presidenta de la Federación de Empresas Organizadoras Profesionales de Congresos; David Mora, ‘project manager’ de Spain Live Music, y Luis Callejón, presidente de la patronal malagueña hotelera Aehcos.

Callejón destacó el valor de Málaga como una de las mejores ocupaciones de la Costa del Sol. “La cultura es fundamental para la ciudad. Todos los meses hay un gran evento, un atractivo para venir y tener una experiencia diferente del mes pasado”. Eso sí, alertó del problema del saturación del centro histórico de Málaga y que el turismo se concentre en un solo lugar. “¿Por qué todo está en la calle Larios?”, se preguntó.

Almandoz abundó en cómo la provincia malagueña había mejorado “mucho” en visibilidad turística en el mercado europeo, mientras que Mora resaltó que no se trataba de competir en precios, “sino en crear una experiencia única”. Navarro no habló de turismofobia, precisó, pero sí se refirió a la posibilidad de conflictos con determinados grupos de residentes de Málaga que no quieran el turismo.

Residentes como turistas

“¿No hablamos de tratar a los visitantes como residentes y a los residentes como turistas?”, se preguntó Domi del Postigo, periodista de radio y TV de larga experiencia y columnista de ‘La Opinión de Málaga’. Sandra García-Sanjuán, creadora del festival Starlite de Marbella, consideró ya en la mesa redonda ’La cultura, polo de atracción y dinamización de la oferta turística de la Costa del Sol’, moderada por Alberto Artero, director general de El Confidencial, que había que trabajar en ese concepto.

Abel Matutes, vicepresidente ejecutivo de Palladium Hotel Group. (Santana de Yepes)
Abel Matutes, vicepresidente ejecutivo de Palladium Hotel Group. (Santana de Yepes)

La rentabilidad de un destino cultural fue uno de los grandes debates que se expusieron en el encuentro. Starlite sufrió en la edición del año pasado un sobrecoste de un millón de euros. Pide García-Sanjuán que la Administración no ponga “obstáculos” y que “les dejen hacer”. “Tenemos que ser rentables, podemos ofrecer mucho a un destino, pero no se ve en la cuenta de resultados”. Starlite se celebra en 45 días. “Queremos un proyecto más a largo plazo”, abundó.

José María Luna, director de la Casa Natal de Picasso, del Centro Pompidou Málaga y del Museo de Arte Ruso San Petersburgo de Málaga, diferenció la rentabilidad económica y la cultural. Málaga gasta 15 millones de euros en todos los centros museísticos municipales, precisó, mientras que, por ejemplo, el Museo Guggenheim cuenta con un presupuesto de más de 30 millones.

Para Luna, el gran salto de Málaga se produjo a partir del año 2015 con la puesta en marcha del Pompidou y el Ruso. Otros sitúan el despegue en la inauguración del Museo Picasso Málaga en octubre de 2003. La pinacoteca picassiana recibe más de 650.000 visitantes anuales. Antes de 2015, recibía de media 350.000.

Elías Bendodo, presidente de la Diputación de Málaga, en el Foro de Turismo y Cultura (Santana de Yepes).
Elías Bendodo, presidente de la Diputación de Málaga, en el Foro de Turismo y Cultura (Santana de Yepes).

Evelio Acevedo, director gerente del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, resaltó cómo el centro había “revitalizado” la exposición permanente a través de “su puesta en valor para el visitante internacional. Tuvimos que acercarnos a los operadores turísticos y usar ‘business inteligence’ y ‘big data’ para conocer mejor a nuestro cliente”.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el presidente de la Diputación Provincial de Málaga, Elías Bendodo, clausuraron el foro con sendas intervenciones. De la Torre recordó que Málaga necesita hoteles, “a pesar de que el fenómeno de las viviendas turísticas ha venido para quedarse”. “Málaga en materia cultural no son solo los museos, sino la variada oferta museística”.

Bendodo recordó que antes no existía ninguna motivación por parte del turista en venir a Málaga, pero ahora se trata de un municipio al que no le afecta la estacionalidad. “El éxito en las estrategias turísticas en la Costa del Sol pasa por que en el consejo de administración hay presencia de empresarios”.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios