Es noticia
Menú
Moncloa designará hoy a Juan Carlos Campo y Laura Díez para el TC sin esperar al CGPJ
  1. España
Sustituirían a González Trevijano y Narváez

Moncloa designará hoy a Juan Carlos Campo y Laura Díez para el TC sin esperar al CGPJ

En sectores jurídicos se considera que ambos nuevos magistrados tendrían que abstenerse en los recursos de inconstitucionalidad de las leyes del Gobierno, o al menos en aquellas en las que ambos participaron ostentando sus cargos públicos

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a varios de sus ministros. (EFE/Pool/La Moncloa/Fernando Calvo)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a varios de sus ministros. (EFE/Pool/La Moncloa/Fernando Calvo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Tal y como adelantó El Confidencial el pasado domingo (El Poder Judicial desquicia al Gobierno que activa ya la operación Conde-Pumpido) es inminente, en el Consejo de este martes, el nombramiento de los dos magistrados que le corresponden en el Tribunal Constitucional según establece el artículo 159.1 de la Constitución y la Ley Orgánica del TC. Así, Sánchez elegirá al exministro de Justicia Juan Carlos Campo y a Laura Díez, ex alto cargo de la Moncloa.

Los dos magistrados por la cuota gubernamental —el total del Tribunal está integrado por 12, cuatro por el Congreso, cuatro por el Senado y dos más por el Consejo General del Poder Judicial— sustituirían al actual presidente del organismo, Pedro González Trevijano y Antonio Narváez, ambos designados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy en 2013 y que en el pasado mes de junio agotaron su mandato de nueve años.

En sectores jurídicos se considera que ambos nuevos magistrados tendrían que abstenerse en los recursos de inconstitucionalidad de las leyes del Gobierno, o al menos en aquellas en las que ambos participaron ostentando sus cargos públicos

Foto: Juan Carlos Campo. (EFE/Chema Moya)

En el mes de julio, y por una reforma del artículo 570 bis de la Ley Orgánica del Poder Judicial, el Consejo —ahora en funciones— venía obligado a nombrar a dos magistrados al Constitucional, con mayoría de 3/5 antes del día 13 de septiembre. El Gobierno ha dado un plazo de cortesía al Consejo, pero se le ha agotado la paciencia cuando los vocales tanto progresistas como conservadores acordaron la semana pasada que se reunirían el 22 de diciembre para intentar votar a los candidatos de ambos sectores. El Gobierno, que ya advirtió que no estaba dispuesto a que el obstruccionismo del Consejo General del Poder Judicial trabase su facultad de nombrar a sus dos magistrados, ha pasado del dicho al hecho.

La Constitución prevé que la renovación del TC sea por tercios (de cuatro en cuatro), cada tres años y por mandatos de nueve. El 13 de septiembre venció el plazo para que el CGPJ nombrase a los dos suyos y elevar a los cuatro nuevos magistrados al pleno de idoneidad del Constitucional de acuerdo con el artículo 10 i) de su ley orgánica. Si el Consejo de Ministros, en la reunión de este martes o en la próxima, nombra por real decreto a sus dos magistrados en el TC y cesa simultáneamente a González Trevijano y a Antonio Narváez, será la primera vez que ocurra e implicaría la renovación por sextos en abierta contradicción con el artículo 159.1 de la Constitución que la prevé por tercios.

Foto: Laura Díez en una imagen de archivo de 2020. (Pool/La Moncloa/JM Cuadrado)

Es tradición que, mientras el órgano de gobierno de los jueces designa para el Constitucional a magistrados del Supremo —los progresistas proponen a José Manuel Bandrés de la Sala Tercera y los conservadores no han determinado sus candidatos, aunque barajan que sea Pablo Llarena de la Sala Segunda—, el Gobierno suele optar por juristas de reconocida competencia con más de 15 años de experiencia profesional.

De producirse los nombramientos se crearía una situación inédita, ya que el presidente del Tribunal Constitucional ya ha advertido a la Moncloa que convocaría un pleno para examinar la idoneidad de los nombrados, entendiendo que no son idóneos para tomar posesión de su nueva responsabilidad si no lo hacen de forma simultánea con los que debe nombrar el Consejo General del Poder Judicial. Ante esta advertencia, el Gobierno dispone de garantías de que tanto González Trevijano como Antonio Narváez —que serían cesados— resultarían recusados y no podrían participar en la votación, de modo que se impondrían los magistrados del sector progresista.

Foto: El Consejo en su último pleno. (EFE)

En el Constitucional, sin embargo, barajan la posibilidad de que el Gobierno se limite a comunicar sus designaciones, pero sin nombramiento formal hasta que no lo haga el Consejo General del Poder Judicial, entendiendo que así el órgano de gobierno de los jueces tendría que adelantar la votación del 22 de diciembre y para evitar un conflicto institucional de difícil composición, llegar a un entendimiento y nombrar los suyos. En todo caso, todas las partes en el juego institucional están advertidas: el Consejo, porque se encuentra en “rebeldía” según el Gobierno; el Gobierno porque infringiría de plano la Constitución (159.1) al nombrar a sus magistrados sin esperar a los del Poder Judicial y el Constitucional porque no podría evitar vetar la renovación por sextos en vez de por tercios si los magistrados nombrados por el Ejecutivo de Rajoy —González Trevijano y Antonio Narváez— son recusados y prospera la recusación.

De producirse, no obstante, la designación por real decreto de los dos nuevos magistrados y el cese de los del Gobierno del PP en 2013, se procedería de inmediato a elegir a un nuevo presidente del TC que el Gobierno desearía vivamente que fuera Cándido Conde-Pumpido. Sin embargo, hasta que el Tribunal no cuente con los cuatro magistrados nuevos, el presidente interino del órgano de garantías sería el magistrado Xiol Ríos, en la actualidad su vicepresidente. Xiol Ríos también tiene vencido su mandato de nueve años.

Es facultad del presiente del Gobierno alterar el orden del día de la sesión de este martes del Consejo (incluyendo o retirando asuntos), pero fuentes de toda solvencia aseguran a El Confidencial que estas designaciones constan en el distribuido a los ministros.

Tal y como adelantó El Confidencial el pasado domingo (El Poder Judicial desquicia al Gobierno que activa ya la operación Conde-Pumpido) es inminente, en el Consejo de este martes, el nombramiento de los dos magistrados que le corresponden en el Tribunal Constitucional según establece el artículo 159.1 de la Constitución y la Ley Orgánica del TC. Así, Sánchez elegirá al exministro de Justicia Juan Carlos Campo y a Laura Díez, ex alto cargo de la Moncloa.

CGPJ Tribunal Constitucional
El redactor recomienda