Para que no se lleven al Rey por delante

Para que no se lleven al Rey por delante

El martes pasado no se respetó la discreción institucional de las consultas del monarca, algo que, con medidas concretas, hay que evitar en el futuro inmediato, como ha hecho Bélgica

El síndrome del progresista, José Sacristán y el Rey

El síndrome del progresista, José Sacristán y el Rey

El fracaso de la izquierda lo explicó José Sacristán ante Carmen Calvo y el propio Iglesias al apelar de forma patética a la mediación del Felipe VI para conseguir una imposible coalición

Rufián, en una España desquiciada

Rufián, en una España desquiciada

El político republicano, reconvertido, es referencia inversa a Torra, hoy en Madrid, y componedor de las negociaciones, también hoy, entre PSOE y Podemos. Todo extraño

España Suma, una pésima idea

España Suma, una pésima idea

Dicha marca electoral sería un desastre político porque dejaría en la anti-España a todos aquellos que no votasen a la derecha cubierta que acudiera a las urnas bajo ese paraguas

La clase política más inepta de la democracia

La clase política más inepta de la democracia

Estamos atravesando por una crisis política e institucional especialmente grave, sin parangón en la historia de la democracia española desde que se instalara en el año 1978

El 17-A y el torpe independentismo conspiranoico

El 17-A y el torpe independentismo "conspiranoico"

Las teorías conspirativas sobre los atentados de Barcelona sirven para transfundir nuevas dosis de animadversión contra el Estado y recuperar la decaída propaganda soberanista

Rivera, esperpéntico (Iglesias, también)

Rivera, esperpéntico (Iglesias, también)

Rivera e Iglesias, invocando principios contradictorios, han contribuido a la ceremonia de la confusión institucional y al peor entendimiento de la política como un ejercicio de funambulismo

La Cataluña más indeseable y la Diada del fracaso

La Cataluña más indeseable y la Diada del fracaso

El proceso soberanista no es el fracaso de los catalanes sino de su clase dirigente, que los ha utilizado para una auto redención de sus torpezas, incompetencias, tropelías, banalidades e ignorancias

La gran mentira estival de Pedro Sánchez

La gran mentira estival de Pedro Sánchez

La presentación pública de las 300 medidas es un último abuso del hiperliderazgo que el líder socialista quiere ejercer y del populismo que practica mientras el Congreso languidece

Garrido, De Quinto y el irreconocible Ciudadanos

Garrido, De Quinto y el irreconocible Ciudadanos

Si impúdicas en todo caso esas declaraciones, De Quinto, con su bien pertrechado patrimonio, incurre en una indignidad al motejar de “bien comidos” a “algunos pasajeros” del Open Arms

¿Y si el Rey se confunde y acierta Sánchez?

¿Y si el Rey se confunde y acierta Sánchez?

¿Para qué una investidura?, ¿para una legislatura corta y convulsa?, ¿para una gobernabilidad imposible? Quizás el Rey se equivoca y quizás Sánchez acierta