Es noticia
Menú
El Gobierno evita aclarar si el Estado pagará el viaje del emérito por el funeral de Isabel II
  1. España
Viajarán en vuelos comerciales

El Gobierno evita aclarar si el Estado pagará el viaje del emérito por el funeral de Isabel II

La incomodidad del Ejecutivo por la presencia del emérito en Londres es evidente. Fuentes conocedoras de los preparativos del viaje ven improbable que Felipe VI y Juan Carlos I sean fotografiados juntos

Foto: Juan Carlos I. (Getty Images/EP/Raul Terrel)
Juan Carlos I. (Getty Images/EP/Raul Terrel)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Gobierno se cierra en banda estos días ante cualquier pregunta sobre la asistencia de Juan Carlos I al funeral de Estado de Isabel II, el próximo lunes, en Londres. No aclara si acarreará gastos para las arcas públicas, no especifica si el padre del jefe del Estado viajará desde Abu Dabi o desde Madrid. Públicamente, evita referirse a nada que tenga que ver con la figura del emérito, al que además se le ha abierto un nuevo frente judicial, como informó ayer El Confidencial. La única consideración que se permite la Moncloa ante la expectación generada es que su presencia en Westminster responde a una "invitación privada" y personal de la Casa Real británica a Juan Carlos I, con quien le unen estrechos vínculos familiares.

Fuentes conocedoras de los preparativos de la ceremonia fúnebre sostienen que es improbable que Felipe VI y su padre sean fotografiados juntos. El protocolo diseñado por la Casa Real británica reserva la mitad delantera de la abadía de Westminster, además de para la familia directa de Isabel II, para los jefes de Estado, reyes o presidentes de república, en orden de importancia. Los Reyes eméritos de España figurarán en la mitad trasera, junto a la princesa Beatriz de los Países Bajos y los reyes abdicados de Bélgica, así como el príncipe heredero de Dinamarca, todos ellos invitados de manera personal por Westminster.

La última vez que el Rey y su progenitor se vieron fue el pasado 23 de mayo en Zarzuela, donde mantuvieron una larguísima conversación privada en plena polémica por el regreso del emérito a Sanxenso (Vigo) para participar en las regatas con sus amigos. La Moncloa lamentó el "espectáculo" generado en torno a esa visita de Juan Carlos I a España, la primera desde que se marchó a Abu Dabi, en agosto de 2020, por sus problemas judiciales.

El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, no quiso aclarar anoche si preferiría que Juan Carlos I no asistiera al funeral: "Eso es una cuestión que compete al rey Juan Carlos", afirmó en una entrevista en 'La noche en 24H', de TVE. "El Gobierno de España está totalmente coordinado con la Casa Real", aseguró sobre un viaje en el que también participará el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, acompañando a los Reyes y a doña Sofía.

Foto: El rey Juan Carlos saluda a la prensa el 23 de mayo de 2022. (EFE/Lavandeira jr.)

Distintas fuentes del Ejecutivo rehusaron aclarar, ni en público ni en privado, si el Estado contribuirá a financiar el traslado de Juan Carlos I, aunque la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, recalcó que su invitación es "privada". Por la tarde, Albares insistió en ello: "Ha recibido una invitación personal y acude respondiendo a esa invitación", zanjó.

"El Gobierno no va a hacer ninguna consideración acerca de lo que ha sido la tramitación de una invitación privada", afirmaba Rodríguez en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este martes, despachando de forma breve y sin dar detalles las preguntas sobre esta materia. "Nuestro país va a estar representado por el rey Felipe, como jefe del Estado", incidía.

Foto: El rey Juan Carlos. (Reuters/Archivo/Francois Lenoir)

Los escándalos de Juan Carlos I, a los que este martes se sumó la investigación judicial a su médico personal por tapar el cobro de 1,3 millones de euros de origen desconocido, como desveló El Confidencial, ensombrecen todas sus apariciones, y hoy es visto como un lastre para la imagen del actual monarca. Que viaje a Reino Unido cuando deberá sentarse en el banquillo en ese mismo país por la demanda de su examante Corinna Larsen, por haberla acosado supuestamente de forma continuada durante ocho años, tampoco sirve para templar los ánimos.

Foto: Corinna Larsen, en una imagen de archivo. (Getty)

Tras el archivo de las diligencias de investigación por parte de la Fiscalía del Tribunal Supremo —por su inviolabilidad y por la prescripción de los supuestos delitos—, el presidente del Gobierno afirmó que el padre del jefe del Estado debía "una explicación a los españoles". "¿Explicaciones, de qué?", fue la respuesta del emérito a las preguntas de los medios de comunicación en su breve visita a España. Y algo antes de que abandonase el país, en agosto de 2020, Sánchez había calificado las informaciones sobre sus irregularidades de "inquietantes y perturbadoras".

Zarzuela confirmó ayer que el viaje de los Reyes, del emérito y de doña Sofía cumplirá con las recomendaciones de la Casa Real británica, de manera que volarán en avión comercial y no en un vuelo privado, como se ha pedido al medio millar de dirigentes de todo el mundo invitados al funeral de Isabel II: "La Casa de Su Majestad el Rey se adaptará, lógicamente, a los criterios protocolarios, a las decisiones organizativas y a las instrucciones logísticas que adopten las autoridades británicas en su condición de responsables del desarrollo de los actos", subrayaron ayer fuentes de Zarzuela. El plan es que los asistentes aterricen de forma escalonada en tres de los aeropuertos de la capital de Reino Unido: Gatwick, Heathrow y London City.

Foto: Juan Carlos I. (EFE/Lavandeira Jr)

Se prevé que Juan Carlos I tome un vuelo de línea regular desde Abu Dabi, donde reside. Se da por hecho que la reina Sofía viajará con Felipe VI y con la reina Letizia, desde Madrid. El trayecto, en cualquier caso, previsiblemente será de ida y vuelta en el mismo día y también en un vuelo comercial de Iberia, para el que se reservará la primera clase o 'business'.

Entre otras cuestiones, la Casa Real británica ha pedido a los invitados al funeral de Estado que eviten movilizar sus propios vehículos y opten, para desplazarse por Londres, por usar las flotas de sus respectivas embajadas. Es particular el caso del presidente de EEUU, Joe Biden, quien habría comunicado su intención de utilizar sus propios medios, tanto el Air Force One, que le traería desde Estados Unidos, como su limusina blindada, conocida como 'la Bestia'.

Foto: Pedro Sánchez y Yolanda Díaz en el Congreso. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Los séquitos deberán reducirse a la mínima expresión, también en lo que toca a la seguridad, ya que la capacidad de la abadía de Westminster es de apenas 2.000 personas. Scotland Yard será la encargada de la vigilancia y seguridad de todos los asistentes al funeral de Isabel II.

Además, antes del funeral de Estado, el rey Carlos III celebrará una recepción privada para familiares, un acto aún más íntimo y restringido en que se espera la asistencia de Felipe VI y la reina Letizia, así como del emérito y de doña Sofía.

El Gobierno se cierra en banda estos días ante cualquier pregunta sobre la asistencia de Juan Carlos I al funeral de Estado de Isabel II, el próximo lunes, en Londres. No aclara si acarreará gastos para las arcas públicas, no especifica si el padre del jefe del Estado viajará desde Abu Dabi o desde Madrid. Públicamente, evita referirse a nada que tenga que ver con la figura del emérito, al que además se le ha abierto un nuevo frente judicial, como informó ayer El Confidencial. La única consideración que se permite la Moncloa ante la expectación generada es que su presencia en Westminster responde a una "invitación privada" y personal de la Casa Real británica a Juan Carlos I, con quien le unen estrechos vínculos familiares.

Isabel II Rey Don Juan Carlos Rey Felipe VI
El redactor recomienda