Es noticia
Menú
Vox activará su "perímetro" de expertos económicos para competir con el PP
  1. España
EL PLAN PARA CONTINUAR CRECIENDO

Vox activará su "perímetro" de expertos económicos para competir con el PP

La formación de Abascal considera que el momento de parón ya ha pasado. Sin embargo, la difícil coyuntura que espera a España para los próximos meses también introducirá novedades en su discurso

Foto: Santiago Abascal en el debate sobre el estado de la nación. (EFE/Mariscal)
Santiago Abascal en el debate sobre el estado de la nación. (EFE/Mariscal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Tras las elecciones de Andalucía y con el auge del PP, Vox parece haber pasado a un segundo plano. La reciente encuesta del CIS muestra una bajada significativa, situando incluso a la formación de Abascal por detrás de Podemos en intención de voto. Se ha extendido la sensación de que han quedado frenados y que están cerca de tocar techo. Pero, al mismo tiempo, las tensiones italianas, la convocatoria de elecciones y el liderazgo en intención de voto de Fratelli d'Italia vuelve a poner a Vox, en tanto formación amiga, en el foco mediático.

En el partido, las advertencias sobre el frenazo electoral causan "cero preocupación". "Nos ha ocurrido en otras ocasiones, como en la pandemia, y después hemos seguido creciendo", señalan fuentes del partido. Las encuestas internas señalan que el momento de parón ya ha pasado: "Tres semanas después de las elecciones andaluzas, ya estábamos recuperando terreno. No estamos todavía en los 70-75 diputados que nos adjudicaban encuestas anteriores, pero estamos ya en la franja de los 60", señalan desde Vox.

"En octubre será el momento de sacar a escena esos perfiles gestores que nosotros sí tenemos"

Las lecturas coyunturales, sin embargo, sirven de poco en un escenario acelerado y de cambios continuos. Y más aún con los tiempos que parecen estar acechando. La relajación de los españoles en las vacaciones de verano, un paréntesis, se romperá tras agosto con un cuatrimestre duro en lo económico. Todos los partidos están posicionándose para afrontar ese momento. También Vox, que pondrá más foco en lo económico sin olvidarse de lo cultural. La apuesta de la formación de Abascal es doble. Por una parte, insistirán en algunos elementos conocidos, como apuntó "el discurso de Santiago en el debate del estado de la nación", y que aluden a la soberanía energética, el recorte en gastos institucionales superfluos, desde los "chiringuitos de género" hasta las subvenciones a las patronales y los sindicatos, o el ordenamiento de la inmigración.

La otra parte es más significativa, porque conduce a competir en un nuevo plano con Feijóo. "El perfil gestor está falsamente en manos del PP. Ofrecen esa imagen, pero casi ninguno de ellos ha tenido experiencia en ese terreno". La mejor baza, en ese sentido, sería la del líder popular, a quien desde Vox se reconoce "una imagen marcada por su paso por Galicia, que le atribuye cualidades como la prudencia y la sensatez", lo que en tiempos complicados constituye un valor adicional. Sin embargo, "la gente no conoce bien qué ha pasado en Galicia. Hasta ahora, Feijóo ha tenido poca exposición mediática, por lo que el elector se fija en la sensación que transmite. Pero, cuando le vayan conociendo, se darán cuenta de lo mucho que se parece a Rajoy".

La posición de Vox, por tanto, sería la de competir con el PP en el terreno de la gestión. "Posiblemente en octubre, será el momento de mostrar el perímetro que nos ha estado ayudando en este tiempo, y saquemos a escena esos perfiles gestores que nosotros sí tenemos, como ex consejeros delegados y expresidentes de compañías, desde energéticas hasta de infraestructuras, que pueden ofrecer medidas sensatas para los tiempos que vienen".

Las lecciones andaluzas

Desde Vox, además, se cree que "es el PP el que está tocando techo electoral", y que el efecto Feijóo ya no tiene mucho más recorrido. Las tesis de que un Gobierno del PP en solitario sería posible, que es lo que está en juego detrás de todos los argumentos acerca de si Vox baja o sube electoralmente, son tomadas en cuenta en la formación de Abascal. Desde el partido creen que "Feijóo preferiría tener el apoyo del PSOE para gobernar antes que el nuestro", pero también son conscientes de que los números tienen más peso que las intenciones.

De las elecciones andaluzas han extraído dos enseñanzas: manejar mejor las expectativas y comprender la importancia del tono

En este sentido, encuestas como la reciente del CIS no son estimadas como creíbles ("que nos den peores resultados que a Podemos es falso"), pero sí reconocen que los comicios andaluces no fueron como esperaban, aunque crecieran respecto de la anterior convocatoria. De Andalucía afirman haber extraído dos lecciones: manejar mejor las expectativas, y, por tanto, no hablar de cifras finales ("será la última vez que lo hagamos"), y tomar conciencia de que "el tono importa". Y quizás en los comicios andaluces no utilizaron el adecuado: "Nuestra sensación era que Moreno no había cambiado nada en Andalucía, que era un Gobierno parecido al del PSOE, pero, mientras nosotros lo veíamos como negativo, hubo votantes que lo vieron como positivo. Incluso simpatizantes del PSOE, percibiendo que su partido se hundía, prefirieron votar a Moreno para que no gobernase con nosotros".

El giro europeo

La salida de Draghi volverá a poner en el foco a Giorgia Meloni y a Fratelli d'Italia, un partido muy cercano a Vox. Un hecho "que no nos puede perjudicar. Ella va a crecer, gane o no, y eso no es malo para nosotros. Podemos capitalizarlo o ignorarlo, pero nos viene bien". En todo caso, creen que la política europea tiene poco impacto en intención de voto en España, y que en este caso también ocurrirá así. Es probable que el auge de Meloni haga que la alerta antifascista vuelva a ser utilizada, "pero estamos acostumbrados a ella, y tampoco nos perjudica". Lo que sí les sorprende de la política internacional son sus giros: "He visto cosas que nunca creería. Macron está promoviendo que se expulse a los inmigrantes ilegales que cometen delitos, y fue él quien dijo a Ciudadanos que no podían juntarse con nosotros en el grupo europeo por defender esas posturas. Ahora Macron la adopta y Ciudadanos es una formación que está desapareciendo". Los cambios en la política energética y en defensa que está viviendo la Unión Europea forman parte de ese giro.

No veremos, por tanto, transformaciones sustanciales en el discurso de Vox tras el verano, aunque las encuestas les atribuyan una bajada. "En muchas de las cosas que hemos dicho teníamos razón. Algunas de ellas eran asuntos culturales, pero de las que se han derivado después problemas económicos, como ha ocurrido con la transición ecológica". Su idea es, en consecuencia, continuar marcando los debates mucho más que variar su discurso.

Tras las elecciones de Andalucía y con el auge del PP, Vox parece haber pasado a un segundo plano. La reciente encuesta del CIS muestra una bajada significativa, situando incluso a la formación de Abascal por detrás de Podemos en intención de voto. Se ha extendido la sensación de que han quedado frenados y que están cerca de tocar techo. Pero, al mismo tiempo, las tensiones italianas, la convocatoria de elecciones y el liderazgo en intención de voto de Fratelli d'Italia vuelve a poner a Vox, en tanto formación amiga, en el foco mediático.

Vox Santiago Abascal Alberto Núñez Feijóo Partido Popular (PP) PSOE Pandemia Unión Europea Internacional Mario Draghi
El redactor recomienda