Es noticia
Menú
Vox seduce a la generación X, pero el PP se impone en todas las capas de edad
  1. España
  2. Andalucía
Elecciones en Andalucía

Vox seduce a la generación X, pero el PP se impone en todas las capas de edad

El crecimiento del partido de Abascal llega por los votantes de entre 35 y 44 años, mientras que la separación de la izquierda divide por dos su peso entre los ciudadanos de 18 a 25 años

Foto: Macarena Olona en el mitin del pasado viernes en Sevilla. (EFE/José Manuel Vidal)
Macarena Olona en el mitin del pasado viernes en Sevilla. (EFE/José Manuel Vidal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Hay un cierto consenso entre los politólogos en que las elecciones en Andalucía 2022 pueden consolidar un cambio sociológico en la comunidad. La "normalización" de un Gobierno de centroderecha, como dice Ángel Cazorla, de la Universidad de Granada, puede llevar al PP a su segunda victoria en unas andaluzas desde que se celebran comicios autonómicos. Pero detrás de ese gran cambio, que incluye una derechización del autoposicionamiento ideológico de los ciudadanos, hay otros, más pequeños. Por ejemplo, que Vox ha crecido por la vía de los andaluces de mediana edad. O que el PSOE, a pesar de que su electorado es el más mayor, junto con el del PP, aguanta mejor entre los jóvenes. Y todo está en los datos que hay detrás de las encuestas electorales que se han ido publicando en estos días.

Vox irrumpió en Andalucía seduciendo a los jóvenes, pero en estos tres años y medio ha conseguido convertirse en una opción llamativa para ciudadanos de más edad. Lo dejaron claro en el carrusel de elecciones de 2019, pero ahora los datos del barómetro preelectoral del Centra lo constatan. Hace justo tres años, en la primera edición de los sondeos que elabora esta fundación asociada a la Consejería de Presidencia, el 12,9% de los votantes de 18 a 25 años optó por el partido de Santiago Abascal. Vox logró sus mejores números entre los más jóvenes. En junio de 2022, según la investigación del Centra previa a los comicios del 19 de junio, la candidatura de Macarena Olona es más fuerte entre los andaluces de la generación X, que tienen entre 35 y 44 años y votarán a Vox en un 17,4%.

Foto: Protesta convocada en Cádiz por el comité de Airbus. (EFE/Román Ríos)

Los de Abascal son la tercera opción en el barómetro del Centra —también en el CIS preelectoral que se publicó el pasado jueves— y lo son en todos los grupos de edad del citado sondeo. El porcentaje más alto entre las personas de 35 y 44 años es el resultado de un crecimiento de 10 puntos porcentuales en ese grupo de edad respecto a 2019. Pero no es baladí el aumento en los andaluces de 25 a 34 años (7,5 puntos) y de 44 a 54 (7,3 puntos). De hecho, la mejora más exigua es justo en el grupo más joven, donde solo suman 2,1 puntos porcentuales. En el resto de cohortes, Vox está por debajo de su media, fijada por la encuesta en el 13,8% de los votos.

"Vox tenía un electorado más joven, pero ha pasado a ser más transversal", apunta la politóloga Ana Salazar, responsable de la firma Idus3, que explica que la entrada de la formación de Santiago Abascal entre los más jóvenes es lógica porque se sirven de las redes sociales para posicionarse. "Cuando ya se colocan como marca a partir de 2018, llegan a otros segmentos", apunta la experta. Este crecimiento en personas de mediana edad está en consonancia con la composición del votante de Vox que se destila del CIS preelectoral elaborado a partir de 8.000 entrevistas. Casi un cuarto de los votantes de Vox (24,6%) proceden del grupo de 45 a 54 años, un dato muy similar al de Ciudadanos (24,4%). Ambos partidos comparten pirámide electoral, aunque Vox tiene un componente más joven. En la parte alta de esa pirámide están PP y PSOE, con los socialistas algo por encima. En la parte baja, están las izquierdas, con Adelante Andalucía, la coalición de Teresa Rodríguez, con el electorado más joven. El 61,9% de los votantes de la formación andalucista tienen menos de 44 años, mientras que en Por Andalucía ese porcentaje cae al 50,1%.

A pesar de que esa pirámide electoral de las izquierdas es más amplia por abajo, los cambios que se han producido desde el inicio de la legislatura y la campaña electoral también han afectado al posible éxito (o fracaso) de Por Andalucía y Adelante Andalucía entre los más jóvenes. Estas dos coaliciones fueron de la mano en diciembre de 2018 y todavía no habían roto cuando se elaboró el primer barómetro del Centra, en junio de 2019. En ese sondeo, la versión primigenia de Adelante Andalucía fue la segunda opción preferida para los encuestados de entre 18 y 25 años, con el 21,6% de los apoyos. Tres años y una sonora ruptura después, las dos papeletas solo serían capaces de convencer al 9,3%, a repartir entre el 6% de Por Andalucía (IU, Podemos, Más País, Equo, Alianza Verde e Iniciativa) y el 3,3% de Adelante Andalucía, liderado de nuevo por Teresa Rodríguez.

La caída es generalizada, pero llama la atención que ocurra también entre los grupos de edad que son más afines a este tipo de partidos. No obstante, las candidatas aguantan bien en valoración, como desvela el CIS 'flash' publicado este lunes. Teresa Rodríguez, que suspende en general con un 4,59, aprueba entre los votantes de entre 18 a 24 años (5,08) y de 25 a 34 (5,05). A Inma Nieto, de Por Andalucía, le ocurre lo mismo. Aunque se queda más cerca del aprobado general (4,96), saca mejor nota entre los ciudadanos de 24 a 34 años (5,66) y los más jóvenes de 18 a 24 (5,23), los dos grupos de edad donde aprueba.

El PSOE se impone al PP entre los nuevos votantes, con un programa muy medido para el sector más joven del electorado

La otra opción de izquierdas, el PSOE, no sufre especialmente en el grupo de edad de 18 a 25 años. Más bien todo lo contrario. Casi calca el porcentaje (25,4% en 2019 y 25,9% en 2022), pero mantener esa posición con el resto de grupos de edad en descenso les permite ser la segunda opción más votada entre los votantes de la cohorte más joven. Por delante tienen al PP, que en pleno crecimiento se convierte en la fuerza preferida en todos los grupos de edad. Eso sí, hay un dato que chirría en esta oleada de buenos números para los populares, el de los nuevos votantes. El PSOE gana entre los jóvenes de ese grupo de 18 a 25 años que no tenían edad para votar hace tres años y medio, con un 27,2% frente al 24,6% del PP. Es casi el único parámetro donde los socialistas superan al PP en la encuesta, vuelco que se repite en el CIS 'flash', donde el PSOE logra el 26,7% del apoyo de los nuevos votantes frente al 20,4% del PP.

Ana Salazar entiende este buen comportamiento de los socialistas entre los jóvenes, a pesar de que no tienen las mejores expectativas electorales el 19 de junio, porque han centrado los mensajes en este colectivo. Lo dejan ver en su programa electoral, que lleva una medida como la garantía del primer empleo a los jóvenes, con una inversión de 2.000 millones en cuatro años. Estas apuestas pueden explicar cómo es posible que los jóvenes de 18 a 25 años son quienes otorgan una mejor puntuación a Juan Espadas (5,37) según el CIS 'flash', casi cuatro décimas más que la media (4,99).

El problema, según la politóloga, es que al PSOE, como al PP, le cuesta encontrar el tono para mensajes a los grupos de edad más jóvenes, aunque utilicen redes sociales propias de estas generaciones, como TikTok. "Utilizan códigos más propios de la generación X o los 'boomers", apunta Salazar, que contrasta estos errores con el acierto de Teresa Rodríguez. El equipo de la gaditana, en sus respuestas a Macarena Olona, elabora vídeos con efectos, vocabulario y prácticas similares a las que utilizan usuarios habituales de esta red social.

"El de los jóvenes es el grupo de edad más desmovilizado", reconoce la responsable de Idus3, que ha detectado una cierta dificultad en este colectivo para acercarse a la política. "Sienten que no tienen espacio o que las instituciones y los partidos no se terminan de preocupar por ellos", señala Salazar, que asegura que la generación Z, nacida entre mediados de los 90 y principios de los 2000, tiene "ganas de participar", pero no encuentra "su espacio para la construcción social", lo que puede acabar provocando desafección hacia la política.

Hay un cierto consenso entre los politólogos en que las elecciones en Andalucía 2022 pueden consolidar un cambio sociológico en la comunidad. La "normalización" de un Gobierno de centroderecha, como dice Ángel Cazorla, de la Universidad de Granada, puede llevar al PP a su segunda victoria en unas andaluzas desde que se celebran comicios autonómicos. Pero detrás de ese gran cambio, que incluye una derechización del autoposicionamiento ideológico de los ciudadanos, hay otros, más pequeños. Por ejemplo, que Vox ha crecido por la vía de los andaluces de mediana edad. O que el PSOE, a pesar de que su electorado es el más mayor, junto con el del PP, aguanta mejor entre los jóvenes. Y todo está en los datos que hay detrás de las encuestas electorales que se han ido publicando en estos días.

Elecciones Andalucía Juanma Moreno PSOE Vox
El redactor recomienda