Es noticia
Menú
Feijóo dará voz a casadistas en Sevilla para enmendar los "errores" de la anterior etapa
  1. España
"NO SOBRA NADIE Y CABEN TODOS"

Feijóo dará voz a casadistas en Sevilla para enmendar los "errores" de la anterior etapa

El 'nuevo PP' busca una "transversalidad generacional" y refuerza su estructura autonómica. Exdirigentes veteranos, como Íñigo de la Serna o Alfonso Alonso, reaparecerán en un congreso en clave "integradora"

Foto: El presidente saliente del PP, Pablo Casado (d), y el próximo líder nacional del partido, Alberto Núñez Feijóo (i). (EFE/Salvador Sas)
El presidente saliente del PP, Pablo Casado (d), y el próximo líder nacional del partido, Alberto Núñez Feijóo (i). (EFE/Salvador Sas)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El PP encara la recta final de una crisis que, hace poco más de un mes, abrió en canal el partido. Este sábado, Alberto Núñez Feijóo pronunciará su primer discurso como nuevo presidente de la formación e inaugurará una etapa con el cometido de cerrar heridas y, sobre todo, "aprender de los errores del pasado". Esa "voluntad integradora", como la denominan fuentes cercanas al gallego, quedará plasmada en el mismo cónclave de Sevilla. El comité organizador del congreso (COC), comandado por Esteban González Pons, ha diseñado un apretado calendario para el cónclave nacional en el que se dará voz tanto a rivales declarados de la dirección saliente como a 'casadistas' fieles que llegaron a puestos de mando impulsados por el todavía dirigente del partido.

El 'nuevo PP' quiere que en la puesta de largo de Alberto Núñez Feijóo queden plasmadas dos premisas sobre las que edificar su mandato. La primera es la búsqueda de una "transversalidad generacional", en contra del criterio que llevó a la dirección de Pablo Casado a desterrar a los mandos veteranos y apostarlo todo a nuevos perfiles, muchos desconocidos para el gran público. "Nunca se nos pidió opinión o asesoramiento. Si asistíamos a algún acto de partido, nos miraban mal. Nos dieron esquinazo", lamenta un alto cargo de la etapa de Mariano Rajoy, que concibe la "refundación" de Feijóo como una oportunidad para "integrar a nuevos, a viejos, a socialdemócratas y a conservadores" bajo la sombra del gallego. "Ahora todos nos sentimos cómodos", opina.

Foto: La portavoz del PP, Cuca Gamarra, interpela al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la sesión de control. (EFE)

La segunda clave del congreso de Sevilla pasa por el refuerzo de las autonomías como base de poder del partido. Desde el principio, Feijóo ha puesto el objetivo en la construcción de un partido descentralizado, en el que los barones regionales tengan cierta autonomía para hacer y deshacer en sus respectivos territorios sin las "tutelas" de Génova. "La estructura autonómica recupera fuerza y respeto por parte de la dirección nacional", señala un presidente territorial del PP, señalado por la anterior dirección.

De la conjunción de estas dos premisas nace una larga lista de intervinientes. El PP ha decidido que el viernes 1 tomen la palabra todos los presidentes en los distintos territorios, y que el sábado 2 de abril hagan lo propio los cinco barones que gobiernan en sus respectivas comunidades autónomas. Entre los primeros se encuentran Ana Beltrán, presidenta del PP navarro y una de las últimas supervivientes de la guardia pretoriana de Casado, y Carlos Mazón, recientemente elegido candidato de los populares a la Generalitat de Valencia por decisión de la anterior dirección y en detrimento de Isabel Bonig, que apoyó a Sáenz de Santamaría en el congreso de 2018.

Algo parecido ocurre con Carlos Iturgaiz, Manuel Domínguez o Jorge Azcón, que también tendrán voz en el cónclave de este fin de semana. La mayoría llegó al puente de mando de sus respectivas estructuras territoriales aupados por el tándem Casado-Egea. El caso más polémico fue el de País Vasco, donde la dirección saliente 'fulminó' directamente al anterior presidente de los populares en la región, Alfonso Alonso, para designar a Iturgaiz, con un perfil afín a la dirección nacional.

Foto: El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. (EP/Emilio Fraile)

Precisamente, en esa voluntad de "unificar" el partido y construir nuevos mimbres de convivencia interna, el ministro de Sanidad durante la etapa de Mariano Rajoy volverá al foco público y acudirá a Sevilla como compromisario. Precisamente, el de Alonso es uno de los nombres que han entrado en las quinielas para formar parte de la nueva cúpula directiva de Feijóo, si bien en su entorno ratifican que, por el momento, no volverá a la política activa. También se dejarán ver otros ex altos cargos que abandonaron la política, como el exministro de Fomento Íñigo de la Serna, que acudirá como invitado al evento.

Como es natural, y salvo ausencias de última hora, en el congreso estarán presentes todos los vicesecretarios de la anterior dirección del PP, entre ellos Pablo Montesinos, que ya anunció su intención de abandonar la política tan pronto como el actual líder ceda el testigo al gallego. El congreso lo inaugurará el viernes Esteban González Pons y, tras él, realizará una intervención Bea Fanjul como presidenta de Nuevas Generaciones. La dirigente, que apoyó abiertamente a Pablo Casado en plena guerra con Ayuso, ha quedado 'señalada' tras la crisis y cuestionada dentro de la propia organización.

Foto: El presidente del PP, Pablo Casado. (EFE/Mariscal)

"Todos debemos sumar en el nuevo proyecto", reitera un presidente regional del PP, otrora fiel 'casadista', que celebra la mirada "integradora" del nuevo congreso, aunque, llegado el momento, Feijóo "se rodee de los suyos" en Génova. El compromiso que trasladan en el equipo cercano al próximo presidente del PP es que "todo el mundo va a sentirse muy bien tratado" en una nueva etapa en que el partido "se renovará por adición". "No sobra nadie y caben todos", insisten fuentes del comité organizador. El mensaje, sin embargo, parece no haber llegado del todo al ya ex secretario general Teodoro García Egea, cuya asistencia al cónclave de Sevilla está en duda.

Casado, Rajoy y Aznar, en una misma foto

Tras la traumática etapa por la que ha atravesado recientemente el partido, el presidente de la Xunta se comprometió a despedir con honores al todavía líder del PP. La prueba inequívoca de la consecución de esa unidad interna, reiteran las fuentes consultadas, es que Feijóo reunirá en una misma foto a José María Aznar, Mariano Rajoy y Pablo Casado. La instantánea se producirá el viernes por la tarde. Se prevé que los tres cierren filas en torno al nuevo liderazgo y que "nadie mencione el pasado" en sus intervenciones.

Aznar será el encargado de abrir esta ronda con un homenaje al congreso que él mismo protagonizó hace 32 años, también en Sevilla, cuando asumió las riendas del PP de la mano de Manuel Fraga, un guiño con el que el PP pretende volver a los orígenes del partido para reunificar el espacio de la derecha y superar su ingente crisis interna, tal y como hizo el expresidente del Gobierno tras la caída de Hernández Mancha.

Foto: Pablo Casado. (EP/Pool/Getty Images/E. Parra) Opinión

A continuación, será el turno de Mariano Rajoy y de Pablo Casado, que pronunciará sus últimas palabras como líder de los populares antes de ceder el testigo definitivamente a Alberto Núñez Feijóo y reproducir la instantánea con la que se pretende pacificar definitivamente al PP. No se cruzará Pablo Casado, al menos no en el escenario, con Isabel Díaz Ayuso. Su intervención y la del resto de presidentes autonómicos está prevista dos horas antes de la alocución del todavía presidente nacional, en una mesa que moderará el gallego, aún como máxima autoridad del PP en Galicia.

El PP ha invitado también a varios líderes de los populares europeos, que intervendrán para mostrar sus respetos al nuevo líder del partido en España. Según el calendario establecido, el viernes está prevista la participación de Roberta Metsola, presidenta del Parlamento Europeo; mientras que el sábado harán lo propio el presidente del PPE en el Parlamento Europeo, Manfred Weber, y el vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas.

El PP encara la recta final de una crisis que, hace poco más de un mes, abrió en canal el partido. Este sábado, Alberto Núñez Feijóo pronunciará su primer discurso como nuevo presidente de la formación e inaugurará una etapa con el cometido de cerrar heridas y, sobre todo, "aprender de los errores del pasado". Esa "voluntad integradora", como la denominan fuentes cercanas al gallego, quedará plasmada en el mismo cónclave de Sevilla. El comité organizador del congreso (COC), comandado por Esteban González Pons, ha diseñado un apretado calendario para el cónclave nacional en el que se dará voz tanto a rivales declarados de la dirección saliente como a 'casadistas' fieles que llegaron a puestos de mando impulsados por el todavía dirigente del partido.

Alberto Núñez Feijóo Sevilla Pablo Casado
El redactor recomienda