Es noticia
Menú
Feijóo defiende un PP descentralizado y blindará la autonomía de los barones
  1. España
PRESENTARÁ MAÑANA SU CANDIDATURA

Feijóo defiende un PP descentralizado y blindará la autonomía de los barones

Ha avanzado que mañana anunciará su candidatura tras reunir al PP gallego. Feijóo se lanza a construir un partido con identidad propia en cada región y alejado de la 'mano dura' de Génova

Foto: El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Brais Lorenzo)
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Brais Lorenzo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El relevo de poder en Génova no solo lleva aparejada la caída de Pablo Casado y de su equipo más cercano. También una transición hacia otro modelo de partido en el que los barones del PP contarán con mucha mayor autonomía de la que tenían durante el casadismo. Alberto Núñez Feijóo aún no ha oficializado su candidatura, pero esta mañana en la Junta Directiva del Partido Popular en la que Casado ha escenificado su despedida, ha avanzado que anunciará su decisión mañana tras la reunión del PP de Galicia.

Todo está "por definir", pero hay líneas básicas a las que no renunciará cuando se confirme su desembarco en Madrid. Librar a los presidentes autonómicos de las 'tutelas' de la dirección nacional es una de ellas. Fuentes de total confianza del gallego sostienen que, en relación con los poderes territoriales, "en este partido han sucedido cosas que no son lógicas ni sensatas" durante la era Casado y hacen hincapié en la necesidad de "resetear" el vínculo entre la dirección nacional y las baronías. El mensaje que trasladan es nítido: "Las comunidades deben tener su propio lugar en el partido".

Foto: Mañueco junto a Ayuso y López Miras. (EFE/Javier Lizón)

Feijóo está decidido a recuperar la libertad territorial que, a juicio de las fuentes consultadas, dinamitó Casado cuando autorizó a Teodoro García Egea a moldear con 'mano dura' hasta la última provincia de España. El modo de hacer del ya ex secretario general dejó importantes fisuras allí donde Génova quiso imponer su criterio, con Madrid como principal exponente de esa batalla interna por el control orgánico del partido. El objetivo del número dos de Casado era tejer una red de seguridad lo suficientemente tupida como para que el todavía presidente del PP pudiese caer cómodamente cuando tuviese que someter su liderazgo al examen de los compromisarios en un congreso nacional. Pero de nada ha servido. Salvo contadas excepciones, la mayoría ha dado la espalda a Pablo Casado y abraza sin miramientos la vía Feijóo.

La apuesta de Feijóo: "Las comunidades deben tener su propio lugar en el partido"

El gallego se hará con las riendas del Partido Popular gracias a un pacto unánime de los poderes territoriales. Todos los líderes regionales ven a Feijóo como un "referente" dentro del PP, capaz de rearmar a un partido malherido e, incluso, llevarlo a la Moncloa. Pero no solo eso. Varias fuentes autonómicas coinciden en señalar al dirigente como el único capaz de blindar en estos momentos sus intereses en la estructura orgánica de los populares y erigir un PP descentralizado, un modelo opuesto al que trató de instaurar Casado desde 2018. Es el acuerdo tácito entre Feijóo y los barones: el compromiso de que "los territorios tendrán mucha mayor libertad, autonomía y capacidad de decisión".

Feijóo es el más veterano de todos los mandatarios autonómicos del PP, y también el que mejores resultados ha obtenido. En su currículo constan cuatro mayorías absolutas en Galicia, donde ha mantenido a raya tanto a Ciudadanos como a Vox. Conscientes de que el desafío será muy diferente en la esfera nacional, los presidentes del PP coinciden en señalarle como el dirigente con más galones para relevar a Pablo Casado, por encima de Isabel Díaz Ayuso. "Es el único que ha sido capaz de unir al centro derecha. Nadie lo había hecho antes. Eso es así", defiende un líder regional.

Foto: Alberto Núñez Feijóo.(EFE/Brais Lorenzo) Opinión

El pacto no se rubricó hasta la noche del 23-F. En Génova, y con la excepción de la máxima mandataria del PP navarro, Ana Beltrán, todos los presidentes autonómicos cerraron filas con Alberto Núñez Feijóo, al que pidieron que diese un paso al frente que aún no se ha producido. Con García Egea ya caído, los barones exigieron a Casado que abandonase la dirección y permitiese abrir una nueva era en el PP, en la que la relación con los territorios se basará en la coordinación, y no en el control. Ayuso no estaba presente en la reunión, pero su entorno ya confirmó a El Confidencial que su respaldo al gallego sería total. "Es el único que puede guiar al PP hacia otra mayoría", zanjaban en Sol.

Manos libres para Ayuso

Teodoro García Egea no pudo completar su labor de renovación territorial antes de su caída. Alberto Núñez Feijóo arrancará su mandato con una tarea: la celebración de los congresos uniprovinciales pendientes, además del de Extremadura, cuya celebración se retrasó por el adelanto electoral en Castilla y León. En el calendario quedan por agendar los cónclaves de Murcia, Cantabria, Asturias, Navarra, La Rioja y Madrid.

Feijóo mantendrá el misterio hasta el miércoles.

Este último es el que más quebraderos de cabeza ha dado al PP de Pablo Casado. Cuando estalló la crisis, García Egea acusó a Ayuso de tratar de adelantar "a marchas forzadas" el cónclave madrileño como vía para tapar las averiguaciones internas dirigidas por Génova y evitar así colaborar en las pesquisas. "Esta y no otra es la verdadera razón. Ahora aparece ante ustedes como la verdad", manifestó el ex secretario general, días antes de su dimisión.

Foto: El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos. (EFE/R. García)

Con la llegada de Feijóo, sin embargo, Ayuso retoma con fuerza su intención de hacerse con las riendas del PP de Madrid. Afines a la presidenta reiteran su convicción de que el próximo líder del PP no pondrá palos en las ruedas a la madrileña para hacerse con el control orgánico del partido en su comunidad cuando se celebre el cónclave. De hecho, el barón gallego fue uno de los pocos que defendieron públicamente la autonomía de Ayuso para tener las manos libres en su territorio, cuando la batalla con Génova por esta cuestión comenzaba a supurar. "Lo habitual es que en el PP los presidentes autonómicos presidan sus partidos en sus comunidades", manifestó Feijóo el pasado mes de noviembre.

El relevo de poder en Génova no solo lleva aparejada la caída de Pablo Casado y de su equipo más cercano. También una transición hacia otro modelo de partido en el que los barones del PP contarán con mucha mayor autonomía de la que tenían durante el casadismo. Alberto Núñez Feijóo aún no ha oficializado su candidatura, pero esta mañana en la Junta Directiva del Partido Popular en la que Casado ha escenificado su despedida, ha avanzado que anunciará su decisión mañana tras la reunión del PP de Galicia.

Partido Popular (PP) Pablo Casado PP de Madrid Teodoro García Egea Isabel Díaz Ayuso Alberto Núñez Feijóo
El redactor recomienda