Es noticia
Menú
Ayuso se enfrentará a Casado por última vez este martes ante la Junta Directiva Nacional
  1. España
ÚLTIMO CARA A CARA

Ayuso se enfrentará a Casado por última vez este martes ante la Junta Directiva Nacional

La dirigente madrileña pedirá la palabra tras la intervención del presidente saliente. Será la primera vez en que ambos líderes coincidan tras originar la mayor crisis de la historia reciente del PP

Foto: El líder del PP, Pablo Casado (i); y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (EFE/Mariscal)
El líder del PP, Pablo Casado (i); y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (EFE/Mariscal)

La agenda de Isabel Díaz Ayuso estaba completamente despejada este lunes por la tarde. Tras una cita en la Puerta del Sol con Dmytro Matiuschenko, representante diplomático de Ucrania en España, la dirigente se ha recluido para escribir de su puño y letra el discurso que pronunciará mañana ante la Junta Directiva Nacional del PP. Tal y como confirman en su equipo, la presidenta madrileña pedirá la palabra y dará la réplica a Pablo Casado. Será la primera vez que Ayuso coincida con el todavía presidente del partido y con todos los líderes autonómicos después de haber originado la mayor crisis que se recuerda en los populares.

No hay nadie que esté acompañando a la madrileña en la confección de las palabras que pronunciará en la cita clave de este martes. "Los discursos importantes dependen de ella", se limitan a aseverar desde su equipo. Más de 400 cargos del PP, entre los que estarán diputados, senadores, presidentes regionales, eurodiputados y demás dirigentes orgánicos del partido, están citados mañana a las 12:00 horas en el Hotel Eurostars Madrid Tower. Está previsto que Casado pronuncie un discurso de despedida en el que tratará de explicar la guerra que estalló después de que El Confidencial destapase una trama de espionaje orquestada por Génova contra Ayuso, y que ha forzado la salida de Pablo Casado y de Teodoro García Egea de la dirección.

Foto: Alberto Núñez Feijóo.(EFE/Brais Lorenzo) Opinión

La intervención del todavía presidente del PP será el quinto punto del orden del día acordado para la reunión, después de la ratificación de los acuerdos que se tomen en el seno del Comité Ejecutivo Nacional (cuyo órgano se reúne una hora antes, a las 11:00 horas, y en el que Ayuso también tiene asiento) y de la convalidación de la convocatoria del XX congreso nacional del PP para los días 2 y 3 de abril, el cónclave que previsiblemente entronizará a Alberto Núñez Feijóo como nuevo lider del partido. Justo después del discurso de Casado se abrirá el turno de "ruegos y preguntas", momento que aprovechará Isabel Díaz Ayuso para rebatir al líder nacional y exponer su versión de lo sucedido ante el resto de cargos populares.

En la noche del 23-F, el presidente saliente acordó con el resto de barones autonómicos su permanencia simbólica al frente del PP hasta la convocatoria del cónclave de abril, momento en el que se despedirá definitivamente del partido. A cambio, Casado accedió a una transición ordenada y pacífica y dio su palabra de que no obstaculizaría el liderazgo del barón gallego, con el que prácticamente todos los poderes territoriales cerraron filas. Sin embargo, Ayuso fue la gran ausente de aquella cita. El presidente nacional no convocó al comité autonómico, sino a los presidentes regionales. En el caso de Madrid, es Pío García Escudero el que asume las funciones directivas del PP en la región.

Foto: Feijóo, durante una comparecencia ante los periodistas. (EFE/Lavandeira)

Precisamente, el control del PP de Madrid era el asunto que había llevado a Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado a mantener una batalla soterrada durante meses. Pero era sólo la punta del iceberg. Tal y como informó este periódico, 'fontaneros' de Génova, como el ya dimitido Ángel Carromero, contactaron con detectives para investigar un presunto caso de tráfico de influencias por parte de la presidenta de la Comunidad de Madrid en la adjudicación de un contrato sanitario por el que su hermano, Tomás Díaz Ayuso, recibió una comisión de casi 300.000 euros en los peores momentos de la pandemia.

Mientras la presidenta madrileña denunció públicamente una campaña "cruel" por parte de su propio partido con el objeto de derribarla políticamente, la dirección nacional, con Casado a la cabeza, insistió en la idea de una presunta acción ilegal o, al menos, inmoral, por parte de la dirigente madrileña, por el que incluso llegó a abrirle un expediente interno. Cuando todo ya había saltado por los aires, Génova trató de buscar un entendimiento al que Ayuso no cedió. Los poderes territoriales, organizados en torno a Feijóo, comenzaron a exigir en privado la cabeza de García Egea para tratar de reconducir la crisis que había abierto en canal al Partido Popular. Pero el presidente popular decidió unir su destino al de su número dos.

Foto: El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos. (EFE/R. García)

La multitudinaria manifestación a las puertas de Génova pidiendo la cabeza del presidente nacional fue el punto de inflexión que marcó el principio del fin de Pablo Casado. Sus afines le dieron la espalda y la mayoría pidió la convocatoria extraordinaria de un congreso para dirimir el liderazgo del partido. Poco a poco, la mayoría fue posicionándose alrededor del barón gallego, sobre todo después de que Isabel Díaz Ayuso renunciase públicamente a disputar esa carrera.

Hasta el último día, Casado defendió que forzar su salida era "injusto", en tanto que su único papel había sido el de investigar una presunta acción irregular por parte de la dirigente madrileña, para la que solicitaron su colaboración "Hay que preguntarse si España quiere unos partidos políticos que pregunten o quieren que cuando reciban informaciones sobre activos internos la tiren a la papelera", defendió Teodoro García Egea en su primera entrevista tras presentar su dimisión.

La agenda de Isabel Díaz Ayuso estaba completamente despejada este lunes por la tarde. Tras una cita en la Puerta del Sol con Dmytro Matiuschenko, representante diplomático de Ucrania en España, la dirigente se ha recluido para escribir de su puño y letra el discurso que pronunciará mañana ante la Junta Directiva Nacional del PP. Tal y como confirman en su equipo, la presidenta madrileña pedirá la palabra y dará la réplica a Pablo Casado. Será la primera vez que Ayuso coincida con el todavía presidente del partido y con todos los líderes autonómicos después de haber originado la mayor crisis que se recuerda en los populares.

Pablo Casado Isabel Díaz Ayuso PP de Madrid Teodoro García Egea Partido Popular (PP)