Es noticia
"Garzón puede tener una opinión personal, pero debe tener cultura institucional"
  1. España
Entrevista a Margarita Robles

"Garzón puede tener una opinión personal, pero debe tener cultura institucional"

La ministra de Defensa destaca la "ejemplaridad" de Felipe VI y aclara que el regreso del Rey emérito a España no es una decisión del Gobierno. Pide a la oposición "política de Estado" ante la pandemia y dejar a un lado las "descalificaciones"

Foto: Entrevista a Margarita Robles. (Ana Beltrán)
Entrevista a Margarita Robles. (Ana Beltrán)

Margarita Robles nos recibe en su despacho y pide que no nos quitemos la mascarilla en toda la entrevista. Hay distancia de seguridad y ventilación, pero solo logramos hacerle una par de fotografías sin ella. "Tenemos que normalizar el uso de la mascarilla. Va a seguir mucho tiempo con nosotros", asegura. Es la una de la tarde y viene directamente de un acto. Su equipo reconoce que "no para". La ministra de Defensa ha tenido un papel muy activo en la lucha contra la pandemia. Las Fuerzas Armadas han demostrado una vez más su compromiso con la sociedad y por eso, en reiteradas ocasiones a lo largo de esta conversación, el mensaje de Robles es de "máximo agradecimiento" a los militares. Como siempre, es respetuosa y, aunque esquiva bien las preguntas, se le entiende todo lo que quiere transmitir. Defiende los pactos de Estado, la Constitución y no tiene reparos en entrar a la última polémica protagonizada por el titular de Consumo, Alberto Garzón. Para ella, los españoles y España están por encima de las ideologías, aunque cada día crece más como política.

Foto: Ana Beltrán / Vídeo: Patricia Seijas Gundín

PREGUNTA. Estuvo con Felipe VI en la celebración de la Pascua Militar el día 6. ¿Cómo le vio en pleno debate sobre el regreso de su padre?

RESPUESTA. Yo del Rey Felipe VI siempre he dicho lo mismo, creo que es un hombre ejemplar que está llevando la monarquía de una manera ejemplar y es un ejemplo para todos los españoles. Nuestra monarquía, representada por Felipe VI, cumple los mismos paradigmas y estándares que el resto de las monarquías europeas, representantes también de grandes democracias. No podemos identificar para nada los comportamientos que haya tenido el Rey emérito con los que tiene el actual Rey, que es un ejemplo de saber hacer.

P. ¿Haría falta una Ley de la Corona? Sánchez parece que la ha aparcado tras anunciar que se darían pasos para dotar de mayor transparencia a la institución.

R. En este momento, con el marco normativo que hay, eso no es necesario. Insisto, no es necesario porque el desarrollo y el ejercicio de la Jefatura del Estado por el Rey Felipe VI es absolutamente impecable.

P. El Rey emérito parece que quiere volver a España

R. Esa es una decisión que tiene que tomar el propio Rey emérito y la Casa Real. No le corresponde al Gobierno.

placeholder Foto: Ana Beltrán.
Foto: Ana Beltrán.

P. El nombre propio de esta semana ha sido el ministro Alberto Garzón. ¿Cómo valora sus declaraciones sobre que España exporta carne de mala calidad?

R. La posición del Gobierno, lo ha dicho clarísimamente el presidente Sánchez en el Comité Federal del PSOE, es que el partido está con los ganaderos. Yo siempre digo lo mismo, un ministro puede tener una opinión a título personal, pero cuando se está en un órgano colegiado, como es el Consejo de Ministros, hay que tener lo que yo llamo una cultura institucional.

P. Habla a "título personal", pero hizo la entrevista como ministro de Consumo.

R. Se pueden hacer unas declaraciones, estamos en un país libre, pero esto no puede en absoluto comprometer al Gobierno. Por tanto, las declaraciones que ha hecho el señor Garzón son opiniones suyas a título personal, aun cuando él sea ministro. El Gobierno, como órgano colegiado que es, se ha pronunciado ya en apoyo de los ganaderos, en apoyo de la Política Agraria Común (PAC). La posición la marca quien la tiene que marcar, que es el presidente, y, como le he dicho, es absolutamente clara de respaldo a los ganaderos.

P. ¿Debería rectificar el ministro Garzón y disculparse con los ganaderos?

R. Yo no soy quién para dar lecciones a nadie, cada uno sabe si con sus declaraciones contribuye a la estabilidad o no contribuye a la estabilidad. Lo que sí que es muy importante es que los ciudadanos sepan que un ministro, aunque tenga una opinión personal, no compromete en absoluto una decisión que está tomada por el Gobierno y yo creo que eso es una cuestión que hemos de repetir muchísimas veces y que no haya ninguna duda de que la postura del Gobierno, insisto, que es quien toma las decisiones como órgano colegiado, es de apoyo a los ganaderos.

"Es esencial que la gente sepa que nuestros ejércitos están totalmente comprometidos y lo hemos visto en la pandemia"

P. El presidente de Aragón, el socialista Javier Lambán, ha pedido la dimisión de Garzón.

R. Yo nunca comento las declaraciones que hacen otras personas, cada uno sabrá las declaraciones que realiza. En todo caso, siempre digo que igual que merece respeto el señor Garzón, pues también el señor Lambán merece el máximo respeto.

P. España acoge en octubre la cumbre de la OTAN y ya se percibe como otro foco de tensión con Podemos.

R. Personalmente, no tengo constancia de ninguna declaración que hayan hecho miembros del Gobierno en contra de la OTAN. España lleva cuarenta años perteneciendo a la Alianza Atlántica. Es un aliado serio, riguroso, fiable, que tiene un protagonismo muy importante en la defensa de la paz, la libertad y la seguridad en el mundo. Para mí, como ministra de Defensa, como ciudadana española, y creo que para la inmensa mayoría de los españoles, es un motivo de orgullo que haya cerca de 3.000 hombres y mujeres que están defendiendo la paz en el mundo. La defienden bajo el paraguas de Naciones Unidas en el Líbano, bajo el paraguas de la Unión Europea en misiones en África y bajo el paraguas de la OTAN, por ejemplo, en Letonia, o cubriendo el espacio aéreo, en Lituania. Yo creo que eso tiene que ser motivo de orgullo y de satisfacción porque lo que pasa en el mundo no le puede ser ajeno a nadie.

P. Pero sabe que Podemos tiene una posición diferente.

R. Yo siempre digo que sería bueno que se olviden los 'tics' del pasado porque a veces suponen un desconocimiento de la realidad. Es esencial que la gente sepa que nuestros ejércitos están totalmente comprometidos, lo hemos visto en la pandemia, lo estamos viendo en este momento con los rastreos o con la vacunación. Siempre han estado con los más vulnerables, con los que más lo necesitan y además en lugares muy lejanos, defendiendo la paz del mundo. Desgraciadamente, en este momento hay treinta guerras abiertas, ochenta millones de refugiados y España es un país solidario. Los soldados españoles pusieron en riesgo su propia vida por salvar a personas que querían salir de Afganistán. Esa es la verdadera España, la España generosa. El papel de nuestro país defendiendo la seguridad, la libertad y la paz en el mundo es esencial y fundamental.

Foto: Sánchez aplaude a Montero en el Congreso. (EFE/Fernando Villar)

P. ¿El Gobierno está siendo realista con la situación de la Economía?

R. A mí siempre me ha sorprendido que en momentos complicados y difíciles, como los que está viviendo nuestro país, como los que está viviendo la humanidad en su conjunto, no todos los ciudadanos estemos trabajando conjuntamente, o no todas las fuerzas políticas lo estemos haciendo. No solo me sorprende, me duele. Hemos vivido una situación terrible con miles y miles de personas fallecidas, con otras muchas que han perdido sus puestos de trabajo y tendría que ser el momento de que las fuerzas políticas dejaran a un lado su ideología o sus planteamientos y todos trabajaran conjuntamente. Hubiera sido muy bueno que estos Presupuestos tuvieran el máximo consenso posible, porque me resulta muy difícil de entender y aceptar que en una situación de crisis económica no arrimemos todos el hombro. Sí a la crítica política, pero sobre todo hay que pensar más en los ciudadanos y especialmente en los ciudadanos que lo están pasando mal y en salir de la crisis sanitaria.

P. ¿Pero qué margen deja a los partidos de la oposición?

R. Entiendo poco que en momentos tan difíciles como los que estamos viviendo se puedan hacer críticas tan destructivas en el ámbito sanitario o sobre la situación económica. Hay que hacer un esfuerzo, hay que ser generoso y, sobre todo, hay que hacer políticas de Estado. Yo soy una firme convencida de las políticas de Estado. Creo que políticas como las de Defensa, las de Justicia o las de Seguridad son políticas de Estado, pero en momentos como los que estamos viviendo en el ámbito sanitario o en el ámbito económico, tendría que haber también políticas de Estado.

P. ¿Y en la reforma laboral?

R. Es un hito histórico haber conseguido que una reforma laboral sea fruto del acuerdo entre la patronal y los sindicatos y es algo que hay que poner en valor. A mí me hace ser optimista que después de nueve meses de diálogo y de negociación se haya llegado a una reforma necesaria para modernizar el mercado de trabajo en un contexto como el que estamos viviendo, en el que tiene que haber una apuesta esencial, que es la recuperación económica.

placeholder Foto: Ana Beltrán.
Foto: Ana Beltrán.

P. ¿Ha tenido demasiado protagonismo la vicepresidenta Yolanda Díaz?

R. Yolanda Díaz ha tenido una participación muy importante como ministra de Trabajo, pero la reforma laboral es de todo el Gobierno. Creo que es bueno, en general, que no haya protagonismos de nadie. Cuando hay unos acuerdos del Consejo de Ministros, como en este caso aprobando un decreto ley, es un acuerdo exclusivamente del Consejo de Ministros, y como Gobierno nos tenemos que sentir orgullosos de haber sido capaces en un momento como en el que estamos, con la finalidad de superar la crisis económica, de haber llegado a un decreto ley basado en el diálogo social.

P. ¿Cree que usa el cargo para lanzar su plataforma política?

R. Eso no me corresponde a mí decirlo, ella sabrá lo que tiene que hacer y lo que no tiene que hacer. Yo lo único que digo es que, cuando se está dentro de un Gobierno, todos tenemos que trabajar solo y exclusivamente con el foco puesto en las políticas del Gobierno.

P. Los empresarios aseguran que esta reforma consolida al 90 por ciento la que hizo el PP en 2012. ¿Era entonces necesario un cambio?

R. No creo que haya que hacer la pregunta en esos términos. Usted me pregunta, ¿qué necesidad hay? Es que el contexto, no solamente el político, sino el económico, el social y sanitario, es completamente diferente. Yo creo que, por ejemplo, los ERTE han sido un instrumento esencial para ayudar a muchas personas en esta época de crisis económica, el mundo entero ha sufrido y está sufriendo una convulsión como consecuencia de la pandemia. Tenemos que tratar de no solo dar respuesta a lo que estamos viviendo, sino también de pensar en el futuro. Hay una serie de amenazas que pueden venir y tenemos que estar preparados. El covid supone un antes y un después y lo deberíamos afrontar todos en un sentido constructivo, de diálogo, de no descalificación, de tolerancia y de respeto.

"Me gustaría una oposición que hiciera una crítica política cuando hay que hacerla, pero que arrimara el hombro cuando es necesario"

P. Cuando se les ve a ustedes los políticos en el Congreso no es esto lo que transmiten.

R. No me gusta que con carácter general en mi país haya falta de respeto, haya intolerancia, haya descalificaciones. Yo quiero una España de la que me sienta muy orgullosa, que es la España del diálogo, que es la España de la tolerancia y que es la España que, cuando llegan los momentos difíciles, arrima el hombro. Por eso lo he dicho muchas veces, me siento muy orgullosa de los militares porque en los momentos más difíciles están. Ese es un buen ejemplo. El mismo ejemplo que nos han dado los sanitarios.

P. ¿Con la "España que descalifica" se refiere al PP?

R. Me refiero a la España que es intolerante. A mí me gustaría una oposición que hiciera una crítica política cuando hay que hacerla, pero que arrimara el hombro cuando también es necesario. No se trata de oponerse a todo por oponerse a todo. Pero no solamente me refiero a lo político, sino también a los aspectos, dijéramos, más cotidianos. No, no me gustan unas redes sociales donde se insulta, donde hay poca generosidad. La gente lo que quiere es solucionar los problemas, no quiere que unos se enzarcen con otros en insultos y descalificaciones porque al final el insulto y la descalificación no construyen, destruyen. Quienes tenemos una responsabilidad desde el punto de vista público, tenemos que tratar siempre de construir y la construcción se hace siempre basada en el diálogo y en el respeto. El diálogo y el respeto exigen muchas veces ceder.

P. Diálogo y cesiones también para desbloquear ya el Consejo General del Poder Judicial.

R. Mire, yo lo único que digo es que a mí me resulta incomprensible como jurista, como persona que fue miembro del Consejo General del Poder Judicial, que tres años y pico después, el Consejo no se haya renovado. Lo que no podemos es hacer como en este caso el PP, estar todo el día blandiendo la Constitución y luego no cumplir lo que dice, que es que el GGPJ tiene un mandato de cinco años. Todo lo que excede esa duración es una vulneración de la Constitución y yo no puedo entender que alardee, si se me permite la expresión, de cumplir la Constitución teniendo bloqueado el CGPJ.

P. ¿Deberían dimitir los vocales del CGPJ y su presidente, Carlos Lesmes?

R. A mí nunca me gusta dar opinión de lo que tienen que hacer otros. Por tanto, yo no voy a decir a los vocales lo que tienen que hacer. Si yo hubiera sido ahora vocal, sí que hubiera dimitido por una sencilla razón, porque el CGPJ en este momento, con las normas que hay en vigor, no está cumpliendo con su función. Y cuando uno está en un cargo público y no cumple con su función, lo primero que tiene que hacer es reflexionar. Porque yo siempre digo lo mismo, los que estamos en un cargo público nos debemos a los ciudadanos y tenemos que cumplir nuestra función.

Foto:  Una profesional sanitaria del Hospital de Sant Pau, prepara una de las vacunas que se dispensan a los sanitarios. (EFE Quique García)

P. ¿Estamos al final de la pandemia como señalan algunos científicos?

R. Yo no soy una experta, no soy científica y además creo que sería bueno que cada uno hablara de lo que sabe. Lo que está más que contrastado, y cualquier científico lo señala, es la importancia de la vacunación. En el discurso de la Pascua Militar di las gracias a todos los ciudadanos españoles porque España está siendo un ejemplo. Más del 90 por ciento de los ciudadanos se está vacunando. Eso es un acto de responsabilidad y al mismo tiempo de generosidad. Responsabilidad porque de esa manera te estás protegiendo a ti, pero de generosidad porque estás salvando vidas de otras personas. Sabemos que la vacunación es un seguro de vida y, desde ese punto de vista, yo animo a todos los ciudadanos a que se pongan la dosis de refuerzo y que aquel que no esté vacunado, se vacune. Es un salvavidas y esto es un hecho incontrovertible. Aunque la variante ómicron es una variante muy contagiosa, los efectos son muchísimos más leves precisamente en las personas que están vacunadas.

P. Y a los que no se quieren vacunar, ¿les obligamos? ¿es legal?

R. En ocasiones, las personas que vivimos en el mundo del Derecho tratamos de hacer grandes debates jurídicos cuando, a veces, la realidad es mucho más sencilla y, cuando se hacen grandes debates jurídicos, se olvida la problemática del día a día. Creo que los juristas también haríamos bien en pensar en el día a día. Por eso, más allá de debates jurídicos, España está dando un ejemplo internacional con el nivel tan alto de la población que tiene vacunada. Los ciudadanos están en este proceso de vacunación sin necesidad de grandes debates jurídicos.

P. A Sánchez se le acusa de huir de las medidas impopulares para luchar contra la pandemia.

R. Cuando hay una pandemia no hay decisiones populares o impopulares. Las decisiones que, según los científicos y los expertos, hay que tomar, deben tener como único objetivo salvar vidas. Y ahí, a unos les gustarán unas medidas y a otros no les gustarán. Pero siempre, por lo menos el Gobierno, y me consta que todos los presidentes de comunidades autónomas, están tomando aquellas medidas que consideran, según los científicos y los expertos, que son las más adecuadas. Hablar de popularidad o impopularidad en un momento en que nos estamos jugando la vida de las personas no es lo más adecuado.

placeholder Foto: Ana Beltrán.
Foto: Ana Beltrán.

P. ¿El presidente va a acabar la legislatura?

R. El presidente lo ha dicho siempre, tiene una voluntad clara de acabar la legislatura. Está siendo una legislatura difícil como consecuencia de la pandemia. Queda mucho por hacer, por eso sería bueno que el planteamiento no fuera un tema de gobierno, sino un tema de país. Esto nos concierne a todos, por supuesto, al primero al Gobierno de la nación, pero cuando se trata de país, todas las fuerzas políticas, las fuerzas económicas y las fuerzas sociales, deberían estar trabajando en conjunto.

P. ¿Ve suficientemente fuerte la coalición como para aguantar?

R. En estos dos años que llevamos, aunque hay divergencias y es evidente que hay discrepancias porque somos dos partidos distintos, sin embargo, se están tomando medidas que yo creo que desde el punto de vista social y de recuperación económica son esenciales, importantes. También insisto, y lo digo siempre, que es verdad que es un Gobierno de coalición con dos fuerzas políticas, pero vuelvo a lo que hablábamos al principio al hilo de la pregunta del ministro Garzón, las directrices políticas las marca el Gobierno en su conjunto y el presidente, y esto es así porque lo dicen las leyes, no porque nos lo hemos inventado nosotros.

P. Usted ha tenido fuertes discrepancias con compañeras de Podemos.

R. Tengo que reconocer que desde el punto de vista de mi trabajo como ministra de Defensa, nunca he tenido ningún problema con Podemos. Lo he dicho siempre, ha habido un respeto absoluto. Otra cuestión distinta es que, en otras cuestiones al margen del Ministerio, tengamos una posición diferente y desde ese punto de vista, pues ellas mantienen su posición y yo mantengo la mía. Lo que no voy a aceptar nunca, ni me gusta, es que para manifestar una determinada posición pueda haber críticas o pueda haber descalificaciones. Yo sinceramente no acepto las críticas y las descalificaciones, porque lo que yo quiero para mi país y para la convivencia normal es respeto y tolerancia.

"Es absolutamente inaceptable todo lo que suponga una ofensa para las víctimas (de ETA)"

P. ¿Le ha ofrecido Sánchez alguna vez cambiar de cartera?

R. Como todo el mundo sabe, yo estoy encantada en el Ministerio de Defensa, creo que se me nota. Para mí es un honor y un lujo ser ministra de Defensa. Me siento muy orgullosa de formar parte del Gobierno de Pedro Sánchez, pero especialmente porque aprendo cada día de estos hombres y mujeres, de las Fuerzas Armadas, que son capaces de grandes sacrificios por personas a las que no conocen de nada. A mí me dan cada día una lección.

P. ¿Sabe que sonó para Interior? ¿Hay que prohibir los homenajes a presos etarras?

R. Lo único que puedo decir respecto a los homenajes es que es absolutamente inaceptable todo lo que suponga una ofensa para las víctimas. Tanto el Rey en el discurso de la Pascua Militar, como yo misma, le rendimos un sentido homenaje a todas las víctimas del terrorismo. España tiene una deuda de gratitud con ellas y cualquier acto que suponga una ofensa para ellas no se puede dar en una sociedad democrática.

P. ¿Y pactar con el señor Arnaldo Otegi?

R. Son cuestiones distintas. Bildu es un partido que se ha presentado a las elecciones en democracia y que vota la gente, por tanto, mientras sea un partido legal, tiene derecho al juego democrático. Fui secretaria de Estado de Interior durante dos años y medio, unos años durísimos en los que murieron muchas personas. Por eso yo nunca, nunca, voy a olvidar aquella época y déjeme que aproveche para enviar todo mi cariño y mi recuerdo a la familia de José María Aldaya, que estuvo secuestrado entonces. Cuando le pusieron en libertad, estuve con él, sé lo terrible que fue lo que pasó, pero recuerdo que en aquella época siempre se decía que en democracia, si es sin armas y en el Parlamento, se puede defender cualquier cosa. Por eso, cuando uno está en el Parlamento, puede defender las posiciones que considere adecuadas, pero nunca ofendiendo los derechos y los sentimientos de las víctimas.

ERTE ONU Rey Felipe VI Margarita Robles Casa Real Arnaldo Otegi Partido Popular (PP) Pandemia Unión Europea Pedro Sánchez
El redactor recomienda