PP, Cs y Vox cercan a Marlaska y piden su dimisión por la denuncia falsa de Malasaña
  1. España
Critican el "uso partidista"

PP, Cs y Vox cercan a Marlaska y piden su dimisión por la denuncia falsa de Malasaña

El ministro de Interior ha pedido no banalizar los delitos de odio por este acontecimiento y ha estimado que no debe dimitir por las manifestaciones que ha realizado sobre estos hechos

placeholder Foto: El portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros. (EFE)
El portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros. (EFE)

La acusación falsa del joven de 20 años que denunció haber sufrido una agresión homófoba el pasado domingo en el barrio madrileño de Malasaña ha provocado un terremoto político. En las últimas horas, el Partido Popular, Vox y Ciudadanos han pedido la dimisión del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, por "utilizar de forma partidista" este tipo de agresiones. Marlaska, por su parte, ha pedido no banalizar los delitos de odio y ha estimado que no debe dimitir por las manifestaciones que ha realizado sobre estos hechos.

"Evidentemente, me enteré ayer a media tarde, cuando declaró el denunciante sobre los hechos, que modificó su declaración, y buena prueba de ello es que inmediatamente el propio Ministerio del Interior, siendo conocedor de lo que este asunto había atraído a la opinión pública, dio la noticia y expuso lo que había acontecido en el desarrollo de la investigación", ha asegurado.

Foto: Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El Gobierno ha decidido mantener la reunión de la Comisión de seguimiento del Plan de lucha contra los delitos de odio que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, convocó de urgencia para este viernes. "Esa denuncia falsa no puede impedir describir lo que es verdad, la realidad que sufren personas de muchas orientaciones sexuales por el hecho de ser como son", ha afirmado el presidente durante su intervención en un acto en Gijón para presentar la nueva ley de Formación Profesional. Sin embargo, desde la oposición los populares no han dudado en pedir la dimisión del titular de Interior, que "ya está inhabilitado para ejercer su cargo y está degradando las instituciones".

En declaraciones a los medios en Berlín tras asistir a un encuentro de líderes del PPE, entre ellos la canciller alemana Angela Merkel, el líder del PP, Pablo Casado, ha subrayado que no hay que "utilizar" ese tipo de violencia y casos con el objetivo de "politizarlos" y "acusar a otros partidos". Tras asegurar que Pedro Sánchez "utiliza" al ministro como "escudo humano", ha indicado que Marlaska "lo mejor que podría hacer es irse porque ya son demasiados escándalos, demasiada incompetencia y demasiada radicalidad". A su entender, ya no se puede "aguantar más" esta situación.

Foto: Marcha contra la homofobia en Madrid. (EFE)

En cuanto a la convocatoria de la Comisión contra los delitos de odio pese a que la denuncia del joven de Malasaña era falsa, ha señalado que su partido "no entiende "muy bien el uso partidista y electoralista que hace Pedro Sánchez de ella". "Creo que el PSOE no acaba de entender lo que es hacer política de Estado", ha manifestado.

El portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, también ha reprochado a Marlaska que buscara "rédito político" con la denuncia falsa y ha instado al Sánchez a "asegurarse de que por una vez que la preside (comisión de delitos de odio) se base en hechos que sean ciertos y no porque sea en Madrid". "Cuando Marlaska dice que esto obedece a que partidos hacen un discurso, es obvio que quiso obtener rédito político, cuando Sánchez decide que él preside esta reunión o cuando dicen que esto es consecuencia de discursos de partidos políticos, es que pretende un uso partidista y abusivo", ha trasladado en regidor ante los medios de comunicación en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno celebrada en el centro cultural Fuente del Berro.

Martínez-Almeida se ha preguntado "¿por qué Marlaska no ha dimitido ya, por qué no lo hizo cuando cesó a Pérez de los Cobos, por qué no lo hizo cuando el 4 de mayo hizo lo mismo, ignorar y despreciar el trabajo de Policía y dar conclusiones anticipadas?". "¿Cómo es posible que no haya dimitido o haya sido cesado con toda la sucesión de decisiones calamitosas, sectarias y de marcado carácter político?", ha apostillado.

Inés Arrimadas se ha sumado a este llamamiento y ha pedido la dimisión inmediata o el cese del ministro de Grande-Marlaska, por, a su juicio, señalar que la oposición está generando una ola de odio tras esta denuncia. Así, ha señalado que el ministro debe dimitir "por toda su trayectoria" con distintas polémicas como el "varapalo judicial por lo que hicieron en Ceuta" con las devoluciones de menores a Marruecos paralizadas por la justicia; el cese como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid de Diego "Pérez de los Cobos".

Foto: Manifestación en Madrid en contra de la homofobia. (Reuters)

El vicesecretario general y portavoz del Comité Ejecutivo de Ciudadanos, Edmundo Bal, considera que "lo de Marlaska no tiene nombre" al considerarle responsable del tratamiento que se dio a la información sobre la investigación para esclarecer la agresión. "El gobierno es quien tiene que investigar y ser prudente a la hora de hacer juicios de valor", ha expueso Bal en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados.

Bal considera que los hechos han causado un "daño tremendo" a las personas LGTB "que se ven perseguidos y que no encuentran la tolerancia para poder desarrollar su orientación sexual en libertad" y ha expresado su "tristeza" al ver "cómo se ha utilizado el dolor ajeno con finalidad para atacar al rival político". Por ello, Bal considera que el hecho de "culpabilizar a la oposición de un sucedido que se ha demostrado que es falso" es un motivo más para pedir la dimisión de Marlaska o que sea cesado por el presidente del Gobierno. "Nosotros seguiremos avanzando en la igualdad de derechos y peleándonos por este colectivo en su lucha por la igualdad", ha concluido.

En esta misma línea, la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, ha reivindicado a Madrid como "una ciudad segura" que "no está en manos de los hombres, de homófobos, de menas", algo que "no quita" que se puedan producir "episodios" de delitos de odio.

Por su parte, el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha calificado de "muy serio y muy triste" la denuncia falsa y ha cuestionado la conveniencia de celebrar la comisión de seguimiento del plan de lucha contra los delitos de odio en una semana que ha calificado de "ridícula". El dirigente de la formación ha lamentado que "mucha gente haya quedado retratada al estar, durante días, intentando atribuir a Vox la responsabilidad de un delito tan espantoso y como el que ocurrió con el caso Samuel que luego se demostró que el crimen no tenía nada que ver con la homofobia".

Foto:  El secretario general del Partido Popular (PP), Teodoro García Egea (i). (EFE)

Asimismo, el portavoz parlamentario ha criticado que ayer se celebrarán manifestaciones "cuando se sabía que todo era mentira", pese a lo que "salieron a acusar a Vox, a la mitad de España que no piensa como la izquierda, de un crimen que nunca existió".

Para Espinosa de los Monteros, "toda España está de acuerdo en que todos los españoles deben ser iguales ante la ley, que no se puede discriminar a nadie por su orientación sexual o que no se puede agredir a nadie sin ningún motivo, pero si lo que se dice es que hay que ceder ante ciertos lobbies, yo creo que no, el poder criticar a esos lobbies LGTB o feministas no rompe la estabilidad constitucional".

Para el dirigente de la formación que preside Santiago Abascal, hay incluso personas LGTB que no se "ven representados por la izquierda" y están empezando a votar a Vox. "Cada vez hay más homosexuales que viven en barrios donde se ven amenazados y están viendo que esa izquierda no les representa y esa izquierda empieza a temer que esos homosexuales empiecen a votarnos a nosotros, porque esa izquierda, que llenan sus barrios de personas intolerantes que vienen con culturas incompatibles, ahora pretenden capitalizar su voto", ha explicado.

Foto: Foto: Pablo Palomino.

La secretaria general de Vox en el Congreso, Macarena Olona, ha acusado a Moncloa de utilizar políticamente esta situación para "demonizar" a su partido y ha anunciado que pedirán que la Cámara Baja repruebe al ministro del Interior. En los pasillos de la Cámara Baja, Olona ha tachado de "indigna" esta "polítización" que considera que ha llevado adelante el Ejecutivo porque, a su juicio, solo buscaba cargar contra Vox acusándole de ser el responsable o causante de esa supuesta agresión homófoba.

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, también ha pedido la dimisión del gobierno, y especialmente del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, por vincular a Vox con delitos de odio "que además eran falsos".

Al otro lado del espectro político, el líder de Más País, Íñigo Errejón, ha enfatizado que la denuncia falsa "no tapa" el aumento "disparado" de las agresiones al colectivo LGTB. También ha añadido que le "escandaliza" el "silencio de algunos" que han "estados dos días callados" ante la polémica generada. Errejón ha apuntado a quienes estaban esperando que se confirmara la nacionalidad de los presuntos agresores, puesto que solo les importa ciertos casos según la "raza y nacionalidad" de los agresores, en un velado mensaje a Vox. A su vez, ha lamentado que otros guardaran silencio para "escurrir el bulto" y, sin embargo, "salen ahora".

Además, la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha denunciado que los "odiadores profesionales" de "la extrema derecha" han "utilizado" el caso de la falsa víctima de agresión homosexual para "negar el aumento de la violencia que vive este colectivo" y les ha advertido de que no les van a "callar". "Les digo a los odiadores profesionales, los que no quieren que el colectivo LGTBI sea libre que no nos van a callar, no vamos a permitir que utilicen esto para negar los casos de violencia que vive la gente LGTBI, no les contratan por ser del colectivo LGTBI, no les alquilan un piso, tienen miedo de ir cogidos de la mano por la calle", ha indicado.

Fernando Grande-Marlaska Agresión
El redactor recomienda