Varapalo de la Audiencia Nacional a Marlaska: el cese de Pérez de los Cobos fue "ilegal"
  1. España
Ordena su restitución

Varapalo de la Audiencia Nacional a Marlaska: el cese de Pérez de los Cobos fue "ilegal"

"Se cesó al recurrente por no informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil", asegura la sala contenciosa

placeholder Foto: El coronel Diego Pérez de los Cobos. (EFE)
El coronel Diego Pérez de los Cobos. (EFE)

La Audiencia Nacional ha ordenado al Ministerio del Interior que deje sin efecto la destitución del jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, el coronel Diego Pérez de los Cobos. El cese se precipitó tras la elaboración, por parte del Instituto Armado, de un informe sobre la manifestación del 8-M a petición del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid. En una sentencia de 70 páginas, la Sala de lo Contencioso considera nulo e "ilegal" el despido y ordena la restitución del mando del Instituto Armado.

El Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo número 8 de la Audiencia Nacional estima el recurso presentado por Pérez de los Cobos contra la resolución del ministro del Interior de 28 de julio de 2020 por la que se desestimaba el recurso de alzada formulado por el mando de la Guardia Civil contra la resolución del secretario de Estado de Seguridad de 24 de mayo que dispuso el cese. Tras analizar los hechos y las resoluciones adoptadas por el ministerio, el magistrado explica que la medida se motivó por no informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil en el marco operativo y de Policía Judicial, con fines de conocimiento, todo ello en el marco de la investigación judicial por el 8-M abierta en el Juzgado 51 de Madrid, que había impuesto a Pérez de los Cobos el deber de reserva.

[Consulte aquí la sentencia al completo]

Ha pesado en la decisión el documento que fue adelantado por El Confidencial. En esa nota que publicó este diario, la directora general del cuerpo, María Gámez, reconoció por escrito que el mando fue relevado por "no informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil, en el marco operativo y de Policía Judicial, con fines de conocimiento".

Foto: Grande-Marlaska, el pasado 5 de marzo, en un acto en Casa América. (EFE)

"Lo que es indiscutible es que, a pesar del deber legal de reserva y de la orden expresa de la Magistrada a la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ), se cesó al recurrente por no informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil, en el marco operativo y de Policía Judicial, con fines de conocimiento", concluye ahora el magistrado, citando el documento desvelado por este diario. "No constando —añade— en modo alguno qué información se consideraba que debería haber comunicado el recurrente en su condición de Jefe de la Comandancia de Madrid, no podemos concluir más que el motivo de la decisión discrecional de cese era ilegal, en tanto que el cese estuvo motivado por cumplir con lo que la ley y el expreso mandato judicial ordenaban tanto a la UOPJ como a sus superiores, no informar del desarrollo de las investigaciones y actuaciones en curso; lo que, entre otras cosas, podría haber sido constitutivo de un ilícito penal", agrega.

En una durísima resolución que ha sido adelantada por 'El Mundo', el magistrado Celestino Salgado recuerda al ministro del Interior que la legalidad "no puede ser arrinconada por la discrecionalidad". "Por el contrario, las potestades discrecionales deben ejercitarse dentro de la legalidad. El actuar discrecional no puede ser un medio para atentar contra la legalidad o menoscabar la legalidad a la que todos, en definitiva, estamos sujetos", indica. El ministerio ha anunciado que recurrirá la decisión a través de la Abogacía del Estado.

"Ejercicio desviado"

En su sentencia, el magistrado señala que estamos "ante un claro ejercicio desviado de la potestad discrecional que aparece expresamente recogido en el propio expediente administrativo —propuesta de cese y resolución del recurso de alzada—, contra lo que es habitual y que ha motivado que difícilmente sea apreciada la desviación de poder por los tribunales".

"Es cierto que la decisión de cesar al Coronel Pérez de los Cobos queda desvelada en la propuesta de la Directora General del Cuerpo, dirigida al Secretario de Estado de Seguridad, por —repetimos una vez más— no informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil, en el marco operativo y de Policía Judicial, con fines de conocimiento; unas investigaciones que por la legislación aplicable y por las expresas órdenes impartidas por la Magistrada titular del Juzgado de Instrucción nº 51 de Madrid, estaban sujetos al deber de reserva tanto la UOPJ como sus superiores, en este caso el Sr. Pérez de los Cobos", concluye.

Foto: El coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos a su llegada a la Audiencia Nacional. (EFE)

El cese ya levantó en su momento una polvareda. Se produjo en plena investigación de la Guardia Civil sobre la actuación de la Delegación del Gobierno durante los primeros días de la pandemia y su decisión de autorizar manifestaciones como la del 8-M y mítines políticos como uno de Vox a pesar de que la situación sanitaria ya era crítica. En el foco de las pesquisas se encontraba el entonces delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, secretario general del Partido Socialista. El Ejecutivo de Pedro Sánchez, del mismo partido político, destituyó en plenas pesquisas al máximo responsable de la unidad que las estaba realizando.

En un primer momento, Marlaska sostuvo que el cese no tenía nada que ver con la investigación del 8-M y que se debía a una simple reorganización de los equipos de su departamento. Pero la publicación en este diario del documento del relevo, en el que se admitía que el motivo había sido la negativa de Pérez de los Cobos a informar a sus superiores del contenido de la investigación judicial, demostró que Marlaska había ocultado las verdaderas razones de la decisión y le obligó a cambiar de argumento.

Audiencia Nacional Ministerio del Interior Fernando Grande-Marlaska Guardia Civil
El redactor recomienda