Marlaska veta el ascenso a general de Pérez de los Cobos, que se negó a filtrarle información
  1. España
era el que mejor nota tenía

Marlaska veta el ascenso a general de Pérez de los Cobos, que se negó a filtrarle información

El Ministerio del Interior obvia las calificaciones de la promoción de ascenso a general de la Guardia Civil para dejar fuera a Pérez de los Cobos, que ya fue cesado en mayo de 2020 por negarse a informar de una investigación judicializada

placeholder Foto: Grande-Marlaska, el pasado 5 de marzo, en un acto en Casa América. (EFE)
Grande-Marlaska, el pasado 5 de marzo, en un acto en Casa América. (EFE)

Fernando Grande-Marlaska ha dado un nuevo paso para intentar asegurarse el control de la Guardia Civil. El ministro del Interior ha vetado el ascenso a general del coronel Diego Pérez de los Cobos, máximo responsable del dispositivo policial contra el referéndum del 1-O por orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. El mando del Instituto Armado quedó en primera posición en la evaluación previa que elabora el Consejo Superior del cuerpo, integrado por todos los generales en activo, para seleccionar a los candidatos al ascenso. Sin embargo, Marlaska ha decidido obviar ese resultado y ascender a los que obtuvieron la segunda, tercera y cuarta cualificación.

Los ascensos fueron publicados en el BOE este miércoles tras ser aprobados por el Ministerio de Defensa a propuesta de la cartera de Interior, el procedimiento que rige en el caso de los nombramientos de la Guardia Civil por su naturaleza militar. Aunque el ministro del Interior está habilitado para efectuar su propia elección sobre la lista que le presenta el Consejo Superior, siempre se ha aplicado una norma no escrita que reserva una plaza al que haya obtenido la mejor nota.

Foto: Pérez de los Cobos, el pasado enero, en la puerta de la Audiencia Nacional. (EFE)

En el caso de Pérez de los Cobos, con una larga trayectoria en la lucha contra ETA, se da la circunstancia añadida de que también logró el primer puesto en la encuesta interna que efectúan los propios candidatos al ascenso para elegir al número uno de su promoción, un dato que también suma para la nota final. Pero Marlaska no ha tenido en cuenta ninguno de esos códigos y ha impedido que el mando de la Guardia Civil, convertido por el independentismo en su bestia negra, alcance el empleo más alto en el escalafón del cuerpo.

No es la primera vez que el antiguo juez de la Audiencia Nacional corta en seco la carrera profesional de Pérez de los Cobos. En mayo de 2020, la militante del PSOE elegida por Marlaska para hacerse cargo de la Dirección General de la Guardia Civil, María Gámez, cesó de forma fulminante al coronel de la Jefatura de la Comandancia de Madrid, tras publicarse que una unidad de sus dependencias estaba investigando al Delegado del Gobierno en la región, el también socialista José Manuel Franco, por autorizar la celebración de la manifestación del 8-M en plena primera oleada de la pandemia.

placeholder El coronel Diego Pérez de los Cobos. (EFE)
El coronel Diego Pérez de los Cobos. (EFE)

Marlaska dijo entonces que el cese no tenía relación con la investigación sobre el 8-M y aseguró que nunca se había dirigido a Pérez de los Cobos a pedirle información sobre la investigación que estaban efectuando sus agentes bajo la supervisión directa y exclusiva de una jueza de plaza de Castilla. Sin embargo, El Confidencial desveló que Gámez firmó la destitución de Pérez de los Cobos argumentando por escrito que el motivo era que este se había negado a “informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil, en el marco operativo y de Policía Judicial, con fines de conocimiento”. El documento dejó en evidencia a Marlaska y la oposición en bloque le exigió que dimitiera, pero se aferró al cargo.

Es el segundo movimiento que hace el ministro de Pedro Sánchez en los últimos días para garantizarse el control de su cartera. La Guardia Civil había ocupado tradicionalmente la jefatura del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad, un puesto clave para fijar los objetivos de las Fuerzas de Seguridad, supervisar su actuación y facilitar el intercambio de información. El propio Pérez de los Cobos fue elegido en 2011 por el Gobierno de Rodríguez Zapatero para hacerse cargo del Gabinete.

Foto: Diego Pérez de los Cobos, en su toma de posesión como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid en abril de 2018. (EFE)

Lo primero que hizo Marlaska cuando llegó a Interior en el verano de 2018 fue cesar al mando de la Guardia Civil que estaba al frente del Gabinete y nombrar a un comisario de la Policía Nacional de su confianza, José Antonio Rodríguez, más conocido por sus compañeros con el sobrenombre de 'Lenin' por su marcada orientación ideológica. Lenin cumplía ahora los 65 años y tenía que jubilarse obligatoriamente, pero Marlaska ha reestructurado el ministerio para convertir la jefatura del Gabinete de Coordinación en una dirección general. De ese modo, Lenin se jubilará como policía, pero podrá seguir haciendo las mismas funciones para el antiguo juez de la Audiencia Nacional, aunque el cambio implica que una labor que ejercían técnicos de la seguridad tendrá ahora un carácter netamente político.

Las polémicas persiguen a Marlaska. Esta semana, 'El Independiente' reveló que Interior gastó en febrero 2.800 euros para comprar una cinta de correr para la casa que ocupa el ministro. Su departamento ha justificado la adquisición asegurando que un ministro del Interior no puede salir a correr a la calle por motivos de seguridad y que, en todo caso, su custodia sería más cara que la cinta. Marlaska aún no se ha pronunciado sobre este nuevo frente.

Fernando Grande-Marlaska Guardia Civil Audiencia Nacional Ministerio de Defensa José Manuel Franco José Luis Rodríguez Zapatero Pedro Sánchez Tribunal Superior de Justicia de Cataluña Ministerio del Interior
El redactor recomienda