Casado denuncia el portazo de Sánchez a la independencia judicial ante líderes de la UE
  1. España
INSISTE EN DEFENDER SU PROPUESTA

Casado denuncia el portazo de Sánchez a la independencia judicial ante líderes de la UE

El líder popular aprovecha el encuentro con pesos pesados en Berlín para defender su propuesta, arremeter contra Sánchez y criticar la gestión de los fondos europeos en España

placeholder Foto: Pablo Casado junto a Angela Merkel en Berlín. (David Mudarra)
Pablo Casado junto a Angela Merkel en Berlín. (David Mudarra)

Pablo Casado aprovechó su encuentro con líderes del Partido Popular Europeo (PPE) en Berlín para volver a defender su propuesta para desbloquear la renovación del Consejo General del Poder Judicial. En un debate sobre el futuro de la democracia cristiana en la Unión Europea, el líder del PP insistió en que “la defensa del Estado de derecho y la independencia de la justicia” se han convertido en un debate capital en todo el continente y desgranó la reforma que su partido exige para que en el futuro los jueces elijan a 12 de los componentes del consejo sin pasar por las manos de los políticos.

“No es mucho pedir cuando cumplimos con lo que dice la Comisión de Venecia”, insistió Casado ante sus colegas europeos, líderes de distintos países, en presencia de la plana mayor de sus eurodiputados, el secretario general del PPE, Antonio López-Istúriz, el vicepresidente del grupo parlamentario y Manfred Weber, uno de los protagonistas de la jornada tras renunciar a liderar la Eurocámara los próximos dos años para centrarse en su candidatura a encabezar el PP europeo. Casado también fue muy crítico con el plan del Gobierno de Pedro Sánchez para acceder a los fondos europeos.

placeholder Casado junto a Manfred Weber. (David Mudarra)
Casado junto a Manfred Weber. (David Mudarra)

En su defensa del cumplimiento del Estado de derecho, recordó que es una condición necesaria para acceder a las ayudas europeas, “ha ocurrido con Hungría y Polonia”, dijo ante sus colegas europeos, insistiendo en que “no queremos que se utilicen para un programa radical en España”. Y citó algunos casos como el de Plus Ultra, que accedió a las ayudas del fondo creado para empresas estratégicas afectadas por el coronavirus, a pesar de ser una aerolínea venezolana que ya se encontraba en quiebra. El rescate fue frenado por la Justicia, aunque unas semanas después se reactivó.

Foto: El líder del PP, Pablo Casado. (EFE)

“Se han dado 50 millones a una aerolínea radicada en un paraíso fiscal. Sánchez reparte ahora ayudas millonarias para viajes de artistas cuando aún hay un millón de españoles que utilizan la solidaridad de ONG o hay miles de familias con todos los miembros en paro”, denunció el líder popular ante pesos pesados europeos. “Lo que pedimos es corresponsabilidad”, insistió. Volvió a recordar su propuesta de crear una agencia independiente que fiscalice los fondos y que también rechazó el Gobierno.

En su intervención, Casado también insistió en defender “los cinco pilares” de la democracia cristiana, a la que calificó “como el futuro de Europa”, “aunque suene pretencioso”, apostilló, y que sus rivales de la izquierda y los populistas de ambos extremos “intentan derribar”. Defendió la libertad individual frente al identitarismo, el Estado de derecho —“ellos van a contraponer el populismo”, advirtió, recordando también los referéndums ilegales celebrados en Europa—, la economía de mercado (y una clara defensa al capitalismo “asociado siempre a la sostenibilidad del estado del bienestar”, dijo, reprochando que las formaciones de la izquierda quieran que la iniciativa privada pase a un segundo plano), la globalización (y aquí hubo recados también a Vox al criticar a quienes rechazan una sociedad abierta y los que enarbolan el nacionalismo y se encierran en sí mismos) y la igualdad de oportunidades, recalcando la necesidad de que la UE vuelva a apostar por el emprendimiento y la competitividad.

placeholder Pablo Casado durante su intervención. (David Mudarra)
Pablo Casado durante su intervención. (David Mudarra)

La reunión entre líderes del PPE en Berlín se produce en el marco de un encuentro de la dirección del grupo parlamentario, donde Alemania y España tienen el mayor peso. El lugar elegido tampoco es casual teniendo en cuenta que a finales de mes se celebran elecciones en el país germano y Angela Merkel se despide tras 16 años en el Gobierno al haber decidido no optar a la reelección. Además de un homenaje a la canciller, los líderes populares también quieren cerrar filas con Armin Laschet, el candidato de la CDU.

Casado, arropado casi por sus eurodiputados al completo, también aspira a ganar peso en la familia democristiana en el nuevo tiempo que se abre sin Merkel. Sus perspectivas electorales ayudan a este objetivo, como también que nombres españoles se cuelen en las quinielas para liderar instituciones europeas. Es el caso del valenciano Esteban González Pons tras renunciar Manfred Weber a la presidencia del Parlamento Europeo, cargo al que estaba previsto que accediera en 2022. El alemán ha confirmado su objetivo de presidir el Partido Popular Europeo cuando acabe el mandato de Donald Tusk y, de ahí, que se abra una ventana de oportunidad para el español.

Foto: González Pons junto al expresidente del Parlamento Europeo Tajani y el alemán Manfred Weber, ambos del PPE. (Reuters)

“El insumiso constitucional es Sánchez”

Tras su intervención y tras mantener algún encuentro bilateral, entre ellos, con el canciller de Austria, Sebastian Kurz, Casado volvió a reiterar ante los medios de comunicación su propuesta para renovar al CGPJ y aseguró sentirse respaldado por sus colegas europeos en la crítica a Sánchez. “Hay que recordar que miles de jueces han venido a Europa a denunciar el ataque a la independencia judicial y fue Europa la que paró la reforma de rebajar las mayorías de PSOE y Podemos”, lanzó, recordando la polémica propuesta que planteaba sortear tres quintos del Congreso y dejarlo en mayoría absoluta.

“Si el Gobierno acepta la única condición que ponemos, renovamos ya. Solo tienen que dejar que 12 de los 20 jueces los elijan los propios jueces. No entendemos por qué quiere controlar la Justicia. Que no intente decir que el bloqueo viene por parte del PP”, repitió Casado respondiendo también a la acusación que el presidente del Gobierno le hizo en la reunión de su grupo parlamentario en el Congreso ayer. “El insumiso constitucional es Sánchez. No sé cómo no se le cae la cara de vergüenza. Insumisión constitucional es ir contra las sentencias del TS, atacar al TC, pactar con Bildu y pactar con partidos que quieren independizar Cataluña”.

Foto: Pedro Sánchez (d) y Félix Bolaños (i). (EFE)

“Marlaska no puede seguir en el ministerio”

Casado no dejó de pedir la dimisión del ministro del Interior en su visita a Berlín tras la confesión del joven que denunció haber sido agredido en el barrio de Malasaña y que después reconoció que se trataba de hechos consentidos. “Hay que erradicar los delitos de odio. Pero siempre hemos dicho que no se puede politizar ni usar contra otros partidos”, avanzó Casado, recordando también el episodio de la campaña de Madrid en la que “una bala de un desequilibrado” provocó que la izquierda “alertara con que venía el fascismo”.

“Y ahora ha ocurrido con una denuncia. Si estamos diciendo que Marlaska no puede seguir en el ministerio, es porque llueve sobre mojado. Ha purgado la cúpula policial, acerca presos etarras, hace un uso torticero de la legislación en política migratoria y ahora esto. Marlaska, somos conscientes de que es usado por Sánchez como escudo humano. Pero, o Sánchez lo cesa, o se tiene que ir”, zanjó el jefe del PP.

Pablo Casado Partido Popular (PP) Pedro Sánchez Unión Europea Angela Merkel Parlamento Europeo
El redactor recomienda