Es noticia
Menú
Casado aspira a ganar peso dentro del PP europeo tras la marcha de Merkel
  1. España
ENCUENTRO DEL PPE EN BERLIN

Casado aspira a ganar peso dentro del PP europeo tras la marcha de Merkel

El líder popular participa hoy en un encuentro de máximo nivel en el que coincide con la dirigente alemana y con Weber mientras el nombre de González Pons se cuela en las quinielas de la Eurocámara

Foto: El líder del PP, Pablo Casado. (EFE)
El líder del PP, Pablo Casado. (EFE)

Pablo Casado participa este jueves en un encuentro de máxima relevancia para el Partido Popular Europeo (PPE) en Berlín. El lugar de la cita no es casual, con las elecciones de Alemania a la vuelta de la esquina y la apertura de un nuevo periodo político sin Angela Merkel. La canciller abandona el Gobierno germano 16 años después, convertida en el principal referente político de los democristianos en el continente. Su marcha también abre el melón de qué ocurrirá ahora en el grupo político y el nuevo reparto de poder.

El líder del PP tiene la aspiración, creciente según pasan los meses y se consolida en las encuestas como primera fuerza política en España, de ganar peso dentro de la familia europea. Además de sus propias perspectivas electorales, el reajuste de piezas en las instituciones comunitarias podría acelerar el posicionamiento de la formación en el marco de la UE. Al menos, hay algunos nombres que suenan.

Foto: Alberto Núñez Feijóo, Pablo Casado y Juanma Moreno. (EFE)

El líder de los populares en el Parlamento Europeo, el alemán Manfred Weber, ha renunciado a encabezar los próximos dos años la Eurocámara, tal y como pactaron las principales fuerzas en 2019. El acuerdo establecía que el socialdemócrata David Sassoli presidiría el hemiciclo hasta 2022, momento en que el primero accedería al cargo. Pero el dirigente alemán anticipa su voluntad de situarse al frente del Partido Popular Europeo (el relevo de Donald Tusk no llegará hasta abril del año que viene, en todo caso) y, de ahí, la renuncia. La noticia podría abrir la puerta a Esteban González Pons, número dos del PPE, exsenador del PP y exmiembro de la ejecutiva de Mariano Rajoy, a hacerse con la presidencia.

En la dirección nacional del PP se mantienen prudentes ante la posibilidad, sobre todo porque desconfían de que los socialistas vayan a apoyar un nombre distinto al de Weber, pero no niegan que la aparición de González Pons en las quinielas es algo positivo. Confirma, vienen a decir, el peso que ya tiene España dentro de la familia democristiana europea, en la que también ocupa un lugar relevante Antonio López-Asturiz como secretario general del partido.

Foto: González Pons junto al expresidente del Parlamento Europeo Tajani y el alemán Manfred Weber, ambos del PPE. (Reuters)

La jornada de este jueves es muy significativa. Casado arranca el encuentro como ponente en un debate sobre el futuro de la cristiano democracia, en el que también participará el viceprimer ministro irlandés, Leo Varadkar. La propia Merkel y Weber también estarán.

Más allá de las opciones del PP para meter cabeza en las instituciones comunitarias, para Casado su presencia en Europa y adquirir más relevancia a nivel internacional es una prioridad. En el último año, ha viajado varias veces a Bruselas y mantiene contacto fluido con sus homólogos y otros dirigentes del grupo. La búsqueda de complicidades se ha incrementado también en los últimos meses por la sonada renovación del Consejo General del Poder Judicial, que tiene enfrentados a PSOE y PP sin visos de posible desbloqueo. Los toques de atención de la Comisión para que ambos procedan cuanto antes a reelegir un nuevo Consejo, que ya lleva más de 1.000 días caducados, no surten efecto.

Foto: El líder del PP, Pablo Casado. (EFE) Opinión

Pero el PP sí ha visto reforzado su discurso y la exigencia de una reforma en la ley orgánica del CGPJ para que, a partir de la próxima renovación, dentro de cinco años, el sistema cambie y sean los jueces quienes elijan a 12 de sus 20 componentes directamente, sin pasar por los partidos políticos. Especialmente, por las advertencias que también ha ido recibiendo el Gobierno de Pedro Sánchez por parte de la UE ante algunas de sus polémicas propuestas, como fue la de rebajar las mayorías necesarias para renovar el órgano de gobierno de los jueces.

PSOE y Unidas Podemos llegaron a registrar en el Congreso una iniciativa en la que en vez de una mayoría reforzada de tres quintos de la Cámara (el sistema actual) solo sería necesario alcanzar la mayoría absoluta (176 diputados), evitando así que el PP tuviera algo que decir. Los socios habituales del Ejecutivo y otros partidos como los independentistas de Junts han seguido insistiendo esta semana en que Sánchez debía “buscar fórmulas” para el desbloqueo en vista de la postura del PP. El comisario de Justicia comunitario, Didier Reynders, sacó los colores a España hace meses cuando conoció la iniciativa, hasta el punto de que socialistas y morados la retiraron.

Foto: Sánchez, en la recepción al último contingente en la base de Torrejón. (Reuters)

En el encuentro de este jueves y viernes de la Mesa del grupo popular europeo participan primeros ministros, presidentes de parlamentos nacionales, alcaldes y otros dirigentes de la formación. Casado tiene reuniones a lo largo de todo el día de hoy y fuentes del PPE reconocen que su relevancia dentro de la familia va en aumento. En Génova, tuvieron claro desde el principio que el líder debía trabajar su agenda europea a fondo. Los dos primeros años fueron duros, tras el batacazo electoral de abril de 2019 y al tomar las riendas de un partido destrozado por culpa de la moción de censura que expulsó a Rajoy del Gobierno. Ahora, explican eurodiputados y dirigentes en la UE, las cosas han ido cambiando y la actitud es completamente distinta.

Ayuda la consolidación que también tiene el PP en las encuestas desde hace varios meses, como primera fuerza y moviéndose en la horquilla de 120-130 escaños mientras el PSOE no termina de recuperarse. Los futuros resultados de Casado en las próximas generales pueden ser cruciales para los populares europeos, también dependiendo de lo que ocurra en Alemania. Si la CDU de Merkel, que el 26 de septiembre defenderá Armin Laschet, se queda fuera del Gobierno (una posibilidad plausible, según los sondeos actuales), las esperanzas estarán puestas en Casado. El año que viene, también hay presidenciales en Francia, donde la formación popular no tiene ninguna opción. La siguiente cita electoral será la española.

Pablo Casado participa este jueves en un encuentro de máxima relevancia para el Partido Popular Europeo (PPE) en Berlín. El lugar de la cita no es casual, con las elecciones de Alemania a la vuelta de la esquina y la apertura de un nuevo periodo político sin Angela Merkel. La canciller abandona el Gobierno germano 16 años después, convertida en el principal referente político de los democristianos en el continente. Su marcha también abre el melón de qué ocurrirá ahora en el grupo político y el nuevo reparto de poder.

Pablo Casado
El redactor recomienda