España agudiza su inestabilidad política tras saltar por los aires la unidad del centro derecha
  1. España
terremoto político

España agudiza su inestabilidad política tras saltar por los aires la unidad del centro derecha

Moncloa y el PSOE no tenían previsto que Ayuso respondiera a la moción de censura de Murcia con la convocatoria de elecciones en la Comunidad de Madrid

placeholder Foto: El presidente del PP, Pablo Casado, y la presidenta de Cs, Inés Arrimadas. (EFE)
El presidente del PP, Pablo Casado, y la presidenta de Cs, Inés Arrimadas. (EFE)

La ruptura de los acuerdos entre los partidos que forman el espectro político que va desde el centro hasta la extrema derecha ha hecho saltar por los aires el escenario político y ha agudizado la inestabilidad institucional y política en España.

Incluso, ha dejado en el aire el futuro de la Comunidad de Madrid, importante escaparate político y campo de batalla habitual de los grandes partidos, donde no está claro siquiera si habrá elecciones en mayo o moción de censura en las próximas semanas, en un escenario idóneo para hacer crecer un cierto trumpismo.

PSOE y Ciudadanos presentan una doble moción de censura en Murcia

Utilizando la máxima jurídica de que “la causa de la causa es causa del mal causado”, en este caso la política ha impresionado como una especie de 'efecto mariposa'. Desde la ruptura entre PP y Ciudadanos en Murcia a una convocatoria electoral en el aire en Madrid, con la alternativa de una moción de censura que pueda privar a los populares de su principal fortaleza autonómica.

Todo empieza por los movimientos de Ciudadanos, un partido que solo tiene 10 diputados en el Congreso, pero que en las municipales y autonómicas de 2019 optó por pactar con el PP para gobernar en coalición en Madrid, Murcia y Castilla y León, además de ayuntamientos como el de la capital. Meses antes, ya habían pactado también una coalición en Andalucía.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibe en la Moncloa a la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en septiembre del pasado año durante la ronda para negociar los PGE. (EFE)

Desde hace meses, Inés Arrimadas hablaba con Pedro Sánchez sobre la opción de un giro estratégico que diera a Ciudadanos un papel relevante en el mapa político, manteniendo los pactos con el PP en comunidades y ayuntamientos, pero con acuerdos con el PSOE, sobre todo, en el Congreso.

Moncloa llevaba tiempo negociando con Ciudadanos, porque, por un lado, eso permite a Sánchez tener una alternativa a ERC o Bildu para gobernar y para votaciones difíciles. Lo intentó con los Presupuestos, pero no lo logró, entre otras cosas, porque Unidas Podemos hizo lo posible para evitarlo. Félix Bolaños, secretario general de Presidencia, no ha dejado de hablar con Carlos Cuadrado, vicesecretario de Ciudadanos.

De las conversaciones entre Moncloa y Cs nació, tras las elecciones catalanas, la opción de presentar una moción de censura en Murcia

A Sánchez también le permite moderar su Gobierno y dar imagen centrista de cara a futuras citas electorales. Había una decisión expresa en Moncloa de ir llevando al Ejecutivo hacia eso que se conoce como el centro. Esto último horrorizaba hace tiempo a Unidas Podemos, pero tenía más difícil evitarlo una vez aprobados los Presupuestos y porque Pablo Iglesias tiene claro que no está en condiciones de salir del Gobierno.

De esas conversaciones entre Moncloa y Ciudadanos nació hace pocas semanas, tras las elecciones catalanas, la opción de presentar una moción de censura en Murcia. Tenían a favor escándalos como el de las vacunas y, en el Ayuntamiento, la denuncia del teniente de alcalde de Ciudadanos contra el alcalde del PP ante la Fiscalía Anticorrupción. Participaron en la operación Bolaños, Santos Cerdán y José Luis Ábalos. Antes se sondeó la opción de hacerlo en Castilla y León, pero Ciudadanos en esa comunidad no aceptó.

Díaz Ayuso disuelve la Asamblea y convoca elecciones en la Comunidad de Madrid

Se presentó la moción de censura este miércoles y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, hizo poco después lo que ha intentado varias veces y siempre le habían parado desde la dirección nacional del PP: convocar elecciones y adelantarse a la moción de censura. Diferentes fuentes de Moncloa explican que cuando se decidió y se puso en marcha la operación de Murcia, no se tuvo en cuenta que Ayuso podría disolver y convocar elecciones, les cogió este miércoles por sorpresa. Y a su vez, no tenían prevista la moción de censura contra la presidenta de Madrid.

Lo que ocurre es que antes de publicar la disolución de la Asamblea de Madrid, PSOE y Más Madrid se anticiparon y presentaron mociones de censura que, teóricamente, impiden la convocatoria de elecciones. Y hay dudas sobre si basta la firma del decreto o si es precisa la publicación y, por tanto, hay moción de censura para desbancar a Ayuso. Por el momento, la Mesa de la Asamblea ha admitido las mociones y se inicia una etapa que puede acabar en los tribunales y con acusaciones de ilegitimidad. Es decir, el peor de los escenarios para un clima de estabilidad, con caldo de cultivo perfecto para discursos trumpistas que discuten resultados, elecciones o decisiones judiciales.

Foto: Ignacio Aguado e Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

En Murcia, habrá presidenta de Ciudadanos, en coalición con el PSOE, lo que supone que este partido rectifica su posición de 2019 y acepta ese acuerdo y liderarlo. Quedan en el aire comunidades como Castilla y León, donde hay una moción de censura presentada contra el Gobierno de PP y Ciudadanos, pero sin opciones de salir adelante. En Andalucía y otros lugares como el Ayuntamiento de Madrid, parece haber voluntad de mantener esos pactos entre PP y Ciudadanos, y el PSOE no tiene apoyos para una moción de censura.

Ciudadanos se esforzó este miércoles en intentar decir que lo de Murcia era un caso aislado, pero horas después explotó el Gobierno de la Comunidad de Madrid donde, en todo caso, la relación entre PP y Ciudadanos saltó por los aires. Arrimadas salió del Congreso precipitadamente y remitiéndose a su partido en Murcia, para dar a entender que ella no estaba en un acuerdo que solo es local y puntual.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid no ha logrado aprobar ningún Presupuesto y no ha sacado adelante ni una sola ley

En el contexto, hay que situar la pugna entre PP y Ciudadanos y también la que el partido de Pablo Casado mantiene con Vox, partido que tiene en su mano los gobiernos de Andalucía y Madrid, entre otros.

Hay que tener en cuenta que el Gobierno de la Comunidad de Madrid, constituido en julio de 2019, no ha logrado aprobar ningún Presupuesto y no ha sacado adelante ni una sola ley. Si por esta jugada Casado pierde Murcia y la Comunidad de Madrid, su posición quedará aún más debilitada, justo en el momento en que tiene a sus barones regionales en pie de guerra por la estructura territorial del partido.

La Mesa de la Asamblea tramita las mociones contra Ayuso y no da por disuelta la cámara

La pugna en ese espectro se hará aún más dura. Con Vox en línea ascendente, Ciudadanos en trance de disolución y el PP con liderazgo y expectativas en discusión. Si hubiera elecciones en Madrid, parece probable que caiga Ciudadanos y las encuestas dan como probable una victoria del PP, con Ayuso a la cabeza. Pero no es fácil que tenga mayoría absoluta y si gana, necesitaría a Vox. Ese hipotético acuerdo en Madrid supondría un enorme contratiempo para Casado, que ha basado su estrategia en separarse de Santiago Abascal, y, al tiempo, salvar la comunidad siempre es un triunfo. Más aún si la que gana es Ayuso, patrocinada por él en 2019, aunque desde hace tiempo vuela sola y alto. Por cierto, que ese Gobierno que saliera de las urnas solo duraría dos años, según prevé el Estatuto de Autonomía de Madrid.

Si hay elecciones, el PSOE comparecerá con su organización de Madrid muy debilitada y todo parece indicar que Gabilondo no sería candidato

Si hay elecciones, el PSOE comparecerá con su organización de Madrid muy debilitada y todo parece indicar que Ángel Gabilondo no sería candidato. Es decir, que Gabilondo puede ser presidente de Madrid por moción de censura o descabalgado si hay elecciones. Esperaba al acuerdo ahora imposible con el PP para ser defensor del pueblo. Para encabezar la lista, dirigentes del PSOE quieren a la ministra de Defensa, Margarita Robles, y como alternativa, Pilar Llop, presidenta del Senado.

Para el PP y Casado, perder Madrid sería un duro revés, sea en elecciones o en moción de censura. Si fuera moción, el PSOE necesita los votos de Ciudadanos y está por ver qué hace Ignacio Aguado en esa votación.

La inestabilidad abierta hace mucho más difícil (si cabe) que haya acuerdos de Estado para renovar instituciones como el Consejo General del Poder Judicial o el Tribunal Constitucional, al menos, en el medio plazo. No parece probable con elecciones en Madrid o en el momento en que puede haber una moción de censura contra Ayuso.

Foto: La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso (PP), rodeada por sus consejeros, antes de anunciar el adelanto electoral. (EFE)

Hay que recordar que tras las elecciones catalanas del 14 de febrero se abría un periodo de casi dos años sin elecciones y, por tanto, de una cierta estabilidad que salta por los aires.

El Gobierno de Pedro Sánchez no peligra o, al menos, no más que antes, porque ya son sabidas las tensiones internas habituales. Pero sí tensiona más que Sánchez quiera pactar con Ciudadanos a espaldas de Unidas Podemos, o un proceso electoral una vez comprobado en Cataluña lo que suponen unas elecciones para la coalición. Sánchez ha acudido este miércoles a la sede socialista de Ferraz para reunirse a primera hora de la tarde con Ábalos, Cerdán y otros dirigentes socialistas para analizar la situación y tomar decisiones.

Edmundo Bal: “Ayuso se ha comportado de la manera más irresponsable posible”

El partido de Pablo Iglesias no puede oponerse formalmente a esos movimientos porque suponen sacar de instituciones al PP y evitar acuerdos con Vox.

Obviamente, a todo ese panorama político hay que sumar el escenario de la pandemia que deben gestionar, sobre todo, las comunidades, afectadas por esa inestabilidad institucional. De hecho, Ayuso tendría que explicar la convocatoria electoral en esa situación. En el contexto general, hay que sumar la crisis económica y las que afectan a instituciones como la monarquía.

Partido Popular (PP) Pedro Sánchez PSOE Pablo Casado Inés Arrimadas Ciudadanos
El redactor recomienda