Ayuso acusa al presidente de la Asamblea de "prevaricar" y arma su recurso judicial
  1. España
  2. Madrid
TRAS TRAMITARSE LAS MOCIONES

Ayuso acusa al presidente de la Asamblea de "prevaricar" y arma su recurso judicial

El acuerdo de disolución y convocatoria electoral es para el PP "un acto ya plenamente válido, si bien, por imperativo legal, la entrada en vigor del decreto de convocatoria queda diferida"

placeholder Foto: La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso (PP), rodeada por sus consejeros, antes de anunciar el adelanto electoral. (EFE)
La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso (PP), rodeada por sus consejeros, antes de anunciar el adelanto electoral. (EFE)

La Mesa de la Asamblea de Madrid ha calificado favorablemente las mociones de censura presentadas contra Isabel Díaz Ayuso, entendiendo que el parlamento regional no está disuelto hasta que el decreto correspondiente se publique en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. De este modo, no sería efectivo el adelanto electoral que anunció la presidenta regional, precisamente "para evitar una moción de PSOE y Cs". Se abre ahora una pelea jurídica que dejará en manos de los tribunales la última palabra.

Desde el entorno de Díaz Ayuso han acusado de "prevaricación" a la presidencia de la Mesa de la Asamblea, en manos de Ciudadanos, y han comenzado a trabajar en un recurso judicial. En su defensa alegan que el reglamento "permite concluir que lo que impide la tramitación de la moción es el hecho de 'acordar' la disolución. Sin embargo, cuando se presentaron las mociones, la disolución y convocatoria de elecciones ya se había deliberado en el Consejo y se había 'acordado' por la Presidenta a través de la aprobación y firma del decreto correspondiente".

Para sostener esta argumentación se realiza una recapitulación de los tiempos. "La firma del Decreto se ha producido a las 12:25 y la remisión al BOCM a las 12:50". Con posterioridad, indican, "se han registrado en la Asamblea dos mociones de censura que han sido admitidas a trámite por la mayoría de la Mesa por la tarde, tal y como ha comunicado el Presidente de la Asamblea a las 16:14 h.". De este modo concluyen que "tales mociones no tienen ningún efecto sobre las competencias ejercidas por la Presidenta ni en el momento de registrarse ni en el de admitirse a trámite".

PSOE y Más Madrid habían registrado este miércoles sendas mociones de censura contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, con Ángel Gabilondo y Mónica García como candidatos, respectivamente. Estas iniciativas, para intentar frenar el adelanto electoral, se registraron después de que la presidenta popular firmase el decreto de disolución. Sin embargo, estos grupos se acogen al artículo dos de la Ley Reguladora de la Facultad de disolución de la Asamblea de Madrid por el presidente de la Comunidad, que dice así: "El Decreto de disolución se publicará en Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid y entrará en vigor en el momento de su publicación". Acogiéndose a esta literalidad, fuentes de estos grupos entienden que la disolución de la Asamblea no sería efectiva hasta mañana y, por tanto, se deberían cursarse antes las mociones de censura. Finalmente así ha sido, gracias a la mayoría formada por PSOE, Más Madrid y Cs en el órgano rector de la Asamblea, y el visto bueno de los servicios jurídicos.

A esta interpretación realizada por la mayoría de la Mesa se le acusa de olvidar "la diferencia entre validez y eficacia de los actos jurídicos". Un acto o disposición, se señala, "puede haber reunido ya todos los requisitos para ser válido y existente y, sin embargo, no producir efectos hasta un momento posterior". Se apoyan en varias ramas del derecho para defender que está asentada esta distinción. "Por ejemplo, en el derecho administrativo, la Ley 39/2015, en su artículo 39". En dicho artículo se recoge que “los actos de las Administraciones Públicas sujetos al Derecho Administrativo se presumirán válidos y producirán efectos desde la fecha en que se dicten, salvo que en ellos se disponga otra cosa" y que "la eficacia quedará demorada cuando así lo exija el contenido del acto o esté supeditada a su notificación, publicación o aprobación superior”.

El acuerdo de disolución y convocatoria es así para los populares "un acto ya plenamente válido, si bien, por imperativo legal, la entrada en vigor del decreto de convocatoria queda diferida al momento de publicación en el BOCM al día siguiente de haberse acordado". Por último, argumentan que "una interpretación contraria llevaría al resultado absurdo de impedir el efectivo ejercicio por la Presidenta de su potestad de disolución y convocatoria de elecciones". Así, una vez anunciada, concluyen, "siempre cabría presentar una moción que la frustrara, lo cual chocaría contra la distribución de poderes que hace el Estatuto".

La Asamblea ha seguido funcionando con normalidad, y la comisión prevista para esta tarde -de Presupuestos, Hacienda y Función Pública- se ha celebrado con el visto bueno de los letrados. "Todo sigue su trámite institucional", explicaban fuentes socialistas. Al mismo tiempo, Ayuso ha cesado del Gobierno al vicepresidente Ignacio Aguado y a todos los consejeros de Ciudadanos.

Foto: Fotografía de archivo de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

Fuentes de la Comunidad de Madrid señalan que los acuerdos de la Mesa de la Asamblea de Madrid de esta mañana no son válidos porque se ha convocado la Mesa de manera irregular: sin tiempo y sin documentación". Añaden asimismo que "a partir de las 00:01 de mañana, la Asamblea no puede convocar nada". Ante ello acusan al presidente de la Mesa, Juan Trinidad (Cs) que "está incurriendo en prevaricación". Desde la oposición se muestran convencidos por su parte que la moción de censura se celebrará y defienden que aunque se judicialice la decisión y se fallase en contra, no tendría efectos suspensivos.

Esta no es la interpretación que realizan desde el PP, por lo que fuentes cercanas a Más País avanzaban ya que "habrá pelea jurídica". Asimismo, señalaban que antes de llegar a los tribunales sería la Mesa de la Asamblea quien deba tomar una decisión en primer término. Un órgano en el que Ciudadanos y los partidos de izquierda tienen mayoría y que realizó una interpretación jurídica en línea con lo que defendía la oposición.

En esta tesitura, cabría la posibilidad de que Ciudadanos registrase también su propia moción de censura, para presentar a su candidato a la presidencia, una vez que la Mesa ha optado por dejar en suspenso la disolución de la Asamblea hasta que se publique el decreto en el BOCM. El reglamento recoge que los grupos parlamentarios tienen 48 horas para presentar mociones alternativas desde que se califica una.

El líder de Más Madrid, Íñigo Errejón, advertía previamente que "sería un fraude" que no se tuviese en cuenta la moción de censura "respetando la literalidad de la ley y de las normas". Desde Más Madrid aseguran que están abiertos a negociar con PSOE y Cs quién es presidente si se aceptan las distintas mociones.

Foto: Ignacio Aguado e Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

Desde el PP defienden que la presidenta de la Comunidad de Madrid "ha firmado el decreto a las 12 horas para disolver la Asamblea y convocar elecciones, previa deliberación en el Consejo de Gobierno. La decisión queda decretada en ese momento y se publica en el BOCM al día siguiente, tal y como recoge el artículo 42 de la ley electoral, por lo que cualquier moción de censura es posterior a esa decisión". Asimismo sostienen que la moción de censura todavía no se está tramitando, pues como recoge el artículo 188 del reglamento de la Asamblea: "La Mesa de la Asamblea, tras comprobar que la moción de censura reúne los requisitos señalados en el apartado anterior de este artículo, la admitirá a trámite, dando cuenta de su presentación a la Presidencia de la Comunidad de Madrid y a la Junta de Portavoces".

Tanto PSOE como Más Madrid trasladaron sus iniciativas después de que Isabel Díaz Ayuso anunciase públicamente la convocatoria de elecciones anticipadas en la región. Previamente, Gabilondo se había mostrado esta mañana de nuevo dispuesto a hablar para formar un Gobierno que "reforme, transforme y regenere la región", aunque ha insistido en que hasta ahora Cs "no ha modificado su posición".

"Esta es la última irresponsabilidad de Ayuso para demostrar que es un Gobierno fallido y desastroso"

El cambio de socios de Ciudadanos en Murcia a través de una moción de censura conjunta con el PSOE para arrebatar la presidencia regional y la alcaldía de la capital al PP, con quien gobierna, redefine el tablero político del centroderecha y supone un movimiento que amenaza las coaliciones entre PP y Ciudadanos. Este terremoto con epicentro en Murcia, por tanto, ya ha tenido réplicas en otras comunidades autónomas claves. De consumarse, no solo modificaría el color de los ejecutivos regionales, sino que redefiniría a nivel estatal tanto al PSOE como a Ciudadanos, aumentando también la presión sobre un PP en el que aumentan los ecos internos respecto a la necesidad de una reformulación estratégica. El papel de Unidas Podemos, asimismo, se vería mermado por la capacidad del PSOE de practicar en el Congreso una nueva geometría variable.

"Hasta ahora no tenemos información de que haya habido modificación alguna en la posición de Ciudadanos en Madrid, donde su apoyo fue decisivo para la investidura y forma parte del Gobierno con Díaz Ayuso", han trasladado fuentes socialistas para, a continuación, recordar que el PSOE "ganó las elecciones en la Comunidad de Madrid".

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Más Madrid Moción de censura Isabel Díaz Ayuso Ángel Gabilondo PSOE Ciudadanos
El redactor recomienda