sánchez anima a presentar ya los proyectos

La conferencia de CCAA termina con críticas de trato de favor y sin el 'president' en la foto

La gran novedad es que los fondos de la UE no se repartirán por cuotas sino por proyectos que deberán tener el visto bueno de Bruselas. Aunque el primer dinero no llegará hasta primavera

Foto: Los fondos europeos y el covid, ejes de la conferencia de Yuso. (EFE)
Los fondos europeos y el covid, ejes de la conferencia de Yuso. (EFE)

La Conferencia de presidentes autonómicos celebrada en el Monasterio de Yuso de San Millán de la Cogolla ha concluido, y tres noticias resumen esta cita exprés de cinco horas en La Rioja. La primera, la llegada del lendakari in extremis, 'convencido' por una negociación frenética con Moncloa y el propio Pedro Sánchez y que ha acabado provocando las críticas de otras CCAA por el "déficit a la carta" dispensado al País Vasco; la segunda, el anuncio del presidente del Gobierno de que el reparto de los fondos no será por cuotas sino por proyectos, y que deben empezar a presentarlos ya aunque el primer dinero (el 10%) no llegará hasta la primavera del año próximo. Y el último la foto: Sánchez ha hecho todo lo posible porque no hubiera ninguna ausencia y, al final, ha faltado el de siempre: el presidente de la Generalitat.

La conferencia de CCAA termina con críticas de trato de favor y sin el 'president' en la foto

Sánchez quería a toda costa que la conferencia, dedicada a la lucha contra el covid y para informar de cuáles serán los ejes del reparto de los 140.000 millones logrados en Bruselas, fuera también un acto que demostrara la unidad de las CCAA que, bajo su presidencia en Moncloa, se lograba de manera casi inédita. Por ello, y ante al anuncio de Urkullu y de Torra de que no pensaban acudir —el primero, porque no había fecha para su reunión bilateral que debía 'arreglar' la senda de déficit; el segundo, en teoría, porque debía luchar contra los rebrotes—, Sánchez y Moncloa se empeñaron en conseguirlo con negociaciones y cartas del presidente.

Cuando estaba a punto de arrancar la conferencia, el Gobierno vasco anunciaba que Urkullu viajaba por carretera a Yuso: Sánchez había concedido a Euskadi aumentar la deuda hasta el 15,9% (2.000 millones más para endeudarse) y la senda de déficit pasaba al 2,6%, es decir, hasta los 1.700 millones. Algunos de los asistentes se enteraban de que el lendakari iba a estar finalmente cuando le vieron aparecer por el patio unos minutos antes de que llegara el Rey.

Sánchez y Redondo pilotarán los Fondos, las CCAA ya pueden mandar sus proyectos, Urkullu llegó gracias a 2.000 M más para endeudarse

Ese interés personal de Sánchez —que lleva meses sin coger un teléfono para hablar con Pablo Casado, con el alcalde de la capital o con los presidentes de Madrid o Andalucía, según denuncian en el PP— motivó que varios de los presidentes de CCAA del PP se quejaran del trato de favor. Y, como es una especialista en llevar a campo abierto los choques con el Gobierno central, fue Isabel Díaz Ayuso quien comenzó su discurso denunciando "los déficits a la carta" y las negociaciones "bilaterales". "No se puede pedir que unas CCAA tengan más independencia y otras menos autonomía".

Andalucía al menos acompañó esta denuncia. El presidente de la Junta, Juanma Moreno, exigía en su rueda de prensa a Pedro Sánchez que se permita a la comunidad andaluza tener el mismo objetivo de déficit que el País Vasco: el 2,6 por ciento. "Salgo más preocupado que cuando entré", concluyó Moreno sobre su impresión a la hora de analizar cómo se repartirán los fondos.

Los Fondos, repartidos por proyectos

La segunda noticia que deja esta cumbre es, precisamente, que, por fin, los Fondos de Reconstrucción no van a ser repartidos por cuotas sino por proyectos. Desde siempre, el reparto de los fondos ha provocado una controversia entre CCAA que enfrentaba a quienes piden su reparto por criterios de población, a las que lo hacen por territorio o las que quieren que sirvan como cohesión y tengan en cuenta la renta media. Y ahí, no hay color político ni partido que valga: Galicia se enfrenta con Madrid, Valencia con Extremadura y todos contra los del cupo, como ha sucedido con los 16.000 de los fondos covid.

Esta vez, el presidente del Gobierno estableció en su discurso las condiciones de Europa para acceder a estos fondos cuyos primeros importes (un 10%) podrán empezar a recibirse en la primavera del año próximo. La primera partida, denominada "Facilidad de recuperación y resilencia", se otorgará desde Bruselas por proyectos que cumplan los ejes de "digitalización, la transición ecológica, igualdad de género y cohesión social y territorial". Según Sánchez, "el reparto no seguirá los criterios clásicos. Este es un Fondo diferente, nuevo, en el que valoraremos la aportación de esos proyectos a cada una de las líneas transformadoras". Los proyectos deberán ser presentados por las CCAA, los Ayuntamientos y Diputaciones y la sociedad civil.

En cuanto a los plazos, los planes de reformas e inversiones deben ir de 2021 a 2023 y se podrán presentar hasta el 30 de abril de 2021, pero desde este 15 de octubre de 2020 ya se puede enviar documentación a Bruselas, que empezará a estudiarlos. Aunque ha reconocido que "existe incertidumbre sobre cuándo empezarán a llegar los fondos", ha anunciado que desde el Gobierno estiman que podrían empezar a recibir prefinanciación por el 10% "a partir de la primavera de 2021".

También ha anunciado a los presidentes autonómicos que el presidente del Gobierno pilotará el fondo de recuperación, a través de una nueva Comisión interministerial que presidirá él mismo, y que su jefe de Gabinete, el todopoderoso Iván Redondo, será el encargado de vigilar estos meses el discurrir de los planes a través de una Unidad de Seguimiento del Fondo de Recuperación que se creará en el Gabinete de la Presidencia del Gobierno en la Moncloa.

La conferencia de CCAA termina con críticas de trato de favor y sin el 'president' en la foto

Torra no está... ni se le espera

Por último, la tercera noticia es que la foto, una vez más, está incompleta. Pese al empeño de Sánchez, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, no ha estado en San Millán como tampoco estuvo en el Senado, en 2017, en la anterior Conferencia presencial, Carles Puigdemont. El actual inquilino del Palau rechazó las cartas de Sánchez, aseguró que la conferencia es "una foto vacía de contenido" y rechazó una cita "que pretendía lavar la imagen de la monarquía".

Casi al mismo tiempo que Torra aseguraba esto, el CEO —algo así como el CIS catalán— desvelaba que el líder mejor valorado era Oriol Junqueras, que a Torra ya le supera hasta Salvador Illa en valoración y que ERC es la favorita para unas elecciones. Y que el sí a la independencia de Cataluña está, con el 50,5% de 'noes', en su punto más alto de rechazo desde que ese organismo empezó a preguntar por ello en 2014. Y nadie representó los intereses catalanes en san Millán de la Cogolla.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
35 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios