SEGÚN EL CENTRO DE ESTUDIOS DE OPINIÓN (CEO)

El 50,5% de los catalanes rechaza la independencia, el dato más alto desde 2014

Hacia la misma tendencia se dirige la percepción sobre el encaje de Cataluña en España

Foto: Manifestación en Barcelona en el segundo aniversario del referéndum ilegal del 1-O. (EFE)
Manifestación en Barcelona en el segundo aniversario del referéndum ilegal del 1-O. (EFE)

El apoyo a la independencia cae con fuerza en Cataluña. Según datos de la última encuesta del Centro de Estudios de Opinión (CEO, el CIS catalán), el 50,5% de los catalanes no quiere que Cataluña se convierta en un Estado independiente. Por primera vez desde que se introdujo hace seis años esta pregunta en las encuestas, esta magnitud supera la mitad de la población, mientras que los partidarios de alcanzar la independencia se sitúan en el 42%, una de las notas más bajas de los últimos tiempos. En el anterior barómetro, los partidarios de la independencia sumaban el 44,9% frente al 47,1% que la rechazaban.

El salto cuantitativo, pues, es importante. Hacia esa misma tendencia se dirige también la percepción sobre el encaje de Cataluña en España. En el último sondeo, el 33,9% cree que Cataluña debe ser un estado independiente (en la anterior oleada, esta magnitud llegaba al 35,5), mientras que los que creen que debe ser una comunidad autónoma suben al 29,6% (antes eran el 26,8%) y los que apuestan por un estado dentro de una España federal se sitúan en el 22,9% (estaban en un 23,9%). Solo un 6,8% apuesta por que sea una región de España. El sondeo fue realizado entre el 25 de junio y el 21 de julio pasados.

En las preguntas sobre el sentimiento de pertenencia, el 40,6% se considera tan español como catalán (en la anterior encuesta era el 39,1), mientras que los que se sienten solo catalanes suben al 22,9% (antes eran el 22,3). Los que se sienten más catalanes que españoles, en cambio, bajan el 20,1 (antes eran el 22,6%); los que se sienten más españoles que catalanes se sitúan en el 4,8 % (antes estaban en el 4,1) y los que se sienten solo españoles bajan del 6,5 al 5,5%.

Respecto a un posible referéndum, la encuesta destaca que el 50,4% está de acuerdo con la afirmación de que los catalanes tienen derecho a decidir su futuro como país votando en un referéndum, mientras que el 27,9% está "bastante de acuerdo". Por contra, el 9,4% está en desacuerdo y el 6,4% está “muy en desacuerdo”. Estos sentimientos son muy similares a los de la encuesta de febrero.

Manifestación del primer aniversario del referéndum ilegal del 1 de octubre. (EFE)
Manifestación del primer aniversario del referéndum ilegal del 1 de octubre. (EFE)

En cuanto a intención de voto, ERC se lleva la palma, ya que el 19,4% de los encuestados elige a esta fuerza como su favorita o a la que votará esi se celebrasen elecciones autonómicas ahora mismo. Le sigue en intención de voto el PSC, que llega al 12,1%, seguido de Junts per Catalunya (101), Catalunya en Comú Podem (7,9), la CUP (4), Ciudadanos (3,3) y el PP (1,8). Estas magnitudes son iguales que en la anterior encuesta, aunque con porcentajes mucho más empequeñecidos.

Si las elecciones fuesen las generales, ERC seguiría ganando con un 17,6% de intención de voto, seguida muy de cerca por el PSC, con el 15,7%. Le seguirían los comunes, con el 9,8%; Junts per Catalunya (8,4), la CUP (3,5), Ciudadanos (3,2) y el PP (2,8). Vox sí se quedaría en ese contexto con el 1,4% de intención de voto. En estos meses, si algo se evidenció es que el PSC acorta distancias con los republicanos y el apoyo a Vox se reduce en un punto.

La crisis cambia las percepciones

La percepción de los problemas que tiene Cataluña también ha sido trastocada por la crisis sanitaria. El 29,4% de los catalanes cree que la sanidad es en estos momentos el problema más importante, seguido de la insatisfacción con la política (15,3%), las relaciones Cataluña-España (14,3%), el paro y la precariedad laboral (13,7%) y el funcionamiento de la economía (8%). Hace tan solo cuatro meses, el principal problema eran las relaciones entre Cataluña y España (24,3%), la insatisfacción con la política (21,5%), el paro (14,3%) y la sanidad (6,2%).

También se hunde la percepción de la economía catalana. El 75,3% cree que la situación económica de la comunidad está peor que hace un año y el 41,4% cree que empeorará en el futuro, mientras que solo el 24,3% cree que continuará igual y el 24,8% tiene esperanza en que mejore. En cambio, la situación económica de los encuestados es, mayoritariamente, la misma que hace un año y solo el 33,5% cree que ja empeorado.

Los catalanes también ven la situación política de Cataluña peor que la de España: el 53,5% la consideran mala, mientras que solo el 50,4% consideran mala la de España. En cambio, el 20% de los ciudadanos ven la situación de Cataluña muy mala y el 23,9% ven la de España muy mala.

Valoración de los líderes

Los políticos catalanes tampoco transmiten una gran confianza a la gente. La valoración media es de 3,77 sobre 10 puntos. Y hay un detalle que invita a la reflexión: el 20% de los encuestados les da un cinco. Pero el 20,2% les da un cero de confianza. Respecto a los políticos españoles, la situación es peor: su nota media es de un 2,78 y mientras que el 15,8% les da un cinco raspado, el 29,1% les da un cero. Las magnitudes en estos apartados son muy similares a las de la anterior oleada, aunque crecieron unas décimas las magnitudes negativas.

El presidente de ERC, Oriol Junqueras. (EFE)
El presidente de ERC, Oriol Junqueras. (EFE)

En valoración de líderes, el único que aprueba es Oriol Junqueras, que obtiene una nota media de 5,72, seguido del ministro de Sanidad, Salvador Illa (4,97) y de la secretaria general de ERC, la fugada Marta Rovira (4,82). A estos, les siguen el podemita Jaume Asens (4,81), el líder parlamentario de la CUP, Carles Riera (4,80), la líder de los 'comuns', Jessica Albiach (4,46), el presidente de la Genealitat, Quim Torra (4,18), el fugado Carles Puigdemont (4,05), el líder socialista, Miquel Iceta (4,02), el líder del PP, Alejandro Fernández (2,61) y los líderes parlamentarios de Ciudadanos, Lorena Roldán (2,5) y Carlos Carrizosa (2,23).

La valoración del Gobierno de la Generalitat tampoco está para echar cohetes: la nota media que saca es de un 4,07 (el 16,7% lo valora con un cero pelado), mientras que la del Gobierno español llega a solo el 3,84 (y el 16,9% les otorga un cero). Se da la curiosidad de que las notas negativas de ambos gobiernos se atenuaron y subieron con fuerza las notas positivas respecto al anterior sondeo.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios